Policiales

Otro robo al padre Torquatti

“El daño que tienen ellos, es lo que dan a los demás”

07|04|19 02:14 hs.


Un nuevo robo volvió a tener como víctima al padre Domingo Torquatti, quien desde su llegada a Tres Arroyos hace 33 años ha padecido numerosos ilícitos de diversa magnitud. 

En este caso, el hecho ocurrió en la tarde del viernes en la casa parroquial, ubicada en Matheu 955, a metros de la avenida Libertad. El autor quedó filmado por una cámara ubicada en el lugar y todo indica que es un adolescente o joven. Se movilizaba en bicicleta y sustrajo, tras ingresar dos veces en pocos minutos, un cargador de baterías, una amoladora y una garrafa vacía de diez kilos. 

El robo se produjo alrededor de las 18.30, cuando aún había luz plena en la ciudad, y en momentos en que se registra un movimiento de cierta intensidad en el tránsito sobre la mencionada avenida. Torquatti se ausentó a las 16 horas aproximadamente, retornó fugazmente a las 17.30 para retirar un elemento de la vivienda y volvió luego a las 19.15, cuando el ilícito ya se había consumado. 

“Tranquilamente lo podría haber encontrado adentro de la casa”, expresó en un diálogo con La Voz del Pueblo. Recordó que “cuando llego veo la puerta forzada”. 

Para llevarse los mencionados bienes, el delincuente ingresó por un portón ubicado sobre Matheu, que da un patio y luego violentó otra abertura similar, lo que le permitió acceder a otros ambientes internos. 

“Es la misma persona. Primero tenía una campera, se la sacó y volvió pocos minutos después”, indicó. En el portón forzado, había colocado un hierro en forma transversal como seguridad, pero no resultó suficiente. 

“En la filmación se ve que no se lleva muchas cosas. Viene, merodea, mira por todos lados y entra. Incluso ingresó en la casa”, señaló. 

En su análisis de lo ocurrido, reflexionó que “no sé si no piensan, no les importa. El grado de exposición que tienen, además del daño que provocan, el desparpajo con el que se mueven. Era de día y cualquier persona que pasaba lo podría haber visto. La bicicleta tirada en el patio…”. 

Observó que se desenvuelven “con impunidad. Parecen pensar ‘no me importa nada. Si me agarran, me da lo mismo, no tengo problemas’”. 

Dijo que son situaciones que lamentablemente no lo sorprenden. “En la obra tuvimos que poner alambres tipo de púas, tengo cámaras, alarmas, seguros. Ya más no sé qué colocar. Lo primero que siempre pongo es a Dios, por eso uno está sereno en lo que realiza”, expresó. 

Entre otras apreciaciones, concluyó que “el daño que tienen ellos, es lo que dan a los demás” y puntualizó que “desde 1986, me han robado como quince veces, con consecuencias mayores o de menor magnitud como en esta ocasión”. 

El viernes por la noche, acudieron efectivos de la Policía Científica y la Sub DDI al lugar. En tanto, Torquatti realizó la denuncia ayer en horas de la mañana.    

Te interesaría leer