Policiales

El viernes a las 19.20

Robaron 6000 pesos en el asalto a una verdulerìa

31|03|19 09:39 hs.

Una verdulería fue asaltada por dos jóvenes delincuentes en las últimas horas de la tarde del viernes. El hecho ocurrió a las 19.20 en la verdulería “El Riki”, ubicada en la intersección de las calles Vélez Sársfield y Gomila. 


Según relató Angela, la propietaria que se hallaba sola al momento del hecho, a LA VOZ DEL PUEBLO, los delincuentes, uno de los cuales estaba armado con un objeto punzante con un mango improvisado con tela, entraron separados y se hicieron pasar por clientes. 

“Eran las 7 y 20 y, cuando voy al baño, siento que entran. Yo pienso que eran clientes, pero enseguida me di cuenta que era un muchacho muy extraño”, dijo la mujer que tiene 40 años de edad y trabaja desde los 17, lapso en el que nunca había sufrido un episodio de inseguridad (“jamás me había pasado nada y eso que he andado por todos lados”, comentó al respecto).


La víctima. Angela dijo que un delincuente estaba drogado


“Una vez que estaba adentro (del local) me empezó a preguntar precios y lo miré bien y le pregunte ‘¿vas a querer papas?’ y me dijo que si. Cuando me pongo para darle las papas, me pone un cuchillo en la cintura y me dice en el oído ‘dame toda la plata. Callate, no grites, cállate la boca y dame toda la plata’”, recordó. 

Así, la damnificada intentó darle primero parte del dinero que tenía, una ocasión en la que notó que el delincuente estaba asustado “entonces le dí lo que tenía en la caja y él vino hacia atrás del mostrador y me sacó la cartera. Cuando vio el cuchilllo que yo tenía detrás del mostrador, se asustó. Debe haber pensado que yo lo iba a atacar”, señaló. 

Luego de afirmar que “seguro que estaba drogado. Tenía aliento raro y no se lo veía normal”, indicó que el delincuente le dio a entender que tenía estudiado los movimientos de su víctima. 

Al referirse al arma empleada, la describió como “un filo con un pedazo de tela” y, tras eso, llegó el final de la dramática experiencia, “cuando le dije ‘mi cartera no te la llevás’ lo ví que estaba asustado y se fue”. 

En ese oportunidad, antes de irse, “fingió que agarraba a otro, pero era su cómplice”, sostuvo la mujer, que tras eso realizó la correspondiente denuncia en la policía. A raíz de este episodio, se realizaron actuaciones judiciales por “robo agravado” en la Fiscalía local.