La Ciudad

En el Día Internacional de la Enfermería

La columna vertebral del sistema de salud

12|05|19 01:01 hs.


El 12 mayo se conmemora el Día Internacional de la Enfermería, para recordar el nacimiento de Florence Nightingale, precursora de la enfermería profesional moderna. 

Hay mucho de esta profesión que destacar y que valorar. Son los enfermeros los que cuidan la salud, durante las 24 horas, en una situación de internación. 

Según el doctor Thedros, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los enfermeros son “la columna vertebral del sistema de salud”. 

Para conocer su realidad en nuestra ciudad, dialogamos con la licenciada Patricia Barrientos, jefa del departamento del centro de salud del partido de Tres Arroyos. Bajo su cargo trabajan 160 enfermeros y es quién asumió la jefatura por concurso en 2017, para suceder en el cargo, a la licenciada Mabel Elías, directora asociada de la institución. 

Comparten la charla dos jefes de servicio de áreas claves del centro de salud, como geriatría y cirugía; los enfermeros José Luis Liébana y Viviana Valsano. 

Un poco de historia 
José Luis tiene una memoria prodigiosa y recuerda sus inicios como estudiante y todas las promociones de las distintas formaciones de la enfermería, con año y cantidad de egresados. “Antes la carrera la dictaban los médicos y la escuela funcionaba en lo que es hoy el Geriátrico, hasta que el doctor Adaro, director de ese momento convoca a Isabel Di Rado. A partir de ese momento los enfermeros son formados por enfermeros”. 

En esos años, se formaban auxiliares o asistentes. Egresaban menos de 12 enfermeros por promoción. En la actualidad la Tecnicatura en Enfermería se desarrolla en el CRESTA y están cursando el último año de su carrera 60 estudiantes. Algunos de ellos, ya inmersos en el mercado laboral. 

Muchos de los avances registrados en la formación fueron impulsados por Isabel Di Rado, una adelantada a su época y por quien la escuela de enfermería, actualmente lleva su nombre. Ella y Juan Carlos Caruso, implementaron cambios que perduran en la actualidad, por lo cual no es casual que sus nombres se reiteren a lo largo de la entrevista. 

Isabel generó las jefaturas de servicio, un gran avance en la estructura hospitalaria. Hoy el centro de salud cuenta con 11 jefes de enfermería, uno por cada sala de internación. 

En esta organización es fundamental la licenciada Patricia Barrientos, quien se encarga de la coordinación del plantel de enfermería, de acompañar a los jefes, de diagramar capacitaciones intraservicio, de realizar rotaciones según el perfil del personal. 

Subraya que “estoy convencida que la persona que trabaja donde le gusta, brinda todo su potencial, se especializa, y eso redunda en la calidad de atención que le damos a nuestros pacientes”. 

 En este sentido, suma Viviana Valsano, jefa de cirugía desde hace ocho años, que antes tuvo a su cargo la unidad de cuidados intensivos: “La enfermería requiere de compromiso, de observación, de capacidad de escucha. Estamos las 24 horas con el paciente. Somos un poco madres, un poco hijas, un poco amigas. En cirugía los pacientes que ingresan, saben que van a pasar por un proceso no deseado y traumático. Cuando el médico les dice que se tienen que operar, cada uno hace el proceso con las herramientas que posee. Por ello, realizamos un trabajo integral”. 

Explica que “en mi servicio los médicos, toman contacto permanente con la realidad del paciente más allá del horario que cumplen en el hospital, los consultamos constantemente. Gozamos de su confianza, nos acompañan y nos avalan en todos los procedimientos, trabajamos muy cómodos. 

En infraestructura, desde la ampliación del servicio, tenemos un ambiente confortable, luminoso y que contempla todas las necesidades. Realmente tenemos un hospital que avanza en todos los sentidos y los enfermeros nos sentimos orgullosos”. 

Con entusiasmo por el deber cumplido, Viviana dice que “generamos un lazo; cuando el médico sale de la habitación, luego de los controles, es muy común que el paciente nos pregunte a nosotros los enfermeros ¿puedo comer, me puedo levantar, cuándo me puedo ir? Eso pasa porque nosotros le damos tiempo y el tiempo es una parte fundamental de la terapéutica. Estamos orgullosos porque sentimos que damos oportunidades, se van con salud, con alegría y nos demuestran su agradecimiento”. 

Experiencias 
En el centro de salud se realizan más de 1360 cirugías y se internan 6400 personas al año. José y Cloromiro, comparten habitación en clínica quirúrgica, ambos con secuelas de diabetes. Uno recientemente operado y otro aguardando cirugía. Quisieron compartir su experiencia. 

Mientras Analía les realizaba los controles de glucemia, explicaba los valores y los aconsejaba, ellos prometían volver de visita luego de su recuperación. De esto se trata la atención integral. De escuchar, de educar en comportamientos saludables y de prevenir los avances de una enfermedad que implica costos serios para la salud. Siempre con una sonrisa y eso es lo que José agradece. 

En el marco de las anécdotas, José Luis Liébana recuerda que hace muchos años, encuentra a una señora de unos 60 años en un pasillo descompuesta. La asiste, la acompaña al consultorio del médico y vuelve a sus tareas. Al rato lo llaman de sala de maternidad; lo cual le causa extrañeza porque remarca que en aquellos años los hombres no ingresaban a maternidad. 

Al entrar la partera le indica que reciba un bebé. Luego de la situación, con la madre ya recuperada, José Luis se entera que la señora no sabía que estaba embarazada y que era primeriza. En retribución, los padres de ese niño lo llamaron, José Luis. “Esas son algunas de las satisfacciones que te da la profesión. Presenciar el inicio de la vida, en ese momento y hoy desde geriatría, formar parte de una gran familia. Porque eso somos los residentes del Geriátrico Municipal y los integrantes del equipo interdisciplinario”. 

José Luis entiende que “lo fundamental en esta profesión es ponerse en el lugar del otro, contemplar y sentir. El día que no pueda hacerlo me tengo que ir, porque en 35 años nunca falte, no sé lo que es enfermarme, ni llegar tarde. ¿Sabés? Me pagan por lo que me gusta hacer. Lo volvería a elegir”. 

Patricia y Viviana adhieren a sus palabras y no se imaginan en otra actividad, ni trabajando en otro lado. “Nuestro lugar es el Hospital Pirovano”, coinciden aún con pasión en la voz, como aquellos que relatan la historia de un gran amor. El amor a su profesión.  Para finalizar, saludan y felicitan a sus colegas en este día. 

Mabel Elías y su trayectoria 
Viviana, Patricia y José Luis describen los inicios en la profesión de Mabel Elías, hoy directora asociada, quien fue 20 años enfermera de vacunación, luego jefa del departamento y hoy forma parte del Departamento Ejecutivo y cumple un rol destacado en la toma de decisiones. 

 “Actualmente nos sentimos acompañados, fortalecidos, tenemos libertad de trabajo y estamos avalados en nuestro quehacer cotidiano por las autoridades de salud”, destacan los supervisores en el cierre de la entrevista.

0-0-0-0

Reconocimiento

El intendente Carlos Sánchez, el Departamento Ejecutivo y las autoridades de Salud del Partido de Tres Arroyos expresaron, al conmemorarse hoy el Día Internacional de la Enfermería, su “profundo reconocimiento, respeto y agradecimiento a los enfermeros del distrito por su labor, que es mucho más que una profesión; es fusión de ciencia, corazón, fortaleza y humanidad”.

0-0-0-0

Fechas especiales

Además del Día Internacional de la Enfermería, que se celebra este domingo, en Argentina se estableció como jornada de conmemoración al 21 de noviembre. En tal día de 1935 se fundó la Federación de Asociaciones de Profesionales Católicas de Enfermería, cuya patrona es la Virgen de los Remedios. En nuestro distrito, son 194 los enfermeros que realizan esta tarea de servicio en el Centro Municipal de Salud, la Clínica Hispano y Policoop. A ellos se suman los que trabajan en forma particular. 
    

Te interesaría leer