La Región

A cuatro años del anuncio

El proyecto de FFCC Bahía Blanca-Vaca Muerta, parado por falta de ofertas

27|04|19 19:07 hs.

A cuatro años de los primeros anuncios, el proyectado tren Bahía Blanca -Vaca Muerta se encuentra paralizada, luego de que el miércoles pasado, cuando se abrieron los sobres de la licitación lanzada por los cupos de carga en el futuro ramal, el gobierno no lograra asegurar los 4 millones de toneladas necesarios para hacer viable el proyecto.


Apenas se consiguieron 3.317.000 toneladas y la cifra obtenida puso de manifiesto el escaso interés de las petroleras en el tren, salvo la estatal YPF. En tal sentido, según información dada a conocer por el portal especializado Econojournal, PAE ofertó 300 mil toneladas, Shell 150 mil, Pluspetrol 115 mil, Vista 102 mil y Chevron, Total y Pampa Energía 100 mil cada una. 

En el caso de YPF, su oferta, claramente realizada para mantener vivo el proyecto, totalizó 1.500.000 toneladas. A esto debe sumarse la participación de actores no vinculados directamente a la industria del petróleo como el Consorcio del Puerto de Bahía Blanca, que ofertó 500 mil toneladas, la constructora de Victorio Gualtieri con 300 mil y la local Sea White que se interesó en 50 mil. 

De ahora en más el gobierno nacional tiene dos opciones: continuar con el proceso y aguardar que el escenario cambie o bien no hacer nada y esperar que el tema se diluya sin necesidad de exponerse a un nuevo mal trago en un año electoral. 

Pero al margen del poco interés despertado por la licitación de los cupos de carga, el hecho que puso al proyecto al borde del colapso es el riesgo país.

El gobierno dispuso que la construcción del ramal Norpatagónico se realice mediante el sistema de Participación Público Privado (PPP). Precisamente todas las iniciativas mediante esta operatoria sufrieron un duro impacto por el elevado riesgo país, que hoy supera los 1.000 puntos cuando lo ideal para obtener financiación son 300. 

La construcción del ramal fue anunciada por primera vez en mayo de 2015 por la entonces presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. La nueva administración nacional retomó y revitalizó la idea ante la necesidad de abaratar costos logísticos en el desarrollo de los pozos neuquinos. 

El proyecto contempla una inversión de 780 millones de dólares para intervenir 700 kilómetros. El año pasado se dio a conocer el proyecto técnico y quedó en evidencia que la traza del futuro ramal tendrá un impacto mínimo en la trama urbana bahiense. 

Los rieles entre esa ciudad (Puerto Galván) y Añelo, en Neuquén, irán pegados a la costa y no interferirán con el tránsito automotor ni exigirán la reubicación de precarias viviendas como se había pensado en un primer momento.(DIB)