La Ciudad

En Claromecó y con el apoyo del COA

Asoma un nuevo sitio educativo y de conservación de la biodiversidad

05|03|19 09:55 hs.

Desde el año pasado el Club de Observadores de Aves Cauquenes-Claromecó viene estudiando un sitio conocido como La Isla, perteneciente a una familia que comparte la intención de conservar el lugar como espacio para el conocimiento de las especies vivas que allí se desarrollan, y que se encuentran a la altura de la primera cascada del Paseo del Arroyo. Por medio de un comunicado, el COA dio a conocer un anticipo en el que han podido registrar flora y fauna propias del lugar.


Para proteger 
En el apunte que entregaron a ésta redacción dieron a conocer que “Aves Argentinas, es una organización nacional miembro de BirdLife Internacional, que protege desde hace 100 años las aves silvestres y la naturaleza, desarrollando proyectos y actividades de conservación, investigación, educación y divulgación”. 



Entonces aclaran que como grupo de socios conforman el “Club de Observadores de Aves Cauquenes-Claromecó”. A partir de esa pertenencia afirman que “compartimos y asumimos la misión de potenciar esas acciones en nuestra localidad. La protección de áreas y sitios de importancia para la conservación de ambientes, que promuevan la educación ambiental, alienten el disfrute de la naturaleza y la pasión por la observación de las aves, es uno de nuestros objetivos”. 



Asimismo aseguran que apoyan y celebran “la creación de la Reserva Natural Municipal Claromecó, difundiendo mediante fotografías y salidas de observación para conocer sus diferentes ambientes y ecosistemas”.   

Un proyecto 
Cuentan también que han presentado, “ante las autoridades municipales de Tres Arroyos, un proyecto para mejorar el Circuito de las 7 cascadas o Paseo del Arroyo, asegurando la recreación de la mano de la conservación”. 



Fue en este contexto que llegó la novedad. “Así nos encontramos con Luis Iturricastillo, más conocido como “Cacho”, que nos invitó a conocer “La Isla”, el sueño compartido con sus hermanos, un verdadero paraíso natural con mucho potencial educativo. Desde el 2018 nos brindó su apoyo y permitió el acceso al espacio predial para realizar una serie de estudios sobre la fauna y flora del lugar, para un proyecto desde CONICET-INTA Barrow”, precisaron. 


Una lechuza del campanario fotografiada por Analía Belaus


Las especies 
Ese encuentro permitió que se pueda investigar “la riqueza biológica de este bello sitio ubicado cerca de la primera cascada del “Paseo del Arroyo”. En sólo 2 días, durante la primavera, se registraron 25 especies de aves, 10 especies de mamíferos, algunos anfibios (sapos y ranas) y varios artrópodos (arañas controladoras, polinizadores naturales, etc.)”. 

El informe de COA cuenta que “entre las aves se destacan las diferentes formas de alimentación, reconociendo herbívoras (diversos patos), granívoras (loro barranquero, paloma manchada), insectívoras (hornero, calandria grande, carpintero real, pecho amarillo, pico de plata, fio fio pico corto, tordo músico) y carnívoras (pirincho y chimango)”. 


Una parte de la flora quedó registrada por el lente de la cámara de Paula Taraborelli. Se destaca la rodophiala bífida


Destacan que además “existe una gran riqueza vegetal, estando presentes los estratos arbóreos, arbustivos y herbáceos, con representantes de especies nativas (yerba mora, pasto hilo, cortadera, etc.) y exóticas (eucalipto, álamo, tamarisco, etc.)”. 

Sueño y pasión 
Fue de este modo que según el Club de Observadores Cauquenes-Claromecó “se unieron el sueño familiar y la pasión por la naturaleza de los integrantes del COA, generando un nuevo proyecto: contar con un sitio para la educación ambiental, investigación y conservación de la biodiversidad en Claromecó”. 

Sostienen en el comunicado que “coincidimos en la necesidad de acciones que promuevan y animen un turismo amigable con la naturaleza, fortalezcan iniciativas públicas y privadas, reafirmen la identidad y el compromiso local”. 


Un pato maicero capturado por el observador Humberto Groenenberg


Lo que viene 
En consecuencia en el sitio “se comenzó con la instalación de cartelería, a fin de incentivar el disfrute y cuidado del lugar, difundiendo de esta manera las acciones que se pretenden realizar en breve. Aún es necesario seguir descubriendo el sitio para diseñar apropiadamente senderos interpretativos, planificar salidas de avistaje de aves y demás actividades que se ansían concretar”, sostienen.

Finalmente resaltan que “el ecoturismo y el turismo rural, bien desarrollados y regulados, son actividades que permiten lograr una mejora en la población local y en armonía con el ambiente”. 

Por último invitan a “aquellas personas, docentes y demás interesados en conocer el lugar, a aportar ideas y participar por favor comunicarse al Facebook COA Cauquenes-Claromecó”.