La Ciudad

Hacienda

Para Di Fondi, “las finanzas municipales están muy sólidas”

14|05|19 09:40 hs.

A poco más de quince días para la puesta a consideración en el Concejo Deliberante de la Rendición de Cuentas del período 2018, el secretario de Hacienda Federico López Di Fondi y los directores administrativo y asociado del Centro Municipal de Salud, Diego Rodríguez y Mabel Elías, respectivamente, fueron parte de la Comisión de Hacienda. 


En ese marco, respondieron a consultas planteadas por los concejales luego de haber brindado un pantallazo general de la situación, en el cual predominó el impacto que tiene en las arcas municipales, y sobre todo en la salud pública, el contexto inflacionario reinante. 

Di Fondi, al término del encuentro, ofreció ante la prensa una evaluación de su exposición ante los concejales. “No sólo dimos a conocer números sino que también pusimos sobre la mesa en qué contexto se dieron”, expresó el funcionario, quien calificó al 2018 como “un año durísimo”. 

Recordó que ese año “el dólar comenzó por debajo de los 20 pesos y terminó en 40. Y además se proyectó una inflación del 10 por ciento y se finalizó el año en un 47,5 por ciento”. Di Fondi, a pesar del escenario planteado y haciendo hoy un análisis, aseguró que “las finanzas municipales están muy sólidas. No hemos tenido problemas en pagar a los proveedores, ni los sueldos”. 


Federico López Di Fondi, secretario de Hacienda


Sobre ese último punto, reconoció que la pauta salarial “quedó un poco retrasada, pero hemos podido cumplir en tiempo y forma. No pedimos adelanto de coparticipación ni tampoco tuvimos que incurrir en endeudamientos”. Y en ese sentido, el funcionario recalcó que “eso da muestra de la solidez de los números municipales”. 

Di Fondi, en tanto, destacó que, salvo el Centro Municipales de Salud, el resto de los ejercicios dieron con equilibrio o superávit. “La crisis -agregó- no impactó en la Municipalidad de la misma manera que sí lo hizo en el resto de la sociedad. Estamos sólidos y, de cara a este 2019, estamos con la esperanza de que va a mejorar”. 

“La esperanza de que se apruebe la rendición de cuentas, la tenemos”, admitió el funcionario, quien dejó en claro su abordaje en el recinto predomina un análisis más político que técnico


Entre sus apreciaciones, el secretario de Hacienda se mostró conforme con la exposición de ayer. “Pudimos expresar y explicar cuál es nuestra visión. No solamente se analizaron los números fríos, sino que también buscamos darle nuestro panorama y en el contexto en el que se dan”, remarcó. 

El 30 de este mes, el Concejo Deliberante, en el marco de una sesión extraordinaria, votará la rendición de cuentas correspondiente al período 2018. “La esperanza de que se apruebe, la tenemos”, admitió el funcionario, quien dejó en claro su abordaje en el recinto predomina un análisis más político que técnico.

Fuertes aumentos 
El resultado del ejercicio 2018 del Centro Municipal de Salud es el único que arrojó déficit. “Hubo un fuerte incremento de la demanda de atención y en los precios de los insumos”, resumió Di Fondi. Rodríguez, en tanto, profundizó sobre lo graficado por el secretario de Hacienda. 


Diego Rodríguez, director administrativo del Centro Municipal de Salud


“A pesar de que económica y financieramente para mí fue el año más difícil, estoy muy conforme por cómo lo pudimos terminar y afrontar”, expresó el director asociado del Centro Municipal de Salud, quien indicó que el Hospital experimentó un sensible aumento en la cobertura médica, sobre todo en consultorios, y que además se registró un aumento de medicamentos e insumos que fueron entre el 200 y el 500 por ciento. 

Sin embargo, y más allá de lo planteado, Rodríguez se mostró satisfecho en torno al trabajo realizado. “A pesar de lo difícil que fue afrontar el año pasado, quizá el más difícil, estoy contento por cómo lo hicimos, cómo respondió la gente y cómo se logró coordinar el trabajo nuestro”, señaló. 

Para este año 
Por último, y al ser consultado por las proyecciones para este año, Di Fondi prefirió apostar a la cautela. “El año recién empieza en términos económicos. Es un año electoral y eso le agrega incertidumbre. Hay que estar muy atento a la actividad. Si la recesión se sigue acentuando, pueden caer los ingresos de coparticipación. Hasta ahora, concretamente, en marzo llegó un poco menos de coparticipación pero en abril repuntó”, sostuvo. 

“Hoy por hoy no hay señales de alarma, pero si la inflación sigue fuerte, la Municipalidad puede tener sus finanzas complicadas porque aumentan todos los insumos y hay que actualizar salarios, que ya vienen retrasados”, dijo en el cierre.