116 años junto a cada tresarroyense

ST 10. 8°
Nubes aisladas

Sociales

Sergio Manganelli

“Al libro lo siento como un regalo de la vida”

03|03|19 11:18 hs.

Sergio Manganelli cuenta que tiene seis hijos, que plantó cientos de árboles y que escribió un libro. El primero en su extenso camino en su vida como escritor. Y sobre ese último logro, también siente orgullo. “Sangre de toro”. Así se denomina a la publicación que, como idea, nació en 1999 de la mano del poeta Luis Tedesco. “Dicen que veinte años no es nada, pero es mucho”, dice Manganelli en diálogo con este diario al referirse a las dos décadas que le llevó sacar el libro a la calle. 


El autor siente un cariño especial por Claromecó. De hecho, sus últimas vacaciones las pasó en el principal balneario del distrito. “Me atrae mucho lo relacionado con el mar y la marinería, básicamente. Si bien no tengo experiencia en la navegación ni en esas cosas, me atrajo mucho el tema del faro y el lugar. Por eso este año volvimos con mis hijos”, cuenta Manganelli antes de meterse de lleno en abordar cuestiones ligas a su publicación.   


“Sangre de toro”


- ¿Cuánto tuvo que ver Claromecó en el libro? 
- En realidad, el mar tuvo mucho que ver en el libro. Y Claromecó sirvió para darme la energía para poder concretar la idea de este libro, que venía muy lenta. La idea de este libro la habíamos hablado con el poeta Luis Tedesco, dueño del Grupo Editor, en el año 1999. Pero por diversos motivos se fue posponiendo. Y recién salió en noviembre pasado. Se fueron alineando los planetas y apareció el libro. Veinte años después. El libro esta ordenado, respetando ciertas formas de la lidia de toros, pero no tiene nada que ver con la tauromaquia ni con los toros y toreros. Es una alegoría de la vida, del sufrimiento y de la sangre en la arena de vivir. 

Sergio Manganelli nació en Haedo, provincia de Buenos Aires. En la actualidad, reside en San Antonio de Padua, al oeste del Conurbano bonaerense. Sus poemas y artículos han sido publicados en una importante cantidad de argentinos -incluso en LA VOZ DEL PUEBLO-, de México y de España. 

Asimismo, fueron difundidos en revistas culturales y literarias de Argentina, Cuba, Italia, España, México, Estados Unidos, Puerto Rico, Francia, Colombia, Venezuela, Chile, Brasil y Honduras. El autor obtuvo una treintena de premios y menciones en nuestro país y en el exterior, entre los que se destacan: Premio de Poesía de la Universidad de Cali, Colombia (2011) y el Premio de Poesía “Leopoldo Marechal” que otorga el municipio de Morón. 

“Escribo desde que era muy pibe. Tenía doce años cuando empecé. Alrededor de los veinte, me animé a enviar a mis textos a algunos diarios y revistas. Fue contra los pronósticos de algunos colegas que me decían que los diarios grandes no me iban a dar lugar”, recuerda el autor sobre sus primeros pasos como escritor. 


Sergio Manganelli tiene un especial sentimiento por Claromecó y, principalmente, por el mar


Sin embargo, esos augurios negativos que recibió en aquel entonces no se materializaron. “He publicado en diarios y revistas, como así también en revistas culturales de varios países”, asegura.

“El trabajo publicado tiene un encanto distinto. Es como cuando el pintor cuelga el cuadro. Yo no soy pintor pero supongo que debe ser así. El pintor pinta porque quiere comunicarse, al igual que todos los artistas. Y en el momento en que esa persona encuentra un clavito solidario para colgar su cuadro, siente la satisfacción de que eso está exhibido y que le llega a alguien”, afirma. 

Y en ese sentido, rescata: “Con el tema de la poesía es más o menos lo mismo. Es ir dejando mensajes y señales para que otro encuentre lo que uno quiere decir. El libro es un racimo de diferentes cosas. Es un compendio de situaciones y sensaciones de vida y de cosas que a uno lo enamoran, lo entristecen o lo apenan. Es un libro que tiene mucho de muchas cosas”. 

Sobre “Sangre de toro”, cuyo prólogo es del reconocido músico Víctor Heredia, describe: “Hay poemas que abordan temas muy variados. Tiene distintas cosas. Se puede encontrar el poema dedicado a un obrero que se cayó de un andamio y se mató. También se puede leer algún poema de amor no demasiado meloso. Además, hay poemas con mucho contenido social, de infancia, de terruño, de patria y de lugar propio”. 

“Más poesía” 
A modo de reflexión, Manganelli sostiene una idea clara. “Estamos en un mundo que precisa más poesía y más compromiso de la gente. Es necesario enamorarse más de las situaciones, de los lugares y de la gente, y no tanto de las cosas materiales. Estamos en un mundo cuya sociedad en general vive muy apegada al éxito bobo, al consumismo y a la cosa utilitaria”, dice. 

Sobre el cierre, el autor deja en claro lo que para él significa “Sangre de toro”. “Al libro lo siento como un regalo de la vida. Lo siento como el cierre de un ciclo y quizá como la apertura de otro”.    

          --------------------------------------------------------------------

En La Voz del Pueblo
Desde hace alrededor de un mes que en nuestra edición web de LA VOZ DEL PUEBLO venimos publicando los textos que Sergio Manganelli envía desde "mi mesa marinera del Parador Borneo, frente a un mar de nostalgia y soledades".

Han tenido una automática aceptación por parta de nuestros lectores, y si todavía no tuviste la posibilidad de leerlos, acá te dejamos el listado: