La Región

#Malvinas

Claromecó también rindió su homenaje

03|04|19 09:30 hs.

Se concretó ayer el acto conmemorativo del Día del Veterano y Caídos en Malvinas, en la plaza que ahora lleva el nombre 2 de Abril Héroes de Malvinas, en la intersección de 35 y 42. El acto fue organizado por el Grupo Scout Klaromekó. 


Se hicieron presentes el diputado provincial Pablo Garate, los concejales Enrique Groenenberg y Alejandro Trybuchowicz, el director del Organismo Descentralizado Carlos Ávila, el director de la Región Pampeana de Scouts Argentina Hugo Busso (también ex combatiente), la directora de Distrito 1 Zona 13 de Scouts Argentina Nedy Vega, abanderados, entidades intermedias, público en general, y por supuesto, los veteranos de Malvinas de la agrupación tresarroyense Roberto Reducindo. 



El cantante Billy Wilson interpretó el Himno Nacional Argentino, y a continuación quedó formalmente inaugurada la plaza Héroes de Malvinas con el descubrimiento de un cartel en madera tallada, acto a cargo de Horacio Franchino el jefe del Grupo Scout Klaromekó, Carlos Avila y los ex combatientes. 



Hizo uso de la palabra José Luis Gómez en representación de los veteranos de Malvinas, quien agradeció la presencia de todos, y recordó que Claromecó fue la primera localidad donde se los invitó a un acto del 2 de Abril. También hizo mención a una actividad muy especial llevada a cabo en la mañana, con la presencia de un grupo de ex combatientes que fueron ingenieros anfibios durante el conflicto bélico. 



Llegaron veteranos de Mar del Plata, Daireaux, Bolívar, 25 de Mayo, Tres Arroyos y Villa Mercedes, San Luis. En una ceremonia íntima y muy emotiva, izaron la Bandera Argentina en la playa, en cercanías de la desembocadura del Arroyo. A modo de ofrenda floral, fue colocada una planta al pie del mástil ubicado en la plaza. 

Fotos Carolina Mulder


Néstor Romagnoli recitó poesías alusivas a la fecha, en un momento muy emotivo. Finalmente se entonó la Marcha de Malvinas y se efectuó un minuto de silencio en memoria de los caídos en la guerra. Tras el acto, en la sede Scout ubicada a una cuadra de la plaza, se sirvió un mate cocido con tortas fritas y se entregaron reconocimientos.