Policiales

Cinco de los diez sospechosos

Penas de tres y cuatro años de prisión para la mitad de la Banda del Corsa

24|04|19 09:38 hs.

La mitad de los miembros de la Banda del Corsa ya fueron condenados. El resto, serán juzgados en el transcurso de 2019, posiblemente en la ciudad de Bahía Blanca. 


Los miembros del grupo delictivo compuesto por diez sujetos entre los que había sospechosos con frondoso prontuario, un trabajador de una empresa proveedora de alarmas y hasta un empleado de la Secretaría de Seguridad Municipal, está acusado en la mayoría de los casos de “robo agravado por efracción y asociación ilícita en concurso real”. 

En este caso, el derrotero de condenas comenzó con un acuerdo de arrepentido a cargo de Manuel Medina y le siguieron otras cuatro sentencias bajo la modalidad de juicio abreviado. O sea, con acuerdo entre el fiscal, la defensa y el imputado, sobre la carátula y el monto de la pena que debe resolver el juez. 

De esta manera, además de Medina, quien ya arrastra un antecedente similar con otros dos imputados en otro “robo agravado” en Necochea, también fueron condenados Mauricio Espinosa, el empleado de la Secretaría de Seguridad recibió tres años de ejecución condicional por “robo agravado por efracción”, aunque su defensa apeló la sentencia y, por lo tanto, aún no está firme. 

Guillermo Jesús Staniscia, el joven que cuando supo que lo estaban allanando en el marco de esta investigación, destruyó la casa y el auto del policía que lo investigaba, el oficial Julio Rodríguez, en presencia de su esposa y su pequeña hija, recibió tres años de prisión de la misma manera por “asociación ilícita y robo agravado por efracción”. 

Además, recibió otra pena por “daño”, que habría cumplido con los días que estuvo detenido al momento del hecho en que ocurrió el episodio en el domicilio de Julio Rodríguez. 

La lista de los primeros cinco condenados, se completa con Luis Horacio Di Croce, quien también fue condenado por “asociación ilícita, robo agravado por efracción -dos hechos- , robo agravado en poblado y en banda y tenencia de arma de uso civil”, a la pena de cuatro años de prisión de efectivo cumplimiento, y Gonzalo Miolo, quien recibió tres años de prisión de ejecución condicional por “asociación ilícita y robo agravado por efracción”. 

Según pudo consignar LA VOZ DEL PUEBLO, los imputados que firmaron el acuerdo de juicio abreviado no habían participado de todos los hechos.

El “elenco estable” 
En ese sentido, los que restan por ser sometidos a juicio constituirían el núcleo de la banda, al que los investigadores identifican internamente como el “elenco estable”. Este grupo está conformado por Carlos Subrani, Patricio Alvarez, Néstor Abraham, Jonathan Huertas y Juan José Galeano, este último, sospechoso de haber aprovechado una salida transitoria en el marco de su condena tras el recordado robo a la farmacia de Empleados de Comercio, para participar de alguno de los ilícitos que se le adjudica a la banda.

Tal como pudo saberse en ámbitos judiciales de nuestra ciudad, estos últimos serían juzgados en Bahía Blanca, ya que los miembros del Tribunal Oral Criminal de Tres Arroyos participaron de distintas resoluciones como subrogantes en el Juzgado de Garantías. 

Por eso, fue sorteado un juez de Bahía Blanca y, por estas horas, lo único que resta esperar es el resultado de una apelación del fiscal Gabriel Lopazzo para promover su debate en Tres Arroyos. 

Según trascendió, la magnitud de la causa, con 120 testigos y una duración estimada en principio en cinco días, fueron los principales fundamentos en tal sentido del Ministerio Público.

La Banda del Corsa constituye el grupo delictivo más grande de la historia criminal tresarroyense por la cantidad de supuestos miembros y su identificación popular obedece a la marca del vehículo en el que solían moverse para cometer los hechos que se les imputan.