La Ciudad

Fueron atendidos por el intendente

Mano a mano tras el fin del acampe del MIJD

02|04|19 09:56 hs.

Integrantes del Movimiento Independiente de Justicia y Dignidad (MIJD) fueron recibidos en la mañana de ayer por el intendente Carlos Sánchez, luego de que levantaran el acampe que realizaban en la Plaza San Martín. También participaron Pablo Abraham, secretario del Concejo Deliberante; Marcelo León, secretario de Desarrollo Social; y el arquitecto Cristian Casablanca, de la Secretaría de Obras Públicas. 


Abraham indicó a este diario que “fue una reunión que se convino el viernes. El intendente marcó la necesidad de que se levantara el acampe que habían instalado frente al municipio para poder dialogar y la agrupación así lo hizo el día domingo”. 

Si bien el tema central era el pedido por terrenos para viviendas, explicó que “la reunión fue más amplia. Se escucharon algunos reclamos que tienen que ver con cuestiones asistenciales que ya desde el área de Desarrollo Social, a través de Marcelo León, se venían atendiendo. Hemos tenido contacto continuo con ellos”. 

Mencionó que “incluso el propio intendente los ha atendido personalmente hasta en su casa, porque es vecino de algunos miembros del MIJD”. 

Al describir las características de la reunión, manifestó que “sobre el final se trató el reclamo habitacional” y dijo que Sánchez “lo enmarca dentro del problema general que en este sentido tiene la ciudad. El municipio continúa realizando gestiones ante la Nación para poder avanzar”. 

Dejó en claro que esto “no implica directamente otorgar tierras a favor de ellos. Se buscará trabajar en un proyecto que tiene que ver con el financiamiento de las viviendas, que vendría de Nación”. Tanto el municipio como la agrupación, intentarán impulsar las tramitaciones.

Abraham señaló que “el vecinalismo está atendiendo esa problemática, se han dado muestras claras de ello con las mil viviendas en los años anteriores, las 21 viviendas que se están por entregar en los próximos días y otras 35 que se están gestionando, a las que se adicionarían más en esta caso con el empuje y el puntapié que ha dado el MIJD”. 

En un análisis de las distintas etapas, recordó que “ellos tenían un determinado convenio con la Nación, ha ido mutando. Hoy se requiere del apoyo económico o la garantía por parte del municipio para que pueda financiarse. Nunca se dejó de impulsar el trámite, pero la situación y las condiciones con respecto al convenio inicial cambiaron”. 

Reiteró que “es gente a la que siempre se viene atendiendo, individualmente a muchos de ellos a través de Desarrollo Social o el propio intendente porque los conoce”.

Un relevamiento 
El secretario del Concejo Deliberante recordó que “cuando se hicieron las mil viviendas, las tierras municipales prácticamente se agotaron. Hace varios años el intendente dispuso realizar un relevamiento integral del partido en este punto específico. Se ha hecho a través de la Oficina de Tierras, que se crea con tal finalidad”. 

Así se determinó en qué lotes la Municipalidad podía iniciar trámites de prescripción administrativa. “Es la forma de lograr el dominio a su favor, para que de esa forman existan tierras disponibles para futuros planes de viviendas. Esto ya está arrojando sus frutos, en la ciudad cabecera y en las localidades del distrito”, concluyó.