Sociales

Mindfulness

Terapias complementarias de la Medicina

26|05|19 12:38 hs.

El mindfulness, también llamado atención plena o conciencia plena, consiste en estar atento de manera intencional a lo que hacemos, sin juzgar, apegarse, o rechazar en alguna forma la experiencia. Es una práctica basada en la meditación vipassana. 


Paola González, farmacéutica e instructora de esta disciplina, y Cristina Gagliardi, médica, contaron aspectos de esta nueva idea que servirá a quienes están pasando por un estadío de una enfermedad como complemento de la Medicina. 

Lo van a comenzar el próximo miércoles 29 a las 19 horas en la Casa del Jubilado del Sindicato de Empleados de Comercio en Chacabuco 138, con una charla informativa abierta y totalmente gratuita. En la misma van a contar los objetivos y la recepción e inquietudes que se den.


Paola González en una clase de mindfulness


La idea 
La forma en que nació esta propuesta fue porque “yo empecé mindfulness con Paola –cuenta Cristina Gagliardi-. A partir de estar haciendo una maestría en la Fundación Favaloro en psiconeuroinmunoendocrinología, que es una disciplina de la Medicina que intenta integrar todos los aspectos del paciente. No solamente los orgánicos sino los psicosociales, la cuestión espiritual, cómo tratar de abordar al paciente integralmente en un montón de especialidades. Surgió esto de mindfulness entre otras prácticas como una forma de tratamiento complementario a estas patologías que ayudaban a mejorar al paciente. Tanto las enfermedades que surgen de lo psicológico o las tradicionales que estamos los médicos acostumbrados a ver. Entonces yo, teniéndolo en Tres Arroyos, pensé por qué no arrancar yo para ver cómo es y cuánto me ayuda a mí también". 

Acá es Paola quien cuenta que "las dos tenemos una orientación en salud porque soy farmacéutica e hice como un tránsito en todo esto de las terapias complementarias. Charlando esto entre las dos surgió esto". 

En la última etapa de la maestría que estaba haciendo Cristina le tocó estar en un hospital donde hay pacientes oncológicos que están en la última etapa de vida y vio cómo se trataba de dignificar el estado del mismo, no ocuparse tanto de la enfermedad. Esta tiene su curso, su tratamiento, pero esto es tratar de que su vida como persona sea de la mejor manera en el tránsito final. "Esto me hizo un ruido bárbaro y un clic a mí. Se lo comenté a Paola y dijimos 'algo tenemos que hacer'. Y ahí empezamos a idearlo". 


Cristina Gagliardi en su consultorio


Objetivos claros 
El encontrarse de esta manera, aparte de su vinculación con la salud de ambas hizo que esta propuesta, que apunta a mejorar la calidad de vida no sólo de los pacientes sino también del entorno, sea el objetivo de ellas, además de tratar de hacerlo con total gratuidad. 

Porque como las dos dicen, "demasiado es lo que gastan paciente y familia en tratamiento y medicamentos, entre otras cosas". La calidad de vida de un paciente de cualquier tipo de enfermedad es fundamental y formadora de anticuerpos que ayudan en el tratamiento. 

En todos estos casos la ayuda al mismo a través de la psicología, terapias alternativas, son elementos que si bien no son la solución de la cuestión sí le sirven para que se fortalezca fundamentalmente la psiquis del paciente. "No solamente el paciente -agrega Paola-. Sino también la familia. Hoy tuve una charla con una persona que tiene un familiar muy cercano que está transitando un proceso de metástasis y la paciente está desganada. Ella me contaba que al ser su único sostén tenía que ver cómo acompañarla porque quien está poniendo el cuerpo es ella. Yo también pienso que desde la salud tenemos que dar un aporte a quienes acompañan algún tipo de enfermedad crónica, no sólo la oncológica". 

“Nuestra idea no es sólo dar un apoyo integral, porque consideramos al paciente como persona; que no es sólo un diagnóstico, que es alguien que tiene un trabajo, una familia y que a su vez en otra faceta está transitando por esta cuestión. Y también la familia, que sepan cómo acompañar al paciente quienes son el sostén permanente de él. El mindfulness es una técnica milenaria viene del budismo y en realidad tiene que ver con una actitud. Y la definición que trajimos a occidente fue a través de un médico estadounidense hace unos cuarenta años y el objetivo es 'estar presente en el momento presente de manera intencional y sin juzgar'. Tiene que ver con una actitud y lo que te hace es tomar cierta distancia con los estímulos que tengas para desarticular un poco lo que son las respuestas automáticas tanto emocionales como la acción en sí".

”El cómo se hace para lograr ese estado es a través de un entrenamiento con diferentes técnicas de meditación. Al haber ese espacio lo primero que se genera es la reducción del estrés. Al existir una disminución del estrés esto hace que se genere una recomposición del sistema inmunológico que hace que sea más eficiente y si éste funciona mejor, todo va a estar mejor". 

La idea de ambas ya está en marcha y el próximo miércoles 29 se hará la primera convocatoria. El lugar es La Casa del Jubilado del Sindicato de Empleados de Comercio, Chacabuco 138, desde las 19 con entrada libre y gratuita. 

             -------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Otras disciplinas que ayudan
Pero además del mindfulness se va a hablar del rol del yoga, del taichí, chi kung, reiki, danzaterapia. Por lo menos dar la información por ahora. Esto va a ser una reunión mensualmente, en las cuales van a dar charlas sobre dos temas. La primera va a ser para explicar a la gente el porqué de todo esto. 


Un momento de la clase de mindfulness en la Fundación Campano


En la Medicina es importante tener un buen estado de salud psicofísica, y si la física falla tratar de recomponer la psíquica para compensar. Qué impacto tiene esto en lo inmunológico y por qué es importante para todas estas enfermedades. Luego de esto van a traer a personas especializadas en cada una de estas disciplinas y en cada evento van a dar a conocer de qué manera pueden ayudar en la salud. 

Y como ambas dicen "va a ser gratuito. Después vamos a ver qué surge, la idea es que a futuro estas personas puedan dar su tiempo y servicio para los pacientes y sus familiares". 

También ambas coinciden en que el ámbito del consultorio médico dejó de ser tal para transformarse en un lugar en que la gente pueda hablar y sentirse escuchada. "Necesita una oreja y que el paciente se enganche con vos y esto llevará a que le puedas dar la mejor propuesta médica", cuenta Cristina Gagliardi. "Pequeñas cosas que sirven, por ejemplo, si yo logro que el paciente vaya a hacer mindfulness. En cierto tiempo va a moderar determinadas conductas corporales que harán que baje su estrés. Por cosas como tener poco dinero, falta de trabajo, no sé mil cosas, hay un montón de cosas para abordar en esto", agrega. 

También sostienen las dos que mucha gente recurre a este tipo de ayuda por fuera de su tratamiento y en muchos casos no se lo comentan al profesional médico porque está "mal visto. Nosotros, lo que queremos hacer ver, es que hay cosas que a la Medicina le sirven", dice Paola.

"En diferentes hospitales de nuestro país se dan yoga o talleres de midfulness a los pacientes allí internados. O en Uruguay, el hospital más grande de Montevideo tiene este servicio, en el Hospital de Niños de ese país también tienen este servicio y logran muy buenos resultados", cuenta Cristina.