La Ciudad

POLICOOP

“El objetivo de la cooperativa es devolverle a Tres Arroyos el sanatorio”

07|04|19 19:49 hs.

“La cooperativa goza de muy buena salud”. Ese podría ser un buen slogan publicitario para Policoop, la cooperativa conformada en octubre de 2014 por ex trabajadores del Sanatorio Policlínico -una de las tres experiencias del movimiento cooperativo en salud que hay en el país- que avanza a paso firme en el cumplimiento de los distintos objetivos que se fueron planteando sus integrantes. 


En el Día Mundial de la Salud, su presidente, Pablo Escudero, repasa lo vivido en estos casi cinco años y cuenta los desafíos que tienen por delante.

- ¿Cuándo mirás para atrás, qué ves y qué sentís? 
- Cuando arrancamos en 2014 había un montón de proyectos para hacer en salud, y un montón de cuestiones para mejorar en el área en Tres Arroyos. Nosotros teníamos, como objetivo principal, devolverle a la gente la internación. Para devolver la internación a la ciudad, teníamos que tener otro proyecto paralelo para poder crecer, y para llegar al objetivo. Y no lo veíamos fácil, y un montón de gente no apostó por nosotros. Pero se trabajó bien desde el primer momento. Yo este presente lo veía, sabía que podíamos estar como estamos hoy. El tema era cómo formar la cooperativa y cómo arrancar. 

- ¿Y qué te acordás de esa época?
- Que se peleó muchísimo. Saltamos un montón de obstáculos. Fue un desgaste… Pelear el edificio, pelear el proyecto de Salud y a su vez tener la responsabilidad como presidente de la institución de sostener la fuente de trabajo para que nuestros compañeros puedan comer. Eso fue terrible. Era tristísimo. Ahora nos divertimos y la pasamos bien, y no queremos caer. Por eso la fuerza que tiene el equipo para continuar con todos los proyectos que tenemos para hacerlos realidad y seguir adelante. 

- ¿Cuántas personas integran hoy Policoop? 
- Nosotros somos 12 que venimos desde 2014, habíamos quedado más de 30 pero hubo gente que no creyó en el proyecto y no sumaba para la cooperativa, como algunos médicos anteriores. Y hoy entre asociados a la cooperativa, médicos, licenciados y la gente que trabaja anexa, que cumple funciones para la cooperativa, somos más de 70. Es un número muy importante. 



- ¿Qué especialidades tiene Policoop? 
- Tenemos clínica médica, nutrición, psicología, oftalmología, kinesiología, pediatría, neumonología infantil, que es un especialista que viene de La Plata; también una traumatóloga pediátrica, que viene desde Bahía Blanca; oncología, que es un caso muy sensible y es de los mayores anhelos que tiene un como presidente, viendo las necesidades que tiene la gente. Viene una oncóloga desde más un de año, una médica, sábado por medio, y a su vez la gente se ahorra el viaje a bahía y el gasto. 

- ¿Cuántos socios tiene hoy Policoop? 
- Socios titulares que pagan a la cooperativa son 400, que están modulados por cuatro o cinco -grupos familiares-. Es decir que tenemos casi 1000 personas asociadas a la cooperativa. 

- ¿Qué servicios ofrecen?
- Damos servicio de traslado, enfermería a domicilio, internación domiciliaria, trabajan con nosotros, entre los médicos que están dentro de la cooperativa y los externos, llegamos casi a los 50 profesionales. Y contamos con una cuota muy accesible: hasta cuatro personas, el importe es 350 pesos. Y tienen descuentos en diagnóstico por imagen, resonancia, tomografía. En la guardia también se logró un precio muy accesible para el asociado, y también le hacemos descuento al afiliado de PAMI. 

- ¿Cómo es el servicio de guardia espontánea que ofrecen? 
- Es una guardia que trabaja de 14 a 21 de lunes a viernes, hasta que no esté abierto el sanatorio no se puede tener guardia de 24 horas. Pero ese horario es de suma utilidad, es una brecha importante para lo que era lo saturación de atención a la tarde, entre lo que era la Clínica Hispano y el Hospital. Y se está trabajando muy bien. 

- ¿Qué falta para la internación? 
- El sanatorio estaba abandonado, y ya hemos hecho la parte de Terapia Intensiva y los consultorios, lo que nos falta del edificio es terminar de armar el quirófano. El primer proyecto de la cooperativa es abrir como hospital de día, con cirugías menores, internaciones de día, altas que se dan a última hora del día, y el paciente continúa con una internación domiciliaria, los médicos de la cooperativa le hacen el seguimiento en domicilio. Eso es lo que está faltando en Tres Arroyos para sacar prestaciones de baja complejidad rápidas, que por ahí se saturan en las otras instituciones. Y nos estaba faltando para concretar eso un escollo importante: que los planos estuvieran a nombre de la cooperativa. 

- ¿En qué situación está eso?
- Ya se cambiaron la titularidad de los planos, en eso fue fundamental el trabajo del diputado Pablo Garate, ahora se presentan en el municipio y cuando regrese el intendente Sánchez de la licencia se avanzaría. Nosotros estamos pagando los impuestos del sanatorio desde 2014 hasta ahora, que los pagamos brindando el servicio de ambulancia en eventos que lleva adelante la dirección de Deportes. Pero hay una deuda millonaria con el municipio y con la Provincia de años anteriores. Desde 1994 no se había pagado un impuesto. Y eso corresponde que lo pague la gente que estaba en ese momento y que liberen a la cooperativa de eso. 

- ¿Cómo están las finanzas de la cooperativa? 
- Venimos sin deudas, somos muy prolijos. Pagamos los impuestos como cualquier vecino, como tiene que ser. Hemos crecido en la parte de traslados, había una demanda importante en lo que era viajes y traslados de alta complejidad, y ahí apuntamos. Empezamos con dos ambulancias, compramos otras dos cero kilómetro, equipadas con aparatología de última generación. Así que tenemos cuatro vehículos afectados a la gente de Tres Arroyos y la zona para sacar los viajes complicados. Lo que generamos con los traslados lo invertimos en el sanatorio, y así esperamos poder llegar al objetivo. 

- ¿Cuál es el desafío? 
- El objetivo de la cooperativa es devolverle a Tres Arroyos el sanatorio. Ese es nuestro desafío.