Policiales

Harán un ADN a los animales

Cierran una carnicería e investigan si la carne era de procedencia ilícita

16|02|19 09:50 hs.

El abigeato y sus delitos derivados, como la faena clandestina, no dejan de ser un problema en nuestro distrito. A los públicos pedidos de los ruralistas locales para que se cree una fiscalía especializada en Tres Arroyos, se sumaron en las últimas horas no pocos hechos de abigeato en los campos del partido y la consiguiente preocupación de los productores. 


En ese sentido, LA VOZ DEL PUEBLO pudo conocer el malestar de algunas víctimas que, por temor a represalias, no quisieron dar a conocer su identidad pero si los hechos que habían sufrido. 

Aparentemente, la cantidad de casos cometidos en las últimas horas era importante, por lo que la presión sobre la autoridades no fue poca. Así, en las últimas horas, fue clausurada una carnicería en la que fueron incautados 251 kilos de carne que, por estas horas, están siendo sometidas a cotejos de ADN para determinar si pertenece a los mismos animales faenados en campos de esta zona.

Según se indicó de manera oficial, a raíz de tareas investigativas realizadas por personal de Comando Prevencion Rural de esta ciudad, se realizó una inspección en conjunto con la dirección de Bromatología en un local ubicado en la avenida Alem 825, donde al finalizar la tarea se procedió a la clausura preventiva del lugar, en principio, por carecer de habilitación municipal. 

De acuerdo a lo informado en el parte oficial entregado a la prensa tras el procedimiento del jueves, en ese registro domiciliario se encontró mercadería “de procedencia dudosa, sin sello de faena ni factura del proveedor. Ante tal situación, se realizó un acta de constatación, ya que se estarían violando los art 49 inciso C, 53 inciso A y 133 del Código Contravencional Municipal. 


El personal del CPR trabajó junto a los inspectores de Bromatologìa


Las actuaciones fueron giradas al Juzgado de Faltas Municipal y, al mismo tiempo, se realizaron actuaciones penales por separado. También se indicó que, entre los 251 kilos de carne que fueron secuestrados, había carne vacuna y de cerdo”. 

Fuentes del caso, comentaron a este diario que los investigadores se encuentran abocados a la realización de los estudios que permitan determinar si esa carne pertenece a alguno de los damnificados de los últimos hechos delictivos de los últimos días. 

Reclamos sectoriales 
La repetición en los casos de abigeato en campos del distrito es un tema que cerró la agenda de seguridad en 2018 y, en la actualidad, se metió en el temario de la Mesa Redonda de la 50ª Fiesta Provincial del Trigo. Cabe recordar que, en la primera semana de diciembre, se realizó un encuentro entre representantes del sector del campo tresarroyense, el presidente de Carbap, funcionarios políticos, policías y fiscales de la UFI especializada en delitos rurales del Departamento Judicial de Bahía Blanca. 

Durante el encuentro, se dijo que, oficialmente, se conocieron 33 hechos de abigeato en ese año, aunque es un secreto a voces que los casos son muchos más. 

Tras esa reunión, hubo algunos avances en investigaciones relacionadas con la comercialización de carne robada y hasta interceptaciones de sospechosos en operativos preventivos, pero el problema seguiría lejos de solucionarse. 

A tal punto que, días pasados, dirigentes de la Sociedad Rural de Tres Arroyos aseveraron que, la ola de casos de faenamiento clandestino, trajo aparejada la decisión en algunos productores, de vender su hacienda en provincias como La Pampa, ante la falta de garantías de finalización del proceso de producción de ganado. 

En tanto, por último, en forma reciente el Secretario de Producción, contador Carlos Bayúgar, anunció que la seguridad rural podría ser uno de los temas propuestos para la próxima Mesa Redonda que se llevará a cabo en el marco de la 50ª Fiesta Provincial del Trigo. 

Un encuentro que, históricamente sirvió para debatir temas políticos y económicos relacionados con la producción del campo, por primera vez, haría foco en la inseguridad que acosa al sector.