116 años junto a cada tresarroyense

ST 11. 7°
Cielo cubierto

La Ciudad

Primera sesión del año

Fuego cruzado entre el MV y el interbloque peronista

15|03|19 09:30 hs.

Ya en la primera sesión del Concejo Deliberante se puso de manifiesto lo que, días pasados, anticipó desde su punto de vista el presidente del cuerpo legislativo, Matías Meo Guzmán. Tiempo atrás, el concejal de Cambiemos mencionó que el clima electoral de este año iba a tener una marcada presencia en el recinto. Y así fue.


Anoche, en el marco de una extensa y por momentos “caliente” jornada legislativa, la bancada del Movimiento Vecinal y el interbloque peronista protagonizaron un fuerte cruce de cuestionamientos, seguido de enfáticos métodos de defensa de sus respectivas posiciones. 

El encuentro contó una nutrida agenda de puntos tratados. Más de 30 fueron los ítems que se tocaron. Sólo dos respondieron a proyectos que se transformaron en ordenanzas, ambas de menor relevancia para la comunidad. El resto de la sesión giró en torno a una extensa lista de pedidos de informes al Departamento Ejecutivo, una tendencia que despertó la bronca seguida de reacción de Guillermo Salim, presidente del bloque vecinalista, quien defendió la gestión oficialista de un modo particular, lo cual le valió múltiples cuestionamientos de parte del interbloque peronista. 

Pero antes de que la sesión levantara la temperatura que tomó, desde el Concejo Deliberante hubo unanimidad en varios puntos, en los cuales no existió el debate. Uno de ellos, giró en torno a un asunto que estaba fuera del orden del día y que fue puesto de relieve por la edil Tatiana Lescano (Unidad Ciudadana). 

La concejala pidió la palabra y sugirió que hoy los ediles reciban a referentes del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), quienes durante toda la jornada de ayer acamparon en la Plaza San Martín con el objetivo de reclamar por terrenos prometidos para llevar adelante un plan de viviendas. 

La propuesta de Lescano fue aceptada por todos los bloques y se determinó que el encuentro con los manifestantes se concrete hoy a las 11 en la planta alta del Palacio Municipal.

Cruce fuerte 
El pedido para que el municipio afronte (o colabore con) el costo de los operativos de seguridad en eventos deportivos organizados por clubes, sumado al reclamo de personal de enfermería para la sala la primeros auxilios de Balneario Orense, tránsito y, fundamentalmente, la enfática demanda al Ejecutivo para que, “de manera urgente”, acondicione las plazas y otros espacios públicos de la ciudad derivó en un fuerte cruce entre el Movimiento Vecinal y el arco completo del interbloque peronista. 

En torno al estado de las plazas, el primero que tomó posición fue Martín Garrido, de Unidad Ciudadana. “De esto empezamos hablando en enero de este año. Lo publicamos en las redes e incluso hablamos con algunos medios. Hace quince días, todos vimos el caso de la nena que se había lastimado en el tobogán de una plaza. A ese arreglo lo reclamamos en enero. Se tapa el pozo después de que se cae el chico”, indicó. Y agregó: “No me parece que haya que hacer grandes erogaciones de dinero para arreglar una hamaca o ir a ver un tobogán. 

Sebastián Suhit, de Alternativa por la Justicia Social, dijo: “Rifamos 100 mil pesos en la Fiesta del Trigo y no tenemos para generar horas extras y que haya un responsable que pueda dar respuesta sobre la plazoleta del Barrio Olimpo, la de Colegiales, del Santa Teresita, la del Ciclista y las plazas del centro”. Con vehemencia, el concejal pidió inversión y atención en los espacios públicos. “Para sacarle la plata a la gente, todos son muy ligeros pero a la hora de poner en condiciones las plazas, las cosas nunca llegan. Después están los lamentos”, disparó Suhit, quien acotó que el Movimiento Vecinal “no pudo llegar con el asfalto, las cloacas y con el agua a diversos barrios. Por lo menos, que los espacios de recreación estén en condiciones de ser disfrutados por la gente”.

Daiana De Grazia, desde Cambiemos, también pidió por el acondicionamiento de las plazas. “No es algo tan complicado arreglar los juegos”, expresó.   

Defensa de Salim 
Tras los cuestionamientos, Guillermo Salim fue la voz que defendió al oficialismo de los embates de la oposición. “No voy a negar que hubo problemas en las plazas y que eso ocasionó inconvenientes que lamentamos. Sabemos que el Ejecutivo está haciendo un esfuerzo enorme, a pesar de que los costos de prestación de servicios tuvieron un fuerte aumento”, expresó el concejal vecinalista, quien destacó la labor realizada por Roberto Pissani y todo el equipo de la Subsecretaría de Servicios Públicos. 

Pero, seguidamente, y tras hacer mención a la tarea que el funcionario desarrolló en la última Fiesta del Trigo, el presidente del bloque oficialista apuntó directamente al interbloque peronista. “A Pissani lo vimos trabajar muy bien en la Fiesta del Trigo. Y en un esfuerzo intelectual enorme, el interbloque peronista no tuvo otro remedio que salir a decir que la celebración había estado buena, una cuestión que seguramente le dolió mucho”, dijo. 

Y en sus apreciaciones, se mostró “asombrado” por el rol de los bloques ajenos al oficialismo. “El asombro está acompañado de un poco de envidia porque estoy viendo lo fácil que es ser concejal de la oposición. Y me refiero al interbloque peronista en pleno. Parecía que era todo al revés cuando se trató el Presupuesto y proponían esta reducción. Entiendo que estamos entrando en un año electoral. También que muchos de los aquí presentes estén haciendo méritos con su padrino político para integrar alguna lista, pero me cuesta dejar de reconocer que estos mismos concejales que hoy le están pidiendo respuestas al Departamento Ejecutivo son los mismos que no querían aprobar el Presupuesto”. 

Y agregó: “Todas las propuestas presentadas por el interbloque están todas destinadas a que el Ejecutivo resuelva los problemas de manera económica. ¡Qué fácil es ser concejal de la oposición. En treinta segundos se escribe un proyecto de comunicación. Esa es la parte que envidio”, expresó Salim, apelando a la ironía y respondiendo a las críticas.

Respuesta del interbloque 
Pero el interbloque peronista no se quedó callado y cruzó al presidente del vecinalismo. “Soy una de las que no está haciendo ningún tipo de méritos para integrar alguna lista porque todavía me quedan tres años de concejala”, expresó Lescano. Y luego, Garrido también le respondió a Salim. “¿A quién le vamos a pedir que los espacios públicos estén en condiciones? ¿Quién va a apoyar a los clubes de barrio?”, indicó Garrido, quien, con vehemencia, remarcó: “Ahora, porque seis concejales no votaron el presupuesto, se frena Tres Arroyos. Si ese va a ser el argumento de todo el año, no sé para qué vamos a hacer las sesiones”. 

“A mí no me dolió para nada decir que la Fiesta del Trigo fue la mejor. Y no me digita ningún padrino político. Me parece ridículo que no se pueda arreglar un tobogán”, señaló Garrido, mientras que Julio Federico, del Frente Renovador, sostuvo: “Me dio tristeza escuchar a Salim de la forma que se refirió hacia los seis concejales del interbloque, a quienes los subestimó”. 

“Yo tengo voz propia, tal como la tienen mis compañeros. Y cuando en las sesiones empecemos a presentar proyectos, ahí vamos a ver al verdadero Salim; el que habla de palos en la rueda; el que dice que la oposición no propone. Lamento que haya subestimado nuestra capacidad”, indicó. En tanto, Federico le reclamo a Salim presencia en los barrios. “En 25 años de gobierno vecinalista, hay cosas que quedaron en el abandono. El concejal Salim tendría que ir al Barrio La Aceitera a decirles a los vecinos por qué no tienen agua. En su momento, fue más fácil hacer cosas visibles, sin importar La Aceitera, que no tiene cloacas y una sala de primeros auxilios. A Salim no lo escucho hablar de eso. Y eso que lleva muchos años como concejal y antes como funcionario”. 

El del acondicionamiento de los espacios públicos, y otros temas, generó un fuerte debate en el Concejo Deliberante, que anoche, en cierta forma, ya vivió un adelanto del clima de elecciones que atravesará este año.