Policiales

Minoridad, impunidad y violencia

Cayó por robo, fue liberado e intentó apuñalar a otro joven

22|04|19 09:43 hs.

La impunidad que otorga la minoría de edad sumó ayer un nuevo capítulo en nuestra ciudad. Un chico de 16 años que, en la noche del sábado, fue aprehendido junto a dos mayores de edad que, según informó la policía, transportaban cosas robadas por la calle, recuperó la libertad a las pocas horas y, al día siguiente, volvió a ser arrestado luego de intentar apuñalar a uno de los jóvenes que lo acompañaba en la primera aprehensión. 


Como lo indica la ley de menores, al igual que en el episodio del sábado, volvió a ser restituído a su madre, en esta oportunidad, con dos causas por “robo” y una por “amenazas agravadas”. 

El hecho, que terminó sacudiendo la tarde en la calle Velez Sarsfield al 900, comenzó a desarrollarse en la noche del sábado, cuando luego de un llamado a la policía, fueron interceptados tres jóvenes, dos de 18 y 19 años, identificados como Ivo Fernández y Manuel Alvarado, respectivamente, y el tercero, de 16, cuyos datos no pueden suministrarse por razones legales. 


Por este lugar habría ingresado el menor a dejar elementos robados en la casa de la calle Velez Sársfield al 900


Al ser revisados por las autoridades, fuentes policiales informaron que a los tres se les encontraron elementos que habían sido sustraídos a una vecina de nuestra ciudad y fueron trasladados a la Comisaría. Luego de ser identificados, se dispuso la restitución del menor a su madre, mientras que los otros dos quedaron alojados otras 12 horas, imputados de “hurto”. 

En ese interín, la madre de uno de los mayores, encontró en su casa más elementos de procedencia desconocida y llamó a la policía. Una vez en el lugar, los uniformados lograron constatar que pertenecían a la misma víctima del hecho anterior.

Los elementos que los menores tenían en su poder al momento de ser aprehendidos


Amenazas y miedo 
Sin embargo, la historia no terminó ahí. Horas más tarde, el mismo menor fue hallado en el mismo espacio por la madre de uno de los jóvenes aprehendidos, pero con nuevos elementos robados en su haber. Indignada por la situación, la mujer comenzó a gritar con el objetivo de echar al joven de la casa, donde ya se encontraba también su hijo, quien había sido liberado pocas horas antes. 

Cuando éste último se sumó para ayudar a su madre, el menor extrajo de sus ropas un cuchillo con el que intentó apuñalarlo delante de la mujer y otros vecinos que, a esta altura de la tarde, ya se habían concentrado en la calle para ver qué ocurría. 

Al mismo tiempo, mientras se retiraba del lugar, el adolescente de 16 años profería amenazas sobre su posible retorno en horas de la noche, “esto recién empieza. Ya van a ver”, aseguran que decía. Inmediatamente, una comisión policial se acercó a ese sector del barrio Torre Tanque donde procedió a la aprehensión del menor. 

Poco tiempo pasó para que la historia se repita y el conflictivo adolescente vuelva a recuperar la libertad.