La Región

Carlos Avila

“Se necesita con urgencia la obra de desagües pluviales”

21|02|19 10:47 hs.

Tras la última tormenta que se registró en Claromecó, la cual generó anegamientos de calles y algunas complicaciones, Carlos Avila fue contundente. “Se necesita con urgencia la obra de desagües pluviales”, indicó el director del Ente Descentralizado en diálogo con este diario. 


El funcionario dejó en claro que desde el organismo se efectúan trabajos de emergencias y paliativos cada vez que las intensas precipitaciones -como las del pasado lunes- azotan en Claromecó. Sin embargo, consideró que la ejecución de un proyecto sobre desagües pluviales “es lo que venimos pidiendo desde el primer día de gestión. Es una obra de suma urgencia”. 

La última tormenta, con caída de 40 milímetros en media hora, que se descargó en la localidad provocó anegamientos de calles. El problema se repite hace tiempo, más allá de que últimamente desde el Ente Descentralizado se pusieron en práctica alternativas para paliar la situación cada vez que las precipitaciones generan complicaciones en diversos puntos de la localidad. “En la medida de nuestras posibilidades, nosotros damos respuestas. Enseguida salimos a trabajar”, indicó Avila, quien agregó que el día de la tormenta “trabajamos hasta las 12 de la noche, mientras que a la jornada siguiente -por el martes- retomamos las tareas a las seis de la mañana”, sostuvo. 

Más allá de eso, el funcionario dejó en claro que lo mencionado “dista de ser lo ideal”, mientras que afirmó que la necesaria obra de pluviales “escapa a las posibilidades del Ente. Está muy lejos de nuestro alcance, ya que cuadruplica o quintuplica el presupuesto que necesitamos para un año”. 

Al considerar esa coyuntura, Avila reiteró que “le entregamos planos de los pluviales a cada uno de los funcionarios, ya sean nacionales, provinciales y diputados, que han pasado por Claromecó”. “Desde el Ente es imposible afrontar una obra de semejante magnitud”, expresó el delegado. 

Entre sus apreciaciones, señaló que en sectores puntuales en los que el agua genera anegamiento de calles “pusimos bombas que extraen 60 mil litros por hora. Todavía seguimos trabajando en varios lugares. Tratamos de dar respuestas, las cuales sabemos que son parciales. Hacemos en la medida de nuestras posibilidades”. 

“Hay muchas cosas por hablar en la Comisión de Turismo. La idea es hacer junto a sus concejales una evaluación en torno a las ordenanzas que se sancionaron y trazar metas para la temporada que viene”, indicó en referencia a lo que se viene


Análisis y modificaciones 
Avila efectuó una evaluación sobre el saldo de la temporada, aunque, más allá de eso, adelantó que buscará generar una reunión con la Comisión de Turismo del Concejo Deliberante para poner sobre la mesa su punto de vista con respecto a lo que dejó el verano en Claromecó. “Hay muchas cosas por hablar en la Comisión de Turismo. La idea es hacer junto a sus concejales una evaluación en torno a las ordenanzas que se sancionaron y trazar metas para la temporada que viene”, indicó. 

Según su punto de vista, “desde el Ente buscamos que la temporada sea un poco más prolija que la del año pasado. Parcialmente lo pudimos lograr a eso. Hay muchas cuestiones que se tienen que mejorar; y otras sobre las que hay que trabajar, como por ejemplo, nocturnidad y fiestas al aire libre”. 

Sobre ese punto, Avila indicó: “Como todos los años, para los primeros días de marzo pido una reunión con la Comisión de Turismo para informar cómo fue la temporada y para expresar qué cosas se pueden modificar. Además, para dar a conocer el plan de trabajo que va a encarar el Ente y ver si ellos -por los concejales- están de acuerdo”.

Avila, además, señaló que “sería un paso muy importante tener legislado” los temas de fiestas al aire libre, mientras que “habrá que hacer un análisis bien pormenorizado sobre los food trucks y venta ambulante. Es la forma de seguir avanzando para tener una temporada más prolija”. 

Desde marzo 
Con la temporada en su recta final, Avila ya trazó una agenda de trabajo que comenzará el 1° de marzo próximo y que finalizará el 10 de diciembre. “Serán 179 días, sacando los feriados, para hacer todos los trabajos pensados para este año”, adelantó. 

En ese sentido, describió que entre marzo y abril se comenzará una tarea de embellecimiento en la senda marítima. “Tenemos que aprovechar esos meses para plantar las flores. Además, vamos a iluminar todo ese camino para que sea más atractivo”, remarcó. 

Otro de los trabajos previstos desde el Ente para este año gira en torno a la ampliación del edificio de la Biblioteca Popular Bernardo Houssay. “Aportaremos mano de obra para agregarle un cuerpo más al que ya tiene”, expresó. Entre otras iniciativas ya puestas en agenda, 

Avila anticipó que se intervendrán veredas céntricas para dar otro paso en la idea de ofrecer un balneario accesible. “Será la primera etapa. Haremos rampas en todas las esquinas. Se busca que en un par de años, las calles que tienen cordones y asfalto cuenten con esa posibilidad”, sostuvo. 

A su vez, anticipó que se trabajará también en embellecer y parquizar un sector lindante al arroyo, en inmediaciones del puente vehicular y del lado de Barrio Parque Dunamar, siempre en lo que son tierras municipales. 

En tanto, señaló que se llevará adelante la segunda etapa de trabajos de embellecimiento en el acceso a Claromecó. “La presentación es parte de la imagen que la gente se lleva del pueblo”, subrayó. 

     ********************************************************************************

Un parque termal
La idea de que Claromecó cuente en un futuro con un parque termal movilizó a Carlos Avila. De hecho, el delegado ya mantuvo contactos con referentes de Carhué, lugar en el que ya existe un predio destinado a esa prestación. “Queríamos saber qué costos, posibilidades y cómo se desarrolló ese proyecto; si fue a partir del Estado o de un privado”, remarcó. “El turismo termal tiene una gran convocatoria. Y Claromecó, en invierno y primavera, adolece de algún incentivo para que el turista llegue a la localidad en esa época. Es una buena alternativa”, señaló. 

Avila, con respecto al avance de esta idea, se mostró cauto. “En principio vamos a ver si es viable. Ni siquiera se pensó en el lugar donde funcionaría. También hay que considerar si las fuerzas políticas y, sobre todo el pueblo, está de acuerdo en la ejecución de este proyecto”, afirmó.