116 años junto a cada tresarroyense

ST 13. 2°
Cielo cubierto

Policiales

Acusada de incendiar la casa del cartonero

Caso Menna: más pruebas complican a Ruíz Díaz, que ayer recibió más apoyo

28|03|19 09:44 hs.

La situación judicial de la mujer acusada de incendiar la casa de un cartonero al que previamente había denunciado por tocarle la mano a su hija, Verónica Ruíz Díaz, se complicó más en las últimas horas y la Fiscalía considera esclarecido el hecho. 


Así se lo informó a LA VOZ DEL PUEBLO el fiscal de la causa, el doctor José Bianconi, titular de la UFI N°17, quien aseguró que, además de las cámaras de seguridad municipal que sirvieron para identificarla, hay testimonios que se refieren, entre otra cosas, a la provisión de combustible con la que supuestamente provocó el siniestro que dejó en terapia intensiva a Julio Menna, cuya salud no había variado en las últimas horas y continuaba internado con asistencia respiratoria mecánica en el Hospital Pirovano. 

En ese sentido, el representante del Ministerio Público distinguió la denuncia previa efectuada en la Comisaría de la Mujer y la pesquisa que cayó en su jurisdicción, “lo que ella denunció no debería tener mucha relación con esto (la imputación que pesa en su contra). Lo cierto es que esta mujer, en cierto momento de la madrugada, compró combustible, roció y prendió fuego”, dijo. 

Al respecto, Bianconi reconoció que, en principio, la orden de detención emanada del Juzgado de Garantías estaba caratulada como “incendio agravado”, pero el avance de la causa y el arribo de pruebas, motivaron una calificación más grave. “La calificación es grave, ‘incendio agravado por el peligro de vida’ y la conducta también puede derivar en una ‘tentativa de homicidio agravado por alevosía en concurso ideal’, o sea un hecho que cae en dos figuras legales”, explicó, antes de referirse a los elementos que impulsaron la última imputación por la que se halla procesada. 

“Hay elementos fílmicos tanto en cercanías a la casa de Menna, como en cercanías a alguna estación de servicio que dan el paso de una persona en motocicleta. Después, hay declaraciones testimoniales que a esa persona la terminan individualizando”, señaló refiriéndose a los últimos movimientos de Ruíz Díaz, quien el martes hizo uso a su derecho a no declarar durante la audiencia que fija el artículo 308 del Código Penal, “el hecho lo tenemos esclarecido. Es un delito que prevé penas altas”. 

En ese sentido, Bianconi adelantó que tiene previsto tomar alguna declaración testimonial que falta en el expediente, antes de considerar cerrado el caso. 

Los manifestantes cortaron Alsina mientras aplaudían y pedían la liberación de Verónica Ruíz Díaz


Marcha y apoyo 
Por su parte, la hermana de Verónica Ruíz Díaz, Carolina, encabezó una nueva marcha solicitando la excarcelación de su hermana y pidiendo clemencia al juez de la causa, en este caso e instancia, al Juzgado de Garantías. 


Conmovida. Carolina Ruíz Díaz pide clemencia por su hermana en la puerta de la DDI, donde se encuentra detenida


Al mismo tiempo, la mujer, que se negó a efectuar declaraciones a la prensa, confirmó que ya han tomado contacto con un abogado defensor que les tramite un pedido de excarcelación extraordinaria, ante las necesidades que surgieron en el seno de su familia tras la dramática situación que está pasando luego de la detención. 



Cabe agregar que la “excarcelación extraordinaria” es un recurso que se da cuando el defensor verdaderamente acredita al juzgado interviniente que la persona detenida es merecedora de la libertad hasta el juicio oral, precisamente en los casos que el delito que se le imputa prevé penas consideradas “no excarcelables” por la ley. 

Visiblemente emocionadas, medio centenar de personas marcharon desde la plaza San Martín hasta la sede de la DDI en la calle Alsina, donde se encuentra detenida Verónica Ruíz Díaz, y le manifestaron su apoyo con bombos y aplausos al grito de “te queremos”. 

Por su parte, la subcomisario Alejandra De Francesco informó que ayer trasladó el contenido de la denuncia de Ruíz Díaz a la Fiscalía de género, donde no se descarta que el destino de esas actuaciones sea la desestimación por falta de pruebas. “La Justicia por mano propia no ayuda en nada, pero la gente no lo entiende. Tenemos que ser una sociedad que viva a derecho. No es que hay lentitud en la Justicia. Hay veces que se recolectan pruebas y otras que no. Cada caso es distinto. Una denuncia sola no sirve para procesar a nadie. Cada denuncia debe objetivizarse, se debe investigar. Hay veces que se recolectan pruebas y otras no”, reflexionó la jefa de la Comisaría de la Mujer. 

Verónica Ruíz Díaz (43) está detenida desde el lunes acusada de atentar contra la vida de un cartonero al que previamente denunció por tocar la mano de su hija en la madrugada del domingo. 

Tras eso, aparentemente movilizada por los dichos de la chica de 13 años, se habría dirigido a la casa del hombre y le arrojó un envase con líquido inflamable que provocó un incendio con él adentro, circunstancia que derivó en una intoxicación por monóxido de carbono que lo mantiene en terapia intensiva en el hospital Pirovano. 

El caso ayer tomó repercusión nacional y fue difundido por los principales medios de comunicación del país.