116 años junto a cada tresarroyense

ST 10. 3°
Escasa nubosidad

Sociales

Danza y Sur Adentro en el Teatro Municipal

Para disfrutar en un “Encuentro de paisanos”

02|06|19 10:44 hs.

El dúo Sur Adentro junto al bailarín Martín Rodríguez Blanco, quien estará acompañado por Agustina Mezzorotolo, proponen compartir el domingo 9 a las 20 en el Teatro Municipal un espectáculo muy especial. Se trata de “Encuentro de paisanos”, una presentación en la que confluirán la música y la danza. 


Sur Adentro está integrado por María Valeria Palermo y Pablo Roselló, quienes tocarán y cantarán junto al percusionista Nicolás Schimkus. En la producción del espectáculo interviene y tiene un rol muy importante Héctor Somovilla. “Cuando Atahualpa Yupanqui se refería a la gente del interior prefería la expresión ´paisano´ a la de ‘gaucho´, diciendo que ´paisano es el que lleva el país adentro”, recuerdan los organizadores. 

Justamente “Encuentro de paisanos” está ideado, producido y realizado por personas que tienen “país adentro”. “Es un proyecto que se viene planteando desde hace algunos años y ahora se pondrá en escena. Se trabajó desde la investigación en ambas partes”, dijo Martín Rodríguez Blanco, director fundador de la academia de danzas El Caldén, en una entrevista en La Voz del Pueblo. 

En el caso puntual de la danza, uno de los temas que formó parte de la investigación es el vestuario. A través del atuendo, se muestran las culturas y una parte de la historia argentina. “Los chicos de Sur Adentro tienen un repertorio muy variado, que hace que recorramos Argentina, cada región y sus lugares”, destacó. 


Pablo Roselló y María Valería Palermo le aplican su propio sello a diferentes ritmos del folclore argentino


En este sentido, señaló que “casi todo el espectáculo, a no ser una parte en la que hay un malambo, estamos los dos como pareja en escena con gran cantidad de vestuarios”. Agustina Mezzorotolo comenzó a bailar danza clásica con Nora Solfanelli cuando tenía cinco años y desde hace diez integra El Caldén. 

Expresó que formar parte el domingo 9 de “Encuentro de paisanos” es un gran desafío, “más con mi profesor, para mí es mucho”, agregó en reconocimiento a su compañero de baile.

Un nexo
Con expectativas, Martín Rodríguez Blanco observó que el Teatro Municipal “para los bailarines es muy cómodo, con la posibilidad de tener una escena amplia”. 

 “La cadencia, los colores, las regiones y aromas son distintos. Está bárbaro que se pueda mostrar” 


Al describir los preparativos y ensayos, comentó que “empezamos con toda esta producción y la parte de danzas hace como tres meses. A armar, pensar el vestuario y trabajar un poco con modistas y cuestiones así”. Como Pablo Roselló y María Valeria Palermo no residen en Tres Arroyos, las prácticas y ajustes se van realizando en forma paralela. “Primero pensamos el producto –señaló-. Después lo charlamos para profundizar y cada uno empezó a ensayar distintas cuestiones. Armamos un repertorio general”. 

El intercambio de material y la comunicación fluida más allá de la distancia “hoy en día es habitual. Está Héctor (Somovilla) produciéndonos, que por ahí es el nexo entre las cuestiones que no pueden hacer ellos y lo que no podemos hacer nosotros. Trabaja en todo lo que es la técnica del espectáculo, es un equipo que está bueno. Cumple un rol muy importante acá y en la academia”. 


En La Voz del Pueblo. Un anticipo de lo que será “Encuentro de paisanos”, en el testimonio de Agustina Mezzorotolo y Martín Rodríguez Blanco


El país 
Argentina tiene diversidad, matices, similitudes y diferencias entre las regiones, paisajes particulares. Contó, como un pequeño anticipo, que “comenzamos con un recorrido desde la Patagonia, las tierras olvidadas o del viento, culminamos con un paisaje muy puneño que también es de viento pero con otros colores. A partir de ahí vamos a desarrollar distintos caminos que nos hagan ir un poco hacia la zona donde vivimos, luego hacia la cordillera, otro poco rumbo al litoral”. 

Habló, por este motivo, de “un vaivén de caminos” y si bien la danza es una sola, “la cadencia, los colores, las regiones y aromas son distintos. Está bárbaro que se pueda mostrar”. 

Un vínculo 
Llevar adelante una obra requiere tiempo. Ensayo, pruebas, intentos y correcciones. “Es todo un trabajo”, resumió. Aunque “venimos acostumbrados a hacerlo, siempre seguimos aprendiendo –afirmó-. Con Agustina, que forma parte de mi staff y con quien hemos bailado en otras oportunidades, hablamos el mismo idioma. Con Sur Adentro nos pasa lo mismo”. 

La relación entre el dúo de músicos y El Caldén nació en el origen mismo de la agrupación. Recordó que “cuando hicimos la presentación estuvieron con nosotros. Ahí nos dimos cuenta de que era factible trabajar juntos. Durante estos diez u once años que pasaron siempre que pudimos estar en algún show de ellos lo hicimos. Así se fue dando el vínculo”. 

Un antecedente 
Baila desde hace más de 20 años y sumó muchas experiencias en distintos escenarios. Ante una pregunta puntual sobre antecedentes similares a “Encuentro de paisanos”, consideró que hay ciertas similitudes con “Salamanca”, un espectáculo interactivo del año 2011. 



“Lo hicimos con el grupo La Escondida, Celeste Alberti y todos los chicos, gente invitada, Francisco Santarén como músico, también con la producción de Héctor (Somovilla) y la hermana de Celeste Alberti. Fue música y danza al mismo tiempo, con una historia escrita atrás. Algo similar, era en base a una leyenda. Esto es un recorrido por Argentina a través de las letras y los autores más importantes. Rescatamos valores de Atahualpa Yupanqui, es un ícono y lo va a seguir siendo”. 

Para Agustina Mezzorotolo, “Salamanca” significó “el primer arranque que tuve en la academia. Me llamó Martín y a partir de ahí seguí, nunca dejé”. En el cierre de la entrevista, mostraron gratitud porque en muchas oportunidades sintieron el apoyo del público. “Es bueno que se enteren lo que estamos preparando para el domingo 9. Cuando uno tiene algo para mostrar, es lindo que te acompañen”, concluyeron.     

                  --------------------------------------------------------------------------------------------------

Las huellas de Jaka
Ismael Jaka es recordado con orgullo por quienes practican la danza. Constituye un referente, que dejó la disciplina en un lugar muy alto. Martín Rodríguez Blanco sostuvo que “Tres Arroyos es un lugar muy importante para la danza desde hace muchos años. Nosotros escuchamos las anécdotas, a cada ámbito que vas relacionado con esta actividad se lo nombra mucho a Ismael Jaka, se lo tiene muy presente”. 

En su propio recorrido por la danza, se encontró ante muchas referencias o legados de Jaka. “Fui bailarín del ballet municipal con Enrique Torrilla y Berta Mangas, alumnos de Jaka. Te contaban historias de él. Después concurrí al estudio de Nora Solfanelli, quien lo consideró un maestro, nos transmitió sus enseñanzas. Luego en el Club Español, vi la trascendencia que ha tenido en la entidad. Marcó un antes y un después de la danza local por la manera en que compartió lo que sabía, sus producciones y la cabeza que tenía”. 

Formación 
Cada generación debe asumir su lugar, valorar el camino recorrido y emprender el propio. Siente alegría cuando se van formando profesores y la disciplina se transmite.

Sobre Agustina Mezzorotolo, contó que “ella está haciendo una carrera docente que le va a dar las herramientas pedagógicas el día de mañana y está trabajando en El Caldén también como maestra, en la parte Inicial. A mí me da mucha tranquilidad porque desde chiquita está al lado mío, se ha nutrido de mis enseñanzas, son herramientas que está bueno que las pueda incorporar. Me gusta que mis alumnos estén ayudándome a impartir la danza”.