Policiales

Robo y comercialización de ganado

Abigeato: suman al menos otras dos causas a la banda del Gato

11|06|19 10:01 hs.

La reciente imputación de un nuevo hecho de abigeato y la tenencia ilegal de arma de fuego sobre uno de sus presuntos miembros, se sumaron como nuevos elementos de a la investigación que lleva adelante la Fiscalía bahiense que detuvo a la banda del Gato a principios de abril. 


Se trata de una sustracción perpetrada entre la noche del 27 de marzo y la madrugada del día siguiente, en el establecimiento rural “Las Dos Anas”, ubicado en el Cuartel X de Tres Arroyos, acerca del cual el titular de la UFI N°20 de Bahía Blanca considera que tiene pruebas suficientes para acusar a Daniel Ramón Mesa, Iván Jesús Ulibarre, Esteban Gabriel Aranda y Marcos Antonio Leguizamón de haber ingresado tras violentar la tranquera de entradae y apropiarse ilegítimamente de tres animales vacunos raza Aberdeen Angus de color negro, de aproximadamente 350 kg de peso cada uno. 

Según se hizo saber posteriormente al juez de Garantías, los animales fueron ejecutados mediante el disparo de un arma de fuego, luego los faenaron y despostaron en el lugar, para terminar retirándose con los cortes cárnicos obtenidos, a los efectos de comercializarlos, tal como habría ocurrido en los casos por lo que ya recibieron el dictado de la prisión preventiva. 

Al mismo tiempo, también se indicó que, a raíz de las armas secuestradas en los allanamientos simultáneas realizados en la madrugada del pasado domingo 7 de abril, uno de los sindicados miembros de la banda acusada de robar y comercializar ganado, Esteban Gabriel Aranda, fue formalmente imputado también de “tenencia ilegal de arma”, este delito “en concurso real”, o sea con pluralidad de hechos independientes, con “asociación ilícita” y “abigeato”; una circunstancia que, en caso de ser condenado, lo hace pasible de recibir una pena que sume por separado todos los años de los distintos delitos que se le imputan. 

Paralelamente, Luis Aramendi también fue imputado de “tenencia ilegal de arma”, aunque, pero, por el momento, no existirían pruebas que acrediten su posible pertenencia a la banda que se encuentra presa en Villa Floresta. 

Cabe recordar que, esa mañana del 7 de abril, la policía allanó las viviendas de Luis Aramendi y Roberto De Vries, a quienes terminó aprehendiendo y posteriormente liberando, no sin antes comprometerse con su esfuerzo en tratar de establecer su probable vinculación con el grupo delictivo. 

Dos meses más tarde, fuentes cercanas a la causa, confirmaron a LA VOZ DEL PUEBLO que Aramendi seguirá procesado, pero por un delito no vinculado a la asociación ilícita que probablemente los haga llegar presos al juicio oral.

Un caso emblemático 
La detención del Gato Mesa y su banda significó una pausa en la comisión de delitos de abigeato en la región de Tres Arroyos y el inicio de un firme compromiso de abrir una oficina fiscal en nuestro distrito para tratar esa temática. Así lo confirmó oportunamente el presidente de la Sociedad Rural de Tres Arroyos, Eugenio Simonetti, antes de ir a reunirse en Bahía Blanca con el titular de la Fiscalía General de este departamento judicial, doctor Juan Pablo Fernández, quien acompañó la iniciativa con entusiasmo. 

Al mismo tiempo, el dirigente ruralista reconoció un abrupta caída del abigeato en este distrito, después de las cuatro detenciones efectuadas el pasado 7 de abril a cargo de 50 efectivos de las distintas órbitas de seguridad y el personal de Gendarmería. 

En las semanas previas, los repetidos episodios de abigeato habían generado preocupación en no pocos productores tresarroyenses, quienes llegaron a estudiar la posibilidad de abandonar la actividad por el riesgo que generaba la comisión de este delito sobre su rentabilidad.