La Ciudad

Salim, luego de la Sesión

“No hubo argumentos de peso en la oposición”

31|05|19 10:22 hs.

El concejal vecinalista Guillermo Salim, cuando todavía retumbaban en el Salón Blanco los respectivos discursos una vez finalizada la sesión especial, hizo un análisis con respecto a lo que dejó el debate. Y casi “en caliente”, apuntó hacia un sector de la oposición, a la cual tildó de “irresponsable”.


“No me sorprende la actitud que tomó la oposición. Es más de lo mismo. Estamos acostumbrados a que el rechazo de las cuentas se rechacen sólo por rechazar, sin argumentos de peso que justificaran la negativa”, expresó. 

Entre sus apreciaciones, el presidente del bloque vecinalista dijo: “Reflexionando en caliente, es por esas cuestiones irresponsables de la oposición es que el país está como está. Hoy en día, no se aprueba nada del Ejecutivo sólo por ser oposición. Así es muy difícil que en algún momento nos podamos poner de acuerdo para resolver los problemas”.

Sin fundamentos 
Salim, en tanto, no entendió, según manifestó, los motivos por los cuales se rechazaron las finanzas de la administración central. “No hemos tomado nota de cuestiones que haya que mejorar. No hubo ningún fundamento de peso que haya justificado el rechazo por parte de la oposición. ¿Todavía nos preguntamos por qué se rechazó? Insisto. Creo que fue sólo porque son oposición y porque a meses de las elecciones no se le puede aprobar nada al vecinalismo”. 

“Da tristeza. Siento que algunos concejales de la oposición están teniendo actitudes irresponsables al tomar este tipo de decisiones. Lo de hoy -por ayer- fue el rechazo por el rechazo mismo”, sostuvo el concejal, quien se refirió a los ediles de Cambiemos y del interbloque peronista.

“En el 2017 rechazaron porque hubo déficit. Ese fue el argumento. Macanudo. En 2018 hubo superávit y lo rechazaron igual. Escuché que Cambiemos responsabilizó al intendente por la administración de los recursos públicos, como si él fuera el responsable de la feroz devaluación que hubo. Para el bloque de Cambiemos, pareciera que los problemas macroeconómicos son responsabilidad de Sánchez”, subrayó.  

              -----------------------------------------------------------------------------------

Similitudes y diferencias 
El concejal del Movimiento Vecinal Guillermo Salim fue el primero en romper el hielo en la sesión especial de ayer. En ese marco, tuvo la misión de defender los números presentados por el Departamento Ejecutivo. “Una de las grandes diferencias que encontramos con la rendición de cuentas del año anterior, es que en 2018 la ejecución presupuestaria de la administración central, al igual que la Dirección Vial y Claromecó, tuvo un resultado contable positivo, es decir un superávit, desvaneciéndose de esta forma otro de los argumentos esgrimidos desde la oposición al momento de descalificar la gestión actual de este municipio”, expresó el presidente del bloque oficialista. 

En la exposición, el concejal brindó un detalle de lo realizado en las respectivas áreas de la comuna, como así también en los entes descentralizados. Tuvo en cuenta, para eso, el contexto inflacionario que reinó durante 2018 producto de “una feroz devaluación” que impactó de lleno en las arcas municipales. Salim sostuvo que el año pasado “fue muy difícil para la administración del presupuesto municipal, sobre todo si consideramos las condiciones macroeconómicas adversas que sufrimos, y el resultado final del ejercicio, saneado y equilibrado”. 

“El Departamento Ejecutivo tuvo que cambiar permanentemente la forma de administrar los recursos, fijar prioridades y reasignar previsiones en función de la dinámica que tuvo el año y las demandas crecientes de la sociedad”, señaló. 

Y agregó: “Creemos que la experiencia acumulada por el actual equipo de gobierno ha posibilitado que 2018 cierre con superávit, sin resentir los servicios esenciales que tiene que prestar el municipio, y con importantes logros en materia de obras, servicios, y apoyo a entidades y vecinos, a pesar de la macroeconomía que claramente fue desfavorable”.