116 años junto a cada tresarroyense

ST 10. 3°
Cielo cubierto

El Campo

El miércoles, en La Rural

Genética Black Label remata 1000 hembras

12|05|19 11:03 hs.

Gran expectativa genera el próximo gran remate del grupo Genética Black Label, en el predio de la Sociedad Rural de Tres Arroyos ubicado en el cruce de las rutas 3 y 228. Uno de sus integrantes, el productor agropecuario y licenciado en Alimentación, Pedro Gatti, anticipó a LA VOZ DEL PUEBLO que se rematarán 50 vacas paridas, 450 preñadas y 500 vaquillonas y terneras. 


El grupo lleva trece años desarrollando un Programa de Mejoramiento Genético de la raza Aberdeen Angus Negro y el del próximo miércoles será el tercer remate que realizarán, y lo llevarán a cabo con la firma Colombo y Magliano. “Este programa que arrancamos en el 2006, se basa en un mejoramiento con la incorporación de genética americana por intermedio de la inseminación artificial de todas las vacas”, explicó Gatti a La Voz del Pueblo. 

El proceso que han llevado adelante con la aplicación del programa les impuso primero inseminar vaquillonas pero después decidieron hacer esa misma práctica con todos los rodeos. “Se trabaja de esa forma, mejorándolos, algo que se va comprobando a lo largo de los últimos 13 años”, explicó el productor.


Pedro Gatti


Señaló también que la raza con la cual trabajan, Aberdeen Angus Americana, “en Estados Unidos tiene 50 años de información” que se lograron después de estudiar a cada padre en relación a 24 rasgos. Para ello –según Gatti- se observó “la facilidad de parto, el crecimiento, el peso al destete, el peso al año, la calidad de la carcasa del área de ojo de bife, del marmoleo de ese bife, de la grasa de cobertura”. 

Pero también indicó que se han tenido otros datos en cuenta como los maternales –que incluyen por ejemplo- la docilidad y el grado de porcentaje de preñez de las hijas.

Cómo lo hacen 
Resaltó que se trabaja con una serie de datos de formación, conocidos como ‘la prueba esperada de progenie’. “Es lo que uno cree que tiene que dar un hijo de determinado padre. Un padre tiene esos 24 caracteres y de acuerdo a ellos uno sabe qué es lo que va a producir ese padre y qué es lo que van a dar sus hijos”, dijo. 

Y añadió que “con toda esa información venimos trabajando en lo que se llama Programa de Mejoramiento Genético, siguiendo determinadas pautas”. 

Desde Black Label se desarrollan tres grandes rasgos de los animales como la habilidad materna de las hijas de ese rodeo; el crecimiento, para que crezcan rápido y que las hembras entren en reproducción prontamente a los 15 meses y que los machos producto de esas inseminaciones puedan ser novillos lo antes posible. 

Y el tercero que es la eficiencia de conversión, por medio de la que se busca producir un kilo de carne con menos comida, y que esa carne sea de calidad, según precisó el integrante del grupo que llevará adelante en los próximos días un remate para productores de la zona, y también de ciudades más alejadas del distrito como Santa Fe, Junín y Mar del Plata. 

Calidad 
En su experiencia, Gatti, pudo llegar a armar con el grupo Black Label una cadena cárnica que comprendió a una compañía de alimentos, primero en la zona de Saladillo. 

Posteriormente en Tres Arroyos se emplazaron tres empresas dedicadas a la cría, así como incursionaron con un frigorífico que abasteció el mercado interno y donde se procesó la carne que producían. De esta forma, fueron comprobando el grado de terminación necesario para llegar a la calidad esperada en cada animal.