La Ciudad

Nicolás Ambrosius, presidente de CELTA

“No están bien hechas las cosas”

05|03|19 09:23 hs.

El presidente de CELTA, Nicolás Ambrosius, señaló ayer en un diálogo con La Voz del Pueblo que “no están bien hechas las cosas, a mi modesto entender”. 


Sus declaraciones están relacionadas con el origen de la deuda que las cooperativas poseen con Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico), cuyo monto trascendió ayer en medios de comunicación. Argumentó que “se viene dando hace bastante tiempo. Cammesa incrementa la energía a las cooperativas y las distribuidoras, después la Provincia tarda en convalidar esos aumentos para la población. Es un problema tremendo, no hay forma de poder absorberlo, debe hacerlo la cooperativa o la distribuidora. Genera desfasajes de dinero que van originando una deuda. La cooperativa no lo puede cobrar al usuario, hay muchas que están en la misma situación”. 

Puntualizó que CELTA acordó con Cammesa el pago en doce cuotas. El monto que adeuda la entidad local es de 53,3 millones de pesos. “Esto que sacan a publicidad es un poco también para presionar, a nadie le gusta figurar en una pantalla”, sostuvo sobre la difusión de los montos en la televisión. 

Y agregó: “por otro lado, el Gobierno le ha perdonado a Edenor y Edesur tres mil millones de dólares. No hace mucho, el año pasado. Es harina de otro costal, aunque del mismo tema”. De todos modos, dejó en claro que “lo tenemos arreglado y está para pagar. Lo que sí es complicado, ahora viene el Incremento de Costos Tarifarios, para recuperar lo que no pudieron cobrar las distribuidoras y va a incrementar las facturas. Será a partir del mes que viene”. 

En este contexto, consideró que “tendría que ser todo automático, la suba del costo mayorista y el aumento en la factura, para no generar este tipo de desfasajes que después es complicado arreglar”. 


En C5N, la imagen que grafica la deuda de las cooperativas con Cammesa. CELTA abonará en cuotas un total de 53,3 millones de pesos


Realizó una diferenciación con las cooperativas de localidades más chicas, como es el caso en nuestro distrito de Claromecó, Orense y San Francisco de Bellocq. “No tienen ese problema porque no le compran a Cammesa, sino a la cooperativa. Reciben el aumento cuando ya está trasladado por la Provincia al usuario”, explicó. 

Reiteró que “ya se arregló la deuda con Cammesa. Estaba bueno para ellos publicarlo, tienen todo el derecho del mundo” y puntualizó que, más allá de las dificultades, “siempre nos recibieron y hay un buen diálogo”. 

El viernes 15 se llevará a cabo una reunión de delegados “para informar a la población y a la prensa que esté presente. Ya la habíamos programado y anunciado en forma previa a que se difundiera hoy (por ayer) la deuda en televisión”.

La facturación 
Por otra parte, hizo referencia a los cambios en la facturación del servicio eléctrico. La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia otorgó en forma reciente un plazo de diez días a las entidades, para que prestaciones ajenas a la energía se cobren por separado. 

El presidente Mauricio Macri se pronunció en Twitter y cuestionó el proceder de las cooperativas. “Hubo marcha atrás y marcha adelante varias veces. Primero que sí, después que no, y así siguió. Ahora directamente el presidente ha dicho que hay que hacernos sumariar o algo similar si no facturamos por separado los conceptos ajenos a la energía”, sostuvo Ambrosius. 

En su análisis, planteó que “es una lástima porque para muchas instituciones era una forma de juntar dinero a través de la cuota social con la factura de luz. Todo pago ajeno a la electricidad en la cooperativa es cobrado con el consentimiento del asociado, en forma voluntaria y luego de una firma de adhesión. Pero así están dadas las cosas y así es como hay que funcionar, es otro año complicado”. 

Sobre la postura de Macri, respondió que “quiero creer, con todo respeto lo digo, que el presidente no conoce la función que cumplen las cooperativas en las comunidades, no solamente en Tres Arroyos. En muchos lugares más pequeños a veces hasta cubren necesidades que no puede prestar el Estado, como el servicio de agua o de gas. Eso también se va a ver afectado, si no se puede englobar todo en la misma factura será complicado poder seguir prestando ese servicio”. 

En este sentido, manifestó que “me parece que hay un desconocimiento muy grande del Gobierno de lo que son las cooperativas y la función que cumplen, sino no estarían tan en contra, hay como una cierta animosidad”. 

Recordó que la medida tomada con la facturación “surge por el reclamo de un asociado, iba el presidente caminando por Luján y le dijo ‘mire lo que nos están cobrando estas cooperativas en las facturas de luz’. Ahí arrancó todo, entonces se prohíbe y no es así, lo digo con todo respeto –reiteró-. Hay que hacer una evaluación, charlar con los sectores”. 

Ambrosius subrayó que “este Gobierno siempre se vanaglorió de trabajar a partir del diálogo y el consenso, podríamos haber tenido la oportunidad de explicar cómo son las cosas. Son medidas arbitrarias que a lo mejor van a generar más perjuicios que beneficios”.  

Las inversiones 
En la entrevista con este diario, expresó también que “tenemos un servicio que es muy bueno. Gracias fundamentalmente al aporte del asociado con la cuota capital durante tantos años, todas las obras que se hicieron en la cooperativa durante el gobierno pasado, esto está garantizado”. 

Para describir la dimensión de la deuda con Cammesa, señaló que “es menos de un mes de facturación de la cooperativa. No corre peligro el servicio ni la economía de la entidad. Para quien no conoce en profundidad los números suena como tremendo, pero no es así para nada”.

Finalmente, valoró que “la red está funcionando correctamente. Se hicieron subestaciones nuevas, se está terminando un anillado para poder alimentar la ciudad desde dos lugares y queremos automatizar las subestaciones para maniobrar desde una computadora. No es casualidad, es consecuencia de las inversiones que se han realizado”.