Sociales

Sobre avenida Ituzaingó

Ramé, un jazz club diferente

24|02|19 16:26 hs.

Desde hace unos días Tres Arroyos y la avenida Ituzaingó tiene en el 409 otra propuesta. Se trata de Ramé Jazz Club la nueva opción que como alternativa se brinda tanto como salida musical y gourmet a la vez. Por esto LA VOZ DEL PUEBLO estuvo en el local con sus dueños, Matías Rosarios y Leandro Herrera. 


Ellos contaron de qué se trata y cómo surge esta idea. Matías es quien toma la palabra contando que es de capital federal y allá tenía una carrera en la producción de música electrónica. Pero su pareja es tresarroyense (Sole Turienzo) y "para que los niños tuvieran una mejor vida nos instalamos acá. Todo un gran cambio en cuanto a ciudad y vida sumado a mi actividad laboral allí. Ahí me empiezo a desarrollar en la actividad de la gastronomía porque Sole tenía un emprendimiento de este tipo hasta diciembre de 2018". 



Esto lo llevaron a cabo durante cuatro años y ahora surgió Ramé, "que lo arrancó Leandro. Este es un lugar con mucha historia, funcionó un hotel de inmigrantes, una parte de El Viejo Quilmes, un centro espiritista y el Vagón de los Nadie como centro contracultural. Nosotros se lo alquilamos a Magalí Lazarte que es la dueña para empezar el proyecto".

La idea 
Ramé iba a ser una cervecería, pensada por Leandro, pero cuando se incorpora Matías deciden darle un giro en virtud que "competir con Siciliana que elabora su propia cerveza era ridículo. Le dije de darle otro tinte, comida más gourmet, una música más elegante -el jazz lo es-, algo de cocktelería y también un lugar donde se pueda consumir comida vegetariana por tener una carta de ella". 



La idea no era catalogarlo ni como restaurante ni bar, surgieron varias alternativas "y optamos por un club de jazz. Que quizás se pueda transformar en un bar de tapas o de picadas o solamente bar, pero que se mantenga la de shows en vivo porque queremos que sea un espacio cultural. Ahora no lo estamos pudiendo desplegar porque recién arrancamos, pero que funcione como una galería de arte también. De hecho el Ruso Sabatini hizo un montón de cosas y también tenemos cuadros de Fernando Goin -en la sala hay uno de Agustín Tosco- del que vamos a hacer una retrospectiva en marzo o abril". 

Todo esto se conjuga en un espacio en el que tanto el interior como su exterior tiene una estética diferente. La presencia de Ramé al lado de la Siciliana da una imagen diferente que hace que la vereda del 400 de Ituzaingó se parezca a un patio. 


Anoche, Sergio Beresovsky Cuarteto hizo de las delicias de los presentes


Además de ser "creo yo, el único restaurante vegetariano de la ciudad", dice Matías. Una de las cuestiones a imponer "es este tipo de comidas. Y una de las dificultades fue esa de conseguir un jefe de cocina que se adapte a ello. Sumando a las verduras y legumbres los quesos, los lácteos; también hay cocina vegana".  

La búsqueda 
El camino a recorrer va a ser duro dice Matías porque "imponer este tipo lugar cuesta. Todo lo que rodea y forma parte tiene su porqué; todo lo construimos nosotros, los bancos, las mesas, las sillas, el techo... todo nosotros. Fue improvisación pura sumado a que cuidamos hasta el detalle de lo más mínimo para que sea acorde a nuestra idea". 



Haber plasmado esta propuesta en nuestra ciudad no deja de ser una apuesta fuerte pues "en capital ya no es novedad. Digamos también que en el país no hay muchos club de jazz pero mi idea no es que sea esto exclusivamente. La idea del jazz club tiene que ver con la ambientación que tiene la arquitectura del lugar no con la música que se escucha". 



Esto es más que cierto pues en la inauguración hubo dos bandas de jazz, un cantautor español que hizo algo totalmente distinto más parecido al rock y Estado Pragmático. Matías reconoce que esto "de la música electrónica se lo encasilla con las fiestas y no es así porque Gustavo y Juan hacen música experimental muy buena. Que sirva de paso para músicos que van de capital a Bahía y vean esto como su lugar de paso... acá no va a faltar música". 

Imagen 6

Mientras charlamos se acerca Leandro que estaba trabajando en la regulación de las canillas de las choperas y cuenta que "queremos ser también una opción para que se pueda después de las 12 de la noche tengas dónde comer algo. Por esto hoy estamos con la cocina abierta hasta la 1. Veremos qué cambios hacer para el invierno y así captar otro tipo de público. El atraerlo con una propuesta que le signifique lo mismo comer en su casa que acá, un menú casero y rico”. 

El proyecto está en marcha y los primeros días muestran el crecimiento ya que anoche estuvo presentándose Sergio Beresovsky Cuarteto y nuevamente el lugar se colmó.