Sociales

El artista tiene la palabra

Juan Etchegoyen: “Aprendí mucho en la calle”

19|05|19 02:25 hs.

- ¿Qué características va a tener el recital que se realizará del domingo 23 de junio en el auditorio de la Fundación Campano? 

- Presentaremos el espectáculo que se va a llamar “Intimo”. Está bueno, porque en Tres Arroyos suelo ser convocado a eventos públicos, en fiestas, donde por ahí ya tengo un repertorio armado, muy popular, con canciones melódicas conocidas y también bailables. En la Fundación Campano van a haber, para la gente que me sigue, canciones que hace mucho no escuchan o no sabían que yo hacía. De los inicios de mi carrera y algunas otras que a veces en espectáculos festivos no puedo realizar. Por supuesto, no van a faltar los clásicos que me piden y también las canciones movidas, no voy a hacer solamente temas melódicos.

- ¿Cómo definirías a esta sala y qué posibilidades te brinda? 
- Es como un mini teatro. Hay una acústica formidable, no quiero decir que en los demás lugares no. Pero es cierto que te permite cantar determinado tipo de canciones porque la letra se siente muy bien, la gente puede analizar y escuchar lo que uno está cantando. 

- Tenés mucho trabajo y el público de Tres Arroyos te acompaña ¿Qué sensaciones te genera este reconocimiento?
- Estoy muy expectante. Cuando me contratan, me llaman a un determinado lugar, hago la debida promoción a través de las redes sociales para que la gente se entere. Lo que me sorprende es que en todas las oportunidades que me he presentado, se ha llenado, y la verdad que no es algo a lo cual me acostumbro, cada vez que sucede me sorprende para bien y me indica que voy por un camino correcto a través de la música, que puedo llegar a los espectadores. 



- ¿Vas modificando y en cierta medida, reinventando los espectáculos? 
- Siempre están incluidas las canciones que me piden continuamente, que no puedo y tampoco quiero dejar. Son muy bellas. Pero es cierto que cuando me vuelvo a presentar, por ejemplo en Tres Arroyos, cambio un 60 ó 70 por ciento del espectáculo para mostrar cosas nuevas. Uno sigue aprendiendo, voy incorporando canciones nuevas y también viejas que no venía cantando y a los espectadores les gusta recordarlas. Estoy haciendo modificaciones mes tras mes porque a Tres Arroyos voy bastante seguido, lo hago con placer. 

Su segundo nombre, poco conocido, es Víctor. Una elección de su padre, admirador de Víctor Heredia


- ¿Cómo es el vínculo con el público? ¿Hay mucha interacción? 
- Soy artista callejero, enero y febrero estoy todos los días en la peatonal de Necochea. Se forma una ronda y canto muy cerca de la gente. Es una característica que se repite en los espectáculos bajo techo, lo único que no hay una ronda pero la interacción es exactamente la misma. 

- ¿Cuántas temporadas llevas como artistas en la peatonal? 
- Cumplí la séptima, pero no es algo que me canse. Me surgen eventos, hasta me llaman de otras provincias, pero enero y febrero lo tengo reservado para la peatonal 83. Tengo un contacto directo con los turistas, no me alejo de esta propuesta que tanto me gusta. 

- ¿Qué valor le otorgás a la diversidad entre quienes te observan cantar en un lugar turístico como Necochea, donde descansan cada verano familias provenientes de muchos lugares? 
- Aprendí mucho en la calle, hace 18 años que canto frente al público, pero empecé en mi ciudad y la zona más cercana, ni siquiera había llegado a Tres Arroyos en ese momento. Luego conocí en la peatonal gente de diferentes provincias, mucho turismo de San Juan, Mendoza, del sur del país. Es realmente maravilloso presentarse ante personas de las grandes ciudades y de los pueblitos. Pero en definitiva lo importante es transmitirles lo que uno tiene adentro a través de la música. No importa la provincia y la distancia. 


Con Carlos Palma, su amigo y representante


- Uno de los momentos inolvidables seguramente ha sido estar en un escenario junto a Víctor Heredia en Mar del Plata ¿Podés comentar cómo surgió esta oportunidad? 
- Es increíble lo que ha sucedido. Realmente era mi papá el que seguía a Víctor Heredia desde que yo nací, lo admiraba; él me puso como segundo nombre Víctor. En mi adolescencia, me decía agregá a tu repertorio canciones de Víctor Heredia, también de León Gieco, por ejemplo, pero insistía con Víctor porque era su admirador. Yo estaba en una etapa, era muy chico, rebelde en ese sentido; me centraba mucho en lo que me gustaba a mí y no aceptaba, tampoco me sentía preparado, eran temas que veía difíciles. Después falleció mi papá y vaya a saber por qué, agarré todos los casetes que tenía mi viejo de Víctor Heredia, los escuché y dije “mi papá realmente tenía razón con estas canciones” 

- Y las fuiste sumando a tu repertorio 
- Las fui agregando, lo empecé a seguir a Víctor, me conoció de tanto que iba a los espectáculos, mi cara, mi nombre. Evidentemente ha visto un video a través de las redes de una de sus canciones cuando yo estaba en la peatonal que es “Bailando con tu sombra” y en un mensajito que le envié diciendo que iba a ir a verlo a Mar del Plata, me contestó “Juancito querés subir al escenario y cantar conmigo”. Imaginate lo que fue ese momento para mí, la relación entre lo que pasaba con mi padre en la adolescencia a terminar cantando al lado de Víctor Heredia. Fue un hito en mi carrera y mirá que han sucedido cosas, fue extremadamente maravilloso. 


Enero y febrero lo tiene reservado para la peatonal. “No me alejo de esta propuesta que tanto me gusta”, señala. El resto de los meses se presenta en diversas ciudades


- Carlos Palma produce tus presentaciones en Tres Arroyos ¿De qué manera se conocieron y cómo es la relación que nació a partir de la actividad artística? 
- Es un amigo, me conoció en la peatonal. Me llamó para cantar en un cumpleaños de él y a partir de ese momento, siguió eligiéndome para presentarme en diferentes eventos, diría que más que un trabajo es una amistad que tenemos hace tantos años. A Carlitos Palma lo quiero mucho, le estoy muy agradecido, en común tenemos un trabajo musical, él ama la música y yo también, charlamos de música. Es una gran persona.