116 años junto a cada tresarroyense

ST 12. 2°
Nubes dispersas

El Campo

Cámara de Apicultores de Tres Arroyos

“La reducción de abejas muestra que algo no está bien”

27|05|19 09:46 hs.

La Cámara de Apicultores de Tres Arroyos inició el 20 de marzo una nueva etapa, con el regreso de Rubén Vacca a la presidencia y la tarea de los restantes integrantes de la comisión elegidos en una asamblea. El lunes pasado se celebró el Día Mundial de las Abejas, motivo por el cual Vacca fue entrevistado en nuestra redacción junto al médico veterinario Pablo Julián, vicepresidente de la entidad; y la ingeniera agrónoma Susana Bruno, asesora técnica. 


El presidente recordó que para conformar la lista “convocamos a gente de Cascallares, Reta, San Francisco de Bellocq, Claromecó y Orense. Abrimos un poco el abanico para que todos tengan una participación”. 

Destacó además que “la Cámara va a cumplir 45 años el 31 de agosto, siempre ha estado muy bien vista. Integra la comisión directiva y el consejo federal de Sada (Sociedad Argentina de Productores)”. En este sentido, consideró que “debemos aprovechar este momento para tratar de darle un impulso a la actividad. Tenemos un buen respaldo gremial”.

Conciencia 
Por su parte, Pablo Julián observó que “los apicultores en nuestra zona están capacitados. Ya desde hace varios años, influyó mucho Cambio Rural, el programa del INTA”. Un aspecto central, dentro de los problemas a resolver, es “como ha modificado el hombre el ambiente. 

La incidencia del uso de agrotóxicos, la menor floración, entre otras situaciones”. Al respecto, indicó las consecuencias son delicadas “máxime que la contaminación ahora está repercutiendo en otros ámbitos como la salud humana. Un poco la lucha es esa, tratar de que la gente tenga conciencia de que el uso de agrotóxicos no sólo perjudica a esta explotación en particular sino a la salud humana por residuos en alimentos. Es un tema a trabajar con los productores agropecuarios, con los aplicadores de productos”. 

Admitió que “no es fácil, pero es un tema que hay que tenerlo presente siempre y trabajar”. A modo de ejemplo, valoró un proyecto de ley que se está analizando en Santa Fe. “Tiene media sanción. Los productores agropecuarios por cada colmena ubicada en el campo no pagan impuestos una determinada cantidad de hectáreas, es un incentivo a que las acepte y deje espacios para la floración natural”, explicó. 

Desplazamiento 
Susana Bruno se desempeñó durante 38 años en el área de apicultura del Ministerio de Agroindustria de la provincia. Comentó que “a partir de marzo, gracias a una invitación, me sumé a esta tarea de la Cámara de Apicultores”. Describió que “hace muchos años que se viene viendo un cambio en la apicultura y en el ambiente. La reducción de zonas que otrora eran muy propicias para el desarrollo de la apicultura y hoy no lo son, por eso es que se ha ido desplazando en la provincia de Buenos Aires hacia el oeste y también hacia otras provincias”. 

En el análisis de las circunstancias en que se produce esta modificación, hizo referencia a “la intensificación de la agricultura, lo que conlleva el uso masivo de agrotóxicos. No sólo hay que tener en cuenta su incidencia en la abeja, sino en el resto de los polinizadores”. Como un punto central, subrayó que “la abeja es una indicadora de la salubridad del ambiente, la reducción en el número de las mismas muestra que algo no está bien”.

En forma paralela, disminuyó la cantidad de apicultores. “No sólo en Tres Arroyos –aclaró Bruno-. También a nivel provincial, en el país y el mundo. Algunos de los motivos son el hecho de tener que desplazarse a otras zonas, los costos en los traslados, en mantener el número de colmenas y la baja en los rendimientos”. 

La Provincia posee un registro de apicultores. Bruno puntualizó que “en el partido de Tres Arroyos hay 96 registrados, que son del distrito y la zona. Propios del partido son aproximadamente 85. Hay 30.539 colmenas y 357 apiarios”. En términos comparativos, Pablo Julián mencionó que “había alrededor de 40.000 colmenas. Es una baja muy importante”. 

Reflexionó que “todo esto que decimos, por ahí lo lee la gente y dice bueno se terminó la apicultura. No es así, pero si seguimos sin hacer nada, todos los agrotóxicos y productos que se usan van a desplazar la actividad o la van a borrar directamente, ese el tema”.

En el caso de Tres Arroyos, señaló que “este año puntualmente la cosecha no fue mala, estuvimos dentro de los promedios que hacen sustentable la producción”. 

Mesa provincial
Un espacio para evaluar la realidad del sector es la mesa regional de apicultura. Rubén Vacca sostuvo que “la Provincia está dividida en siete regiones. Nombraron a Tres Arroyos como responsable de la región sudeste”. 

En este contexto, el 18 de junio se reunirá la mesa provincial, donde de manera directa se podrán exponer las inquietudes y propuestas ante representantes del gobierno bonaerense. Susana Bruno intervino en un reciente encuentro de la mesa regional en Tandil, oportunidad en la que se habló sobre “la necesidad de aumentar el número de colmenas, las posibilidades de localización y que se debe hacer algo frente al problema de los agrotóxicos. Queremos que la Provincia represente al apicultor ante la Nación en sus pedidos, dándole apoyo”. 

Por último, la asesora técnica, con una mirada amplia que excede al sector, argumentó: “Más allá de la incidencia del agrotóxico al actuar sobre las colmenas y bajar la producción apícola, la abeja como insecto polinizador y los polinizadores en general son muy importantes para mantener la biodiversidad, condición fundamental en los aumentos de rinde de los cultivos. De ahí el valor de entre todos procurar llegar a un equilibro, por la supervivencia”.