Policiales

Ocurrió en febrero de 2018

Violencia de género: Comenzó el juicio por “tentativa de homicidio”

04|04|19 10:30 hs.

Comenzó esta mañana, con una hora de retraso, el juicio en el que un empleado municipal es juzgado por el Tribunal Oral Criminal de nuestra ciudad, acusado de intentar matar a su ex pareja, sobre quien tenía una restricción de acercamiento.

Se trata de de Edgardo Miguel Benítez, de 34 años, quien está acusado de “homicidio calificado en grado de tentativa y desobediencia” en perjuicio de María Lorena Saavedra. 

El debate comenzó a las 10 en la sala de audiencias “Doctor Ricardo Ruppell” ubicada en la calle 25 de Mayo 162 y el juez es el doctor Carlos Mazzini, en su carácter de magistrado unipersonal. La Fiscalía de Instrucción y Juicio está a cargo del doctor Gabriel Lopazzo, mientras que la defensa de Benítez estará a cargo de los doctores Alejandro Arburúa y Maximiliano De Mira. 



El hecho que será debatido ocurrió en la noche del jueves 9 de febrero de 2018, cuando supuestamente Benítez violó la restricción de acercamiento que pesaba sobre él y está acusado de ingresar al domicilio de su ex pareja, María Lorena Saavedra, una vendedora particular de ropa de 41 años, a la habría atacado a tiros delante de su hija de 19 años, quien logró salir para pedir auxilio a los vecinos. 

Tras eso, Benítez fue detenido en la casa de su padre, ubicada a unas dos cuadras del lugar del hecho,por el personal de la Sub Delegación de Investigaciones de Tres Arroyos. 


Edgardo Miguel Benítez, de 34 años, está acusado de “homicidio calificado en grado de tentativa y desobediencia”. En la foto, es el primero de la derecha, vestido con camisa de jean.


Como consecuencia del ataque, Saavedra fue trasladada al área de emergencias del nosocomio tresarroyense, donde recibió atención médica y fue intervenida en el área de traumatología a raíz de las lesiones producidas en su brazo derecho en el curso de la madrugada. 

Este debate estaba previsto que se resuelva mediante la modalidad de Jurados, pero en los últimos días, la defensa del imputado cambió su estrategia y optó por hacerlo de la forma ordinaria.