Deportes

Torneo Apertura

Lluvia de goles en Chaves

22|04|19 11:20 hs.

Deportivo Independencia y Unión brindaron ayer un gran espectáculo en Gonzales Chaves: convirtieron 10 goles en un segundo tiempo frenético y no apto para cardíacos. 


El Tatengue demostró que será un equipo que dará pelea y estuvo a punto de llevarse, con un jugador menos, un importante triunfo de visitante, aunque en el último minuto adicionado se le escaparon 2 puntos con el tanto del Ventarrón.

El juego comenzó a pura máquina ya que a los 10 minutos Flores le tapó una pelota a Cattanio y a los 14 Sígoli se lo perdió de cabeza por sobre el travesaño. A los 20 fue Duguine el que no aprovechó su situación, distinto a lo que ocurrió dos minutos después: Cattanio cedió a Fauquen, quien ingresó al área por el lado izquierdo y sacó un tiro bajo cruzado para abrir el marcador. 

A los 24 el Tatengue volvió a estar cerca ya que Flores le tapó un remate a Espinosa y a los 26 nuevamente se lució el golero, esta vez ante Morán. El Ventarrón tuvo también sus momentos: Crespo exigió a Cancina primero y sobre los 38 Maldonado se escapó solo y decretó el empate parcial. 

Con la igualdad llegó el envión del local que no pudo ampliar porque Cancina le tapó un balón a Carluchi; luego de esa jugada, el arquero debió salir lesionado del partido. 

En la segunda etapa llegó el “huracán” de goles. A los 5 minutos Duguine marcó la ventaja para el local y a los 7 Tapón Morán decretó nuevamente el empate. A los 10, nuevamente Morán se anotó en el tanteador luego de ejecutar bien un penal que el juez le había cobrado a Selinger por tocar el balón con la mano en el área. 

El partido no bajó en intensidad y las situaciones se siguieron dando; a los 26 Espinosa bajó a Crespo en el área y el árbitro cobró penal. Gómez se hizo cargo del remate y puso nuevamente en ventaja a Independencia. Sobre los 32 Acosta estrelló un remate en el travesaño y a los 35 Gijsberts se metió en el área y le picó el balón al golero local cuando salió, ampliando la ventaja para el Ventarrón. 

 A los 39, cuando parecía que no iba a haber más sorpresas, el árbitro cobró penal del Ventarrón por una falta dentro del área y Morán se encargó de cambiarlo por gol. A los 44, Cattanio ingresó al área con pelota dominada y con un violento tiro puso el 5 a 4, dando vuelta el partido.

Con el tiempo cumplido y luego de una demora por la lesión del arquero de Unión, el referí dictaminó siete minutos de juego adicional, estirándole así la vida al local que no se daba por vencido. 

A los 55, el ingresado Tavernini metió un centro que encontró bien ubicado a Gómez que, de cabeza, puso el empate, desatando la alegría y la sorpresa del público presente, que tuvo una emoción más cuando a los 57 Cattanio estrelló su remate en el palo.