La Ciudad

Orientación vocacional

Hay equipo en el CRESTA

28|04|19 10:43 hs.

Las licenciadas en Psicología Anahí Peetoom, Florencia Quiroga y Antonela Chachero transitan por el cuarto año de una propuesta única en el distrito. Desde 2015, las tres profesionales son parte del Equipo de Orientación Vocacional y brindan diversas herramientas con el objetivo de que sus asistentes puedan elegir, reflexionar y pensar sobre su futuro. 


Durante el recorrido que lleva este equipo, cerca de 400 adolescentes pasaron por los talleres que brindan las tres psicólogas. “Es un promedio de 120 personas por año. Ese es más o menos el cupo que manejamos anualmente”, expresó Anahí Peetoom, quien, al igual que sus compañeras Florencia Quiroga y Antonela Chachero, se graduó como licenciada en Psicología en el CRESTA.

Comienzo 
Una vez que finalizaron su etapa como estudiante, y con el título ya en sus manos, le buscaron la vuelta para insertarse en el mundo profesional. Y así fue surgió la idea de conformar un equipo que brinde herramientas y habilidades para que jóvenes que transitan por la última etapa en el Nivel Secundario reciban un acompañamiento útil con el fin de planificar su futuro, ya sea en el mundo laboral o académico.

“Esta propuesta surgió a través de un programa de extensión de la Universidad Nacional de Mar del Plata. Durante todo un año nos capacitamos e hicimos un proceso de orientación vocacional propio en determinadas escuelas seleccionadas por el programa”, sostuvo Peetoom cuando se refirió al nacimiento de este equipo que, tras cuatro años de trabajo, ya se encuentra consolidado y listo para seguir creciendo. 


Unos 400 chicos ya pasaron por el taller de orientación vocacional que ofrece el CRESTA


Oferta 
El Equipo de Orientación Vocacional es una de las tantas propuestas que se brindan en el CRESTA. “Resaltamos que esta institución universitaria -CRESTA- pueda tener un espacio de acompañamiento a los alumnos que transitan por el último tramo del Secundario”, indicó Quiroga. 

Desde el inicio de esta propuesta y hasta la actualidad, unos 400 chicos fueron parte del taller, el cual es de carácter gratuito y disponible también para estudiantes de las localidades del distrito. “Hay varios factores que influyen en la decisión de cada uno. Está el hecho de que no se quieren ir a estudiar a otra ciudad o que la oferta que hay en Tres Arroyos no les convence. Eso genera que a veces se queden paralizados”, indicó Antonela Chachero.

“El proceso se lleva a cabo en varios encuentros. En cada uno de ellos se trabaja una temática diferente”


Y en ese sentido se refirió al modo de actuar que tiene el equipo que integra junto a Quiroga y Peetoom. “Nuestra idea es que los chicos puedan reflexionar sobre eso y, a partir de ahí, logren armar un proyecto que sea viable para ellos mismos y que no se queden en la frustración”, expresó la profesional, quien agregó: “Se busca que se queden con lo positivo y no con lo que no pueden hacer”. 

Peetoom, en tanto, hizo referencia a los factores que influyen a la hora de la tomar una decisión. “Hay chicos que no quieren prejuicios, miedos o se enfocan en que no cuentan con recursos económicos, por ejemplo. Entonces, en el proceso de orientación vocacional trabajamos todas esas cuestiones, independientemente de los gustos e intereses de ellos, algo que también abordamos”, subrayó.

Y en torno a eso, la licenciada remarcó: “El proceso se lleva a cabo en varios encuentros. En cada uno de ellos se trabaja una temática diferente”. 


Antonela Chachero, Anahí Peetoom, Gabriela Hoffmann (coordinadora del CRESTA) y Florencia Quiroga


Quiroga, además, profundizó sobre los ejes que las profesionales tienen en cuenta a la hora de dictar los talleres. “Los dos focos que abordamos principalmente son: conocimiento de uno mismo, es decir, que ellos puedan empezar a descubrir sus intereses, habilidades y valores. La otra cuestión que nos parece sumamente importante es el conocimiento de la realidad educativa que hay en Tres Arroyos y en la zona”, resaltó. 

En tanto, sostuvo que resulta relevante el trabajo grupal. “Trabajamos siempre con unos 15 ó 20 chicos. A veces más. Lo grupal es interesante porque ellos se animan a compartir y saben que no están solos en esta experiencia”, destacó. Chachero, asimismo, basó sus consideraciones en torno al rol activo que el equipo busca fomentar en los asistentes al taller. 

“La idea es que ellos puedan encontrar la información que necesitan. Nosotras les damos herramientas para que puedan hacerlo y salgan de la pasividad que tienen”, mencionó. 

Nada lineal 
En tanto, la licenciada aclaró que las decisiones que, eventualmente, tomadas por los egresados del Nivel Secundario con vistas a su futuro no pueden ser “para toda la vida”. “Son cuestiones que pueden suceder. Apuntamos a ser realistas. Una elección no puede ser para toda la vida. Hoy en día se ve, por ejemplo, un abogado que trabaja de otra cosa”. 

“Lo mismo pasa cuando alguien cree que se equivoca de carrera. Se pueden equivocar pero siempre está la posibilidad de volver elegir otra opción. En ese aspecto somos realistas y es algo que se lo tratamos de transmitir a los chicos. La sociedad cambia todo el tiempo y buscamos no ser lineales”, manifestó.