Interés General

Buscan que no sean discriminatorios

Avanza un proyecto para regular los concursos de belleza en la provincia

10|05|19 12:05 hs.

Un proyecto que busca regular los concursos y certámenes de belleza en el marco de festejos y actividades públicas y privadas que se lleven a cabo en el territorio bonaerense fue aprobado en la Cámara de Diputados y ahora espera la sanción definitiva del Senado. 


La iniciativa, de la diputada del Frente Amplio Justicialista, Alejandra Martínez, pretende establecer las condiciones de selección de aspirantes y la premiación, y da en el marco del avance que hubo en los últimos años en varios municipios bonaerenses que eliminaron o cambiaron las condiciones de este tipo de certámenes. "Las convocatorias, reglamentos y premiaciones de los concursos no podrán contener aspectos discriminatorios por razones de género, etnia, normotipo físico (medidas antropométricas), estado civil, edad o etapa vital de los participantes", se explicita en la propuesta. 

Además, se prohíbe hacer públicos durante la selección de los ganadores "aquellos datos referidos a la contextura física y otros atributos físicos como determinantes para la elección"; ni se permite que participen de certámenes menores de 16 años. 

Con este proyecto se pretende que en las fiestas regionales haya "embajadoras culturales" en vez de "reinas de belleza", para eliminar los "patrones estéticos retrógrados y superficiales" y promover la participación de quienes se destaquen en las diferentes ramas del arte y la cultura. 

En la provincia, en ciudades como Chivilcoy (pionero además en el país), Tres Arroyos, Villa Gesell, Coronel Suárez, Saladillo, Junín y Bahía Blanca se avanzó en ordenanzas que regulan este tipo de concursos. Además, la iniciativa de Martínez se propone que en las fiestas regionales en donde participe el Estado "se promuevan la equidad de género, prevención de la violencia contra las mujeres y la discriminación". 

Habrá multas y clausuras para quienes no cumplan estos aspectos, que serán fijados por la autoridad de aplicación. Entre los fundamentos de la norma se remarca la necesidad "de combatir los daños físicos o psicológicos sobre la base del sexo de los individuos" y se plantea la importancia de "adoptar políticas que remuevan costumbres enraizadas para allanar un camino hacia la igualdad".

Se sostiene, a la vez, que "la selección en los concursos de belleza se basa en estereotipos discriminatorios, que refuerzan un ideal de belleza que subestima y cosifica a sus participantes". 

Es habitual en estos certámenes exigirles a las mujeres "ser menores de 25 años, solteras y sin hijos, condicionantes que buscan la dominación de su cuerpo y la exigencia de atarlas a patrones de belleza tiránicos y alejados de la realidad". 

Y otro de los argumentos para regularlo es que se afirma que las presiones sobre los aspectos físicos de las participantes "conllevan un maltrato psicológico que en los casos más graves ocasiona patologías como la bulimia y la anorexia". (DIB) FD