Policiales

La inseguridad terminó con Paso a Paso Camisetas

La golpearon delante de su hija de 4 años y decidió cerrar su negocio

04|04|19 09:38 hs.

La dueña de Paso a Paso Camisetas fue asaltada en la mañana de ayer por un solitario delincuente. El ladrón llegó a golpearla delante de su hija de 4 años antes de llevarse el dinero de la caja y el que tenía en su cartera. Eran valores destinados al pago de sus alquileres y un crédito que había sacado para recuperar lo que le habían sustraído en el último hecho. Mientras calmaba a la pequeña testigo del dramático episodio tomó la decisión. No va más. 


Natalia Pericolo decidió cerrar Paso a Paso Camisetas, el local que había abierto hace pocos meses en Chacabuco 456, donde entre el 9 de enero y la víspera, sufrió tres sustracciones y un daño en el marco de una tentativa de robo. “Entró, se probó dos camisetas, me pidió la plata de la caja y me agarró la cartera. Me pegó mientras estaba dándosela”, recordó la joven emprendedora a LA VOZ DEL PUEBLO, luego de informar que en la agresión sufrió el corte del labio, producto del golpe sufrido delante de su hija de 4 años, “ella vio todo. Me decía ‘qué pasa má? ¿qué pasa má?”. 

Entre el botín de la víspera había 17.000 pesos para pagar el alquiler, algo de cambio de la caja y otro tanto de efectivo destinado a pagar el crédito que había tomado para pagar un crédito tras el último hecho de inseguridad sufrido en febrero. 

En ningún caso, hubo sospechosos detenidos. “Ya saqué todo, me voy. Momentáneamente voy a seguir vendiendo particular, pero acá ya está. Es todo demasiado raro”, dijo refiriéndose a la frecuencia con que sufrió los distintos episodios delictivos. Tal como recordó la damnificada, el autor del último episodio tendría unos 20 años, “no era menor”, comentó al respecto, antes de indicar que hizo la denuncia correspondiente.

“Nadie te cuida” 
Por su parte, Daniel Pericolo, padre de la damnificada, fue uno de los más vehementes a la hora de analizar la triste experiencia de su hija, “la verdad es que te indignás. Tener que cerrar un negocio porque te roban no se puede creer. Nadie te da respuestas, nadie te dice nada”, indicó. 

La razón de su malestar, además de lo vivido por Natalia, radica además en la indiferencia de las autoridades, “si yo fuera Secretario de Seguridad, me preocuparía si a plena luz del día me vienen a robar en pleno centro. Por lo menos, mandaría a alguien para ver cómo están las personas que sufrieron el robo. Uno paga los impuestos y nadie te da respuestas de nada. Para cobrar están todos listos, pero para cuidarte no hay nadie”, aseguró a LA VOZ DEL PUEBLO, antes de agregar, “encima hoy (por ayer), le pegaron a mi hija. Menos mal que no me tocó a la chiquita, sino no sé qué soy capaz de hacer”. 

De acuerdo a lo indicado por Pericolo, a pesar de la luz de las 11 de la mañana (hora del asalto), no habría imágenes de las cámaras de seguridad municipales que permitan identificar al autor del hecho, “hasta el momento nadie me llamó para ver nada. No hay ninguna cámara que deje una imagen que sirva. La DDI trabajó muy bien en el primer robo. Tenía datos muy precisos, pero la Justicia dijo que no había pruebas suficientes para dar los allanamientos. Entonces yo ya no sé qué pensar, porque uno se cansa”, sostuvo.

“Se jactan de que tienen cámaras por todos lados, pero es todo mentira. No tienen nada. Lo que hay no funciona. No son cámaras claritas. En otras ciudades, las cámaras te sacan hasta el color de los ojos. Las cámaras truchas que ponen acá, no funcionan”, disparó. 

Más adelante, Pericolo se refirió a las secuelas que este episodio generó en su hija, “no solamente no quiere ir al local, sino tampoco al departamento que alquilaba y mi nieta está en shock. ¿Qué tiene que hacer mi hija? ¿Salir a vender por la calle para no pagar impuestos? La Justicia no existe”, concluyó.