116 años junto a cada tresarroyense

ST 10. 3°
Escasa nubosidad

Interés General

La mamá y las hermanas de Juliana

Tres mujeres que dan fuerza

09|06|19 10:12 hs.

Otras tres mujeres presentes en la vida de Juliana Pacheco durante todos los meses que duró el programa “Corte y confección” fueron su mamá Susana y sus hermanas Ana Clara, la mayor, y Milagro, la más chica. La diseñadora siente que estuvieron siempre, “me da fuerzas, energía y garra saber que cuento con ellas”. Para su mamá no es ninguna novedad que diseñe y cosa tan bien. 


“Juliana no había cumplido cinco años cuando me di cuenta que le gustaba mucho la costura, cosa que a mí no. Cuando me sentaba en la máquina de coser, me apoyaba la mano y me paraba para que le explique qué hacía, hasta que un buen día me la encontré usando la máquina diseñando para las barbies. Como era muy chiquita saqué de circulación la máquina y la puse arriba de un placard, pero ella esperaba a que me acostara y con la complicidad de sus hermanas la bajaba y se ponía a coser a esa edad”, relata. 

Susana sonríe ante cada recuerdo que cuenta, para reafirmar la idea de que a Juliana siempre le apasionó coser. “Cuando egresó Milagro, ella tenía 18 años y el día antes de la fiesta le dije que no me gustaba el vestido que tenía para ponerme, entonces ese mismo viernes a la tarde fuimos a comprar la tela y me hizo otro esa noche”, destaca. 

Valora que “Juliana realizó su sueño con mucho sacrificio” y reconoce que cuando su hija le contó que pensaba anotarse en un reality sintió mucho miedo por la exposición pública que significa. Deja en claro que “no me perdí ni un programa, sabía que tenía que apoyarla en su sueño”.

La mamá de Juliana sabe que su hija necesitaba mostrarle a un diseñador lo que hacía, porque no tenía otra manera de evaluarse “así que la apoyé”, explica. Sin dudarlo agrega, “lo que se vio en el programa es lo que es ella, todo genuino. Nos ha hecho muy felices”.

Las hermanas 
Milagro y Ana Clara palpitaron la final como lo hicieron cada minuto desde la primera emisión del programa. Son dos fanáticas empedernidas de su hermana, a la que aman profundamente. “Mi relación con Juliana es muy cercana porque nos llevamos 14 meses –dice Milagro. De chica hacía de madre mía, era con la que protagonizábamos los líos y con quien nos fuimos a estudiar, siempre conviví con ella”. 

Por eso para su hermana menor tampoco resultó sorpresivo que Juliana corriera tras un sueño, “desde chica quiso hacer la ropa para las muñecas y en Bahía Blanca -donde cursaron sus carreras universitarias- puso todo, fue un ejemplo como estudiante y mientras lo hacía tenía siempre la máquina de coser al lado. Para ella la costura era su sueño”. 

No duda en señalar que “hoy está realizada, era lo que quería, hoy se siente plena. Nunca fue a un curso de costura, es autodidacta”. 


Susana, Ana Clara y Milagro


Tanto es así que mientras eran estudiantes Juliana cosía el vestuario de ella y su hermana muchas veces momentos antes de salir. “Le gusta la adrenalina, siempre desplegó sus alas”, manifiesta Milagro. También le deja un mensaje antes del resultado final que dejó a Juliana en el segundo puesto del reality; “la amo, la apoyamos y estoy feliz. Para mí es un orgullo y ejemplo a seguir como mujer. Me enseña que en la vida todo se puede y que los sueños se cumplen, que hay tiempo para todo. Para mí es un ejemplo verla realizada”, finaliza. 

Ana Clara es la mayor de las tres, la más tímida, pero se anima a hablar sin disimular su cariño y orgullo; “mis hermanas son parte de mi cuerpo. Juliana siempre fue generosa y ocupada de los demás, a Joaquín- mi hijo mayor- le hizo todo su moisés y toda su ropita que me mandaba desde Bahía Blanca mientras estaba estudiando”. 

Juliana nació cuando Anita tenía cinco años y su llegada no la hizo para nada feliz, “cuando nació la odié, igual cuando nació Mili –se ríe y genera la carcajada de su mamá y hermana menor-, pero después fuimos inseparables desde hacer líos juntas hasta vivir plenamente en familia. Son mis hermanas y con las que tengo amor profundo y por las que peleo como leona si alguien las quiere criticar”, vuelve a generar la risa de todas. 

Ante todo, valora que Juliana “tiene sueños y se ocupó de seguirlos siempre”.