La Ciudad

Duro cuestionamiento del Interbloque peronista

“Hay una lista de espera para comer un plato de fideos”

13|04|19 09:33 hs.

Concejales del interbloque peronista realizaron una improvisada conferencia de prensa en la jornada de ayer, para mostrar su descontento con lo sucedido el jueves en la reunión de la Comisión de Acción Social. 


En primer lugar, Mercedes Moreno afirmó que “queremos hacer algún tipo de planteo y mostrar nuestra preocupación por la cuestión social. Todos estamos preocupados, pero hay quienes son más responsables que otros”. 

En este sentido, sostuvo que “el gobierno nacional es responsable de la situación económica y social que está padeciendo este país, y ayer -por el jueves- hubo una funcionaria de la Nación que no se hace cargo absolutamente de nada (en referencia a Lucía Rodríguez). No hay programas, no hay proyectos, no hay trabajo que dé algún tipo de respuesta a la preocupación y la cuestión social que se está viviendo en este momento. El Ministerio, y esto lo conozco íntimamente por haber conducido ese espacio durante seis años, tenía amplias líneas de trabajo para todo lo que era economía social, desarrollo productivo, asistencia a las familias, asistencias a situaciones especiales, situaciones de salud”. 

Aseguró que “hoy nada de eso hay, lo único que ha hecho este Ministerio es, a través de un área de Provincia, traer chapas para los damnificados por el temporal del 1º de enero. Es un Ministerio absolutamente ausente y la verdad que nos preocupa mucho la improvisación en la cuestión social en general. Vemos que en el área municipal sucede algo similar, a pesar de que el secretario de Acción Social (Marcelo León) contaba con más números y estaba como más armado y vino con parte de su equipo. Es un equipo que existe y trabaja eso lo sabemos. Esto no es en contra ni de los profesionales, ni de los técnicos, ni de los trabajadores, pero sí de la falta de lineamientos políticos, la falta de previsión”. 

En su análisis, agregó: “Es más, el licenciado en un momento lo dijo, son bomberos que actúan frente a la emergencia”. Al describir la reunión del jueves, puso de manifiesto que “fue una comisión muy movilizadora para todos porque nos toca en la fibra íntima, nos toca en nuestra experiencia de gestión, de haber trabajado en lo social y de estar trabajando en los barrios y en contacto con la gente”.

Los comedores 
Un tema al que le otorgaron trascendencia, en el diálogo con los medios, es el funcionamiento de los comedores escolares. “Una situación más tenebrosa todavía es que hay chicos que necesitan comer en las escuelas y que no tienen cupo. Esto está ocurriendo desde principio de año y el Consejo Escolar ha iniciado los trámites; entendemos que está llevando toda la documentación, pero lo concreto es que el gobierno de la provincia de Buenos Aires no ha brindado autorización para que esos chicos puedan comer en las escuelas y se están, en algunos casos, repartiendo la comida entre más alumnos, mientras que en algunos otros casos no los dejan sentarse a comer, cosa que en este momento es terrible”. Tatiana Lescano brindó información puntual. 

Imagen 1

Dijo que “según datos proporcionados por las consejeras escolares, hoy en Tres Arroyos hay 1303 cupos de comedor y aproximadamente 6 mil alumnos que desayunan y meriendan en las escuelas. El Consejo Escolar está solicitando 245 cupos más de comedor y unos 750 cupos más de desayuno y merienda, más otros 100 que son para proyectos especiales”, 

Al respecto, afirmaron que “una de las respuestas que han tenido es que hasta que no haya una auditoría, que no se sabe cuándo va a suceder, para ver si es verdad que la cantidad de chicos que están comiendo en las escuelas es la que el Consejo Escolar certifica, no estarían mandando nuevos cupos”. 

Y expresaron que en este contexto de crisis, “lo mínimo que creemos es que tenemos que garantizar los funcionarios es que los pibes coman”. 

Por esta razón, Lescano subrayó: “Les pedimos a los funcionarios que amplíen los cupos de comedor, simplemente eso. Después discutimos otras cosas, pero no podemos ser miserables con la comida de los chicos”. 

El último en intervenir fue Martín Garrido. “Uno no entiende como un funcionario, en este caso de Nación, Lucía Rodríguez específicamente, se va con una sonrisa después de ver la situación que estamos viviendo y que, en muchos casos, ellos conocen porque nosotros se las trasladamos, porque esa es otra realidad, no hay un conocimiento del territorio”. 

Consideró “una locura absoluta que el chico que no estaba anotado no se pueda sentar a comer”. Y concluyó: “Estamos hablando de una lista de espera para comer un plato de fideos. Eso es lo que a nosotros nos indigna, nos preocupa y nos pone mal”.