Deportes

Torneo Apertura

El Ventarrón celebró en el Bottino

15|04|19 11:05 hs.

Independencia logró ayer un valioso y muy festejado triunfo en la cancha de Huracán, y se acomodó en lo más alto de la tabla de posiciones del Torneo Apertura de Primera, lugar que comparte con El Nacional. Los chavenses se llevaron la victoria por 4 a 2 en un partido muy entretenido, lleno de situaciones y con polémicas. 


Desde los primeros minutos ambos equipos dejaron en claro que no iban a especular y que el deseo era ir a buscar el triunfo. Alcodoy lo tuvo en la primera, pero su disparo se fue apenas desviado. En la siguiente jugada, Maldonado tomó un rebote fuera del área, fue dejando jugadores en el camino y cuando le salió Serén la punteó por un costado para abrir el marcador. Un verdadero golazo. 

Huracán siguió yendo y tuvo varias chances claras, hasta que a los 29 Selinger derribó a Elizondo en el área y Ostiza pitó correctamente penal. Alcodoy se hizo cargo de la ejecución pero Flores, una de las figuras de la tarde, atajó el violento remate sin dar rebote. Unos minutos después, Uzidinger y Villar se fueron expulsados en una jugada que los protagonistas no lograron explicar. Según afirmaron, Ostiza interpretó agresión mutua en una situación que para ellos fue choque. 

Fotos Marianela Hut


El segundo tiempo arrancó igual, con intensidad, buen juego y llegadas para los dos. Al minuto Gijsberts se vistió de héroe para negarle la definición a Domínguez, y un minuto después Maldonado ejecutó un tiro libre que no parecía llevar mucho peligro, pero el rebote largo de Serén fue capturado por el recién ingresado Bortolotti para aumentar la diferencia. Encima, unos minutos después, al arquero albo se le escapó de las manos un centro bombeado y Acosta definió en un arco vacío. 

El inmediato descuento de Vannieuwenhoven le dio vida a Huracán, pero enseguida Independencia le dio otro cachetazo, con una contra de antología resuelta por Gómez con un buen cabezazo. De allí hasta el final fueron los chavenses los que tuvieron las más claras para cerrar la goleada, hasta que sobre el final Fritz resolvió de primera un centro atrás y, tras un desvío, terminó de decorar el resultado.