Sociales

Fortín Machado, por las Escuelas 501 y 502

Una noche para disfrutar y ayudar

21|04|19 11:45 hs.

El CAS Fortín Machado va a realizar un nuevo evento el sábado 27 de abril en la Sociedad Italiana. En este caso va a ser una tallarinada y baile a beneficio de las escuelas especiales 501 y 502. Por esto Adriana Pascual, de la cooperadora de la Escuela 502; Silvana Menna, directora de la Escuela 501; junto a Lucio Giuliani y Victorio Campolo por el Fortín Machado estuvieron en LA VOZ DEL PUEBLO. 


El hacer este tipo de eventos siendo para las escuelas 501 y 502 es de gran importancia por tratarse de instituciones que tratan problemáticas diferentes. "Lo hacemos por partes iguales -dice Campolo- dividiendo lo producido entre las dos escuelas. Va a ser en este caso una tallarinada. Es un evento que se comparte con la Sociedad Italiana ya que ellos ceden el espacio para organizarlo. El horario en que se realiza es a las 21.30. Va a ser una cena baile con los tradicionales tallarines y las salsas, postre helado y luego budines y sidra para el brindis".

Un costo accesible 
En cuanto al valor de la tarjeta es de 375 pesos para los mayores y de 250 para los menores. Los lugares de venta es en ambas escuelas: la 501 en La Madrid 399 teléfono 428433 y la 502 en Isabel la Católica 450 teléfono 433508. "En las dos escuelas se pueden adquirir o a los socios del club o en mi comercio Car Store en San Martín y Viamonte" señala Campolo. 


La sede de la Escuela 501 se encuentra en La Madrid 399 esperando su traslado al nuevo edificio de calle Domingo Vázquez



El nuevo edificio de la Escuela 502 en Isabel la Católica 450


Acá quien toma la posta es Lucio Giuliani, "el cocinero" del club pues en este caso y con los tallarines "vamos a preparar tres salsas. Una bolognesa, una de cuatro quesos y una de calamar acompañadas de buen queso rallado”. 

Normalmente este tipo de eventos es multitudinario por juntar a gente del club sumado a la de las instituciones a las que destinan el beneficio. "Porque al club lo sigue un montón de gente sumado a los que siempre están con nosotros. Para los socios siempre es un motivo de acercamiento" agrega Lucio. 

Importancia 
Para las escuelas esto no deja de ser algo más que importante, máxime teniendo en cuenta la propuesta del club de servicio de pasar un lindo momento, encontrarse con gente a la que solo se ve a la entrada y salida del colegio.

Adriana Pascual expresa que esto "es un honor que nos hayan elegido. Desde la institución estamos parados en un nuevo paradigma que es el de la inclusión social y esto es una pata. Porque es la inclusión de personas con una discapacidad el que puedan estar en otros ámbitos o entornos en los que no están muy acostumbrados. El que la escuela pueda ser mirada como un eslabón más con la comunidad". 

Esto de la discapacidad cuesta imponerlo "porque todos somos diferentes y eso es lo que cuesta entender. Nosotros trabajamos con alumnos que tienen un tipo de discapacidad: 501 lo hace con alumnos quienes la tienen desde lo intelectual o una alteración en el desarrollo y la constitución subjetiva" agrega Silvana Menna. 

En tanto la 501 "lo hace con discapacidades visuales, motrices y hay muchísimas necesidades -dice Adriana Pascual-. Gran parte de ellas se cubren con la cooperadora que somos muy nuevos, nos estamos conociendo. El que nos hayan incluido en esto nos beneficia porque la mayoría de las necesidades las cubre la cooperadora. Desde comprar cosas básicas como pañales, materiales para los talleres, artículos de limpieza y sanitarios como el alcohol en gel muchas cosas que necesitan de comprarse. O el caso de la rotura de una combi cuando se debe concurrir a un evento y en algunos casos la cooperadora paga el arreglo hasta que el dinero vuelva por el circuito habitual". 

El caso de las roturas de las combis sigue siendo uno de los elementos más que determinantes, algo que hoy le han encontrado solución. Por un "arreglo con la inspectora del área cuando se rompe una usamos la otra -señala Silvana Menna-. Si bien no tienen el mismo recorrido por lo menos podemos momentáneamente solucionarlo". 

Ya todo está en marcha y restan días para el encuentro. Ambas instituciones, las escuelas 501 y 502, lo necesitan y merecen algo que los integrantes del CAS Fortín Machado lo entienden perfectamente. 

Tallarines, tres salsas, postres y baile será lo que se brinde el próximo sábado, a las 21.30 en la Sociedad Italiana, y un motivo más que importante: el de ayudar...  

            --------------------------------------------------------------------------

Una cooperadora particular
La Escuela 502 desde hace poco tiempo ha tratado de cambiar esto de que padres, familiares y docentes la integren. La forma es hacerlo a través de personas no tan relacionadas con la institución. "Esto permite en muchos casos pedir, tener más llegad y hasta presionar, señala Adriana Pascual. "Muchos de nosotros nos dimos cuenta que en el caso de los familiares muchas veces están más que asfixiados por la situación de su hijo y nosotros al ser de afuera al tener en muchos casos actividades diferentes podemos aportar" agrega. 

El caso de la 501 es diferente indica Silvana Menna, "la mayoría de los integrantes somos docentes. No tenemos papás ni muchos interesados y esto genera un desgaste tremendo. Lo hacemos con ganas pero se le ponen muchas horas en la mayoría de los casos para resolver todas las problemáticas de la escuela". "En el caso mío –dice Adriana- integro el Colegio de Farmacéuticos y el año pasado había necesidad de pañales. Si cada farmacia dona dos o tres bolsas por mes no le afecta en nada y para el colegio es una ayuda enorme". 

El caso de la participación docente en las cooperadoras es una obligación como asesor o revisor de cuentas pero como agrega Silvana "esto no ocurre sólo en la 501. Yo por mi profesión recorro otras escuelas y en la mayoría no existe esta participación externa tan masiva". 


Lucio Giuliani, Adriana Pascual, Silvana Menna y Victorio Campolo en la redacción de La Voz del Pueblo


La función del CAS
Para el Fortín Machado esto es una constante porque Giuliani entiende "que nosotros siempre estamos atentos a las necesidades de instituciones locales pero también lo hacemos con las escuelas de frontera. Además la comisión de damas tiene diez becas para estudiantes secundario que las solventa con las ferias mensuales de ropa que realiza". 

Campolo agrega que "somos una asociación de 26 clubes y tienen dos grandes objetivos: nivel local colaboramos todo lo que se pueda en educación y a nivel nacional este año arrancamos con la construcción de la número 19 en Andresito, en Misiones. El seguimiento de las construidas lo hacemos a través de un plan porque el Estado no se hace cargo de su mantenimiento y arreglo, sí de los docentes. También hacemos una campaña de educación bucal a través de los estudiantes del último año de la Universidad de Odontología de Rosario que forma parte de la tesis de ellos. Sumado a las becas estudiantiles para los alumnos de esas escuelas".