La Región

Claromecó

La estación de servicio y su renovada versión

16|02|19 10:25 hs.

La estación de servicio de Claromecó, la única de la localidad, mostró a lo largo del verano una renovada imagen, con nuevas y más prestaciones, aspectos que son más que celebrados por residentes del lugar y turistas, ya que la evidente remodelación permite una mejor y más rápida atención a los clientes. 


La nueva etapa se dio a partir de una importante inversión que se efectuó en el último tiempo. Fue por parte de la empresa propietaria de la mencionada estación de servicio. Se trata de Petroclaro S.A, del necochense Matías Larraburu. Los trabajos comenzaron en octubre del año pasado y pudieron ser concluidos en forma reciente. Para esta temporada, se amplió la cantidad de bocas de expendio, mientras que hizo una relevante ampliación del shop, como así también se acondicionó el playón. 

Y la idea es llevar adelante un trabajo de parquización y sumar un cuerpo de sanitarios. “Claromecó ha crecido mucho y se necesitaba que la estación de servicio crezca en infraestructura y en prestaciones”, indicó a este diario Javier “Toti” Rens, encargado del lugar. 


Toti Rens, responsable del funcionamiento de la nueva estación de servicio


Antes de la remodelación, la estación de servicio contaba con sólo cuatro picos de despacho de combustible: dos de nafta súper, gasoil y V-Power diesel. La capacidad de aquel entonces no era suficiente y los reclamos de los usuarios, principalmente de los turistas que llegaban durante los fines de semana, eran reiterados.

Pero en la actualidad, la oferta se amplió de manera considerable gracias a una fuerte inversión que una familia oriunda de Necochea hizo en la expendedora. “Se cambiaron los cinco tanques. Tenemos doce picos: seis de nafta súper, dos de V-Power nafta, dos de Fórmula diesel y dos de V-Power diesel”, remarcó. 

8: Es la cantidad de empleados que trabajan en la estación de servicio 


De 6 a 24: El horario de funcionamiento de la expendedora de combustible, la única de Claromecó 


Rens sostuvo que “era una necesidad que Claromecó tenía. Antes trabajábamos con un tanque de 20 mil litros de Súper. Eso hacía que en los fines de semanas, cuando venía mucha gente, nos quedábamos sin combustible. Hoy tenemos 40 mil. El doble. Además se anexó el V-Power nafta, con otros 20 mil litros. El problema de desabastecimiento no se va a volver a dar”. 

Al tener en cuenta la nueva etapa de la estación de servicio, y considerando que se sumaron más prestaciones, Rens expresó que se incorporó más personal. “La necesidad en ese sentido era rotunda. Hay dos playeros por turno, mientras que en el shop hay tres personas. El horario es de 6 a 24”, indicó Rens, quien agregó que para un futuro se evalúa abrir las 24 horas, siempre y cuando se pueda contar con la posibilidad de que un patrullero policial garantice la seguridad durante la madrugada. “Las naftas son de Shell, mientras que el gasoil es de YPF”, manifestó Rens, quien está a punto de cumplir 27 años en la estación de servicio. 


Las instalaciones reflejan el gran cambio en la expendedora de combustible de Claromecó


Entre sus apreciaciones, manifestó que “la estación de servicio es blanca, pero los combustibles son de Shell y de YPF”. Aunque no dio mayores detalles, Rens agregó que en un futuro “se buscará ponerle una bandera”. 

Posteriormente, el claromequense destacó que “se hizo una inversión muy importante” por parte de los propietarios. “Para mí, que hace casi 27 años que estoy en la estación, que fue cuando empecé con mi padre, es una nostalgia muy linda. Es un anhelo que me hubiese gustado disfrutar con él”, remarcó Toti, recordando a su padre Enrique, quien fue el responsable de haber instalado la estación hace 27 años y que hace cinco se la vendió a los actuales titulares.

El shop 
El shop, cuyas instalaciones son totalmente nuevas, cuenta con todas las bondades que suele ofrecer un espacio de esas características. “Hay café, hamburguesas, panchos, gaseosas, sandwiches de miga y de milanesas, agua caliente, leña y carbón”, describió. 

En sus apreciaciones, manifestó que “la idea es que el shop siga abierto durante todo el año”, mientras que agregó: “Y que la gente empiece a venir. Trabajamos con todas las tarjetas de débito y crédito”.