La Ciudad

Sesión del Concejo Deliberante

La clausura de un food truck generó un fuerte debate en el Concejo

26|04|19 09:30 hs.

En el marco de una sesión de más de tres horas de duración, y con el tratamiento de apenas tres proyectos de ordenanza con un escaso impacto directo en la comunidad, los bloques del Concejo Deliberante protagonizaron enfrentamientos verbales de grueso calibre. 


El duelo, principalmente, lo protagonizaron el interbloque peronista y Cambiemos. Uno de los temas que más controversias generó fue el pedido de Cambiemos para la modificación de la ordenanza que regula el funcionamiento de los food trucks. Y justo en el momento que el punto fue tratado en el recinto, desde la comuna se procedió a clausurar un carro gastronómico situado en la Plaza San Martín, sobre calle Lucio V. López. 

Eso generó la reacción inmediata del interbloque peronista, que responsabilizó al de Cambiemos de haber dejado a cuatro familias sin su principal fuente laboral y pidió una consideración para que los trabajadores del carro gastronómico puedan seguir prestando el servicio. 


Los explotadores del carro clausurado anoche se acercaron hasta el Concejo y mantuvieron un contacto con ediles del interbloque peronista y del vecinalismo


Desde el espacio macrista, en tanto, se argumentó que en todos los casos, quienes poseen un food trucks deben responder a las normas vigentes y se apuntó directamente a Roberto Pissani, subsecretario de Servicios Públicos, por haber permitido el funcionamiento de la mencionada unidad en la Plaza San Martín. El tema derivó en una ferviente respuesta de parte del peronismo, que, en duros términos, apeló a la actual coyuntura del país y cuestionó las medidas económicas tomadas por el gobierno nacional. 

Del mismo modo, Cambiemos, en la voz de Horacio Espeluse, defendió la gestión liderada por Mauricio Macri haciendo referencia a la “pesada herencia”. 

Tras la clausura, que se concretó mientras se desarrollaba la sesión, los titulares del carro gastronómico se acercaron hasta el Salón Blanco y mostraron ante los medios las habilitaciones correspondientes para trabajar.

La confusa situación de este particular, según se definió anoche mismo entre concejales del vecinalismo y del interbloque justicialista, seguirá abordándose en la mañana de hoy en la Secretaría del Concejo y con los funcionarios responsables de manejar estos asuntos.


El bloque de Cambiemos defendió al gobierno nacional y provincial


El estado de la Comisaría 
Otro de los puntos que originó cruces entre los bloques fue el del estado del edificio de la Comisaría. La concejala Tatiana Lescano, en representación del interbloque peronista, y a través de un proyector, expuso imágenes en torno a las condiciones que se encuentra, principalmente, la sede de calle Pringles. 

Y en ese marco, desde la bancada mencionada se le pidió al Ministerio de Seguridad la reparación del edificio, mientras que se le solicitó a los responsables de la Secretaría de Seguridad y de Obras Públicas que se informe sobre el estado del edificio. 

El concejal vecinalista Guillermo Salim respondió a los cuestionamientos y recordó las gestiones realizadas en su momento por el intendente Carlos Sánchez en el Ministerio de Seguridad, donde se reclamó por la ampliación presupuestaria, sobre todo a partir de que el municipio, desde 2015, no recibe una actualización de partidas. 

Por su parte, Espeluse (Cambiemos) dijo que el tema debía ser “responsabilidad de quienes estamos en la función pública”, mientras que agregó: “Si no conforma se debería haber dejado de participar como Policía Comunal”. 

Y en su exposición, se refirió al estado del edificio donde funciona la Secretaría de Seguridad y el centro de monitoreo. Al respecto se preguntó si el aspecto de la comisaría respondía a un problema de administración de fondos”. 

SAME 
Durante la sesión, se pidió al Ministerio de Salud para que informe sobre un atraso en la transferencia de fondos para el funcionamiento del SAME. "En todo momento, fueron dos ambulancias y seis millones de pesos. Nuevamente reclamaron que la cuenta no coincidía porque se iba a girar: se mostró que es un ente descentralizado y tiene una cuenta aparte, a la que terminaron depositando. Nos dicen que hay que abrir otra cuenta porque no la pueden enviar", explicó la concejala vecinalista Claudia Cittadino.

"Si este pago dice que fue realizado en su totalidad fue hecho después, porque en el ejercicio 2018 figura 4.800.000 pesos", dijo con anterioridad la edil Mercedes Moreno, al tiempo que, a su turno, Espeluse puso de relieve que la deuda estaba saldada.