La Ciudad

Para comercios y Pymes

Piden más flexibilidad con las normas laborales

12|05|19 20:03 hs.

La situación por la que atraviesan el comercio y las Pymes locales, en el marco de la crisis que padece el país, fue motivo de un encuentro en la Cámara Económica. 


Desde la institución se le había solicitado al titular de la delegación local del Ministerio de Trabajo, Federico Balbuena, una flexibilización en algunas cuestiones que atañen al desempeño empresarial. Concretamente, el titular de la Cámara, Augusto De Benedetto, abrió un encuentro el jueves, agradeciendo la presencia del funcionario y de dos inspectoras que lo acompañaron para tal fin. 

“Es el resultado de una iniciativa de las comisiones de Mujeres, de Jóvenes y de la entidad”, dijo el empresario, aclarando que la idea era “tener una charla abierta sobre la difícil situación que ellos conocen, y pedirles -más allá de que lo hacen- un poco de flexibilización, y ponerse en el lugar del comercio, la Pyme o el pequeño productor que están tratando de sobrevivir, de no tener que cerrar sus persianas”. 

De Benedetto habló de “una crisis muy grande, con el 52% de la caída de las ventas y con 162 impuestos en un año, que es en el que más se pagará” de los últimos tiempos, y al repecto justificó el encuentro en la necesidad de diálogo con los funcionarios de Trabajo, “para poder transmitirles desde la Cámara lo que está pasando”. 

En ese sentido, se pronunció por la necesidad de “flexibilizar algunas cosas que están fuera del marco de la ley. No se trata de pedir que si en un lugar pudiera haber 10 personas en negro y hacinadas los funcionarios miren para otro lado. Les pedimos que haya más información sobre el pequeño comerciante, lo que tiene que tener, plazos de cumplimiento de las normas. En definitiva, un poco más ‘de aire’ como se le pide a ARBA y a la AFIP, pero en este caso, al Ministerio de Trabajo, para ponerse en regla”.

“Ellos conocen la situación, han tenido otra mirada con respecto a ser totalmente rígidos y siempre tuvieron buen diálogo”, valoró. 

Consideró que “hay como un combo explosivo entre toda la carga impositiva, los controles y la falta de ayuda para las empresas en crisis, y por eso hemos pedido una buena charla, para ponernos de acuerdo en los puntos en que podamos, entre lo que pedimos y lo que las autoridades pueden hacer”.

Desde Trabajo 
A su turno, Federico Balbuena indicó que había concurrido a la Cámara junto a una inspectora de Seguridad e Higiene y un inspector sobre aspectos laborales. “Sabemos de la situación del país”, dijo, y en consonancia con las autoridades de la Cámara “estamos pidiendo a conmerciantes e industriales lo mínimo indispensable”. 

El funcionario aseguró que desde Trabajo “somos absolutamente flexibles, lo que explicamos a los interesados es que tengan muy en cuenta los requisitos que se demandan y los plazos para dar cumplimiento a los mismos”. Dejó en claro que el Ministerio tiene “la obligación de concurrir a los comercios y a las empresas por los aspectos relacionados a la seguridad de los trabajadores. De acuerdo a las características de los comercios y de las industrias, hay mayores y menores exigencias”, explicó. 

Observó que conocen el costo que implica instalar matafuegos, realizar adecuaciones eléctricas y otros trabajos. “La situación es complicadísima, pero tratamos, al menos, de evitar los riesgos más graves para la vida de las personas y la integridad física”, señaló. Consultado sobre si Trabajo cuenta con estadísticas acerca del desempleo, Balbuena manifestó que son datos que están en la órbita de la Anses. 

“Hay mucho recambio de obreros, pero si no existen demandas, reclamos concretos o acuerdos que se registren entre los empleadores y los trabajadores, no pasa por el Ministerio de Trabajo, y los datos fehacientes son los que maneja la Anses”, concluyó.