Policiales

Aguarda las actuaciones para analizar una denuncia

El Procurador considera una “falta de decoro” la conducta del juez

15|06|19 09:52 hs.

Tras el escándalo acontecido en torno a la suspensión de un juez de Ejecución de Bahía Blanca a raíz de su presencia en una casa de citas de esa ciudad, el Procurador General Eduardo Comte Grand, dijo que todavía no recibió las actuaciones del caso que podrían motivar una denuncia ante la Secretaría Permanente de Enjuiciamiento. 


Según dejó entrever el jefe de los fiscales bonaerenses, será clave en ese sentido la existencia de pruebas que determinen la existencia de una organización de trata, ya que, tal como lo refirió el mismo jueves el propio fiscal del caso, el doctor Marcelo Romero Jardín, la prostitución practicada de manera individual no es un delito. 

En diálogo con distintos medios bahienses, Comte Grand hizo alusión al ámbito privado que constituiría la actitud del juez en esta última instancia, "los hechos se encuadran dentro de la falta de decoro del magistrado. Al ser parte de su vida íntima, que se haya hecho público es una causal de la promoción de un jury. La concurrencia a una casa de citas es una situación que, en términos de los códigos de ética, significa una falta de decoro", dijo el Procurador al portal La Brújula, primer medio que difundió esta noticia en la vecina ciudad. 

“Promovemos una acusación contra Stemphelet. Evaluamos estas circunstancias, la mayoría de las veces por investigaciones del Ministerio Público. Formalmente, analizamos el caso y procedemos a acusar o no. En este caso habría materia suficiente para acusar al magistrado", destacó.


Onildo Osvaldo Stemphelet. El juez en la mira por frecuentar prostitutas


Al borde de la legalidad 
El pasado jueves, la Suprema Corte de Justicia de Buenos Aires suspendió por 90 días al juez Onildo Osvaldo Stemphelet, después que trascienda la noticia sobre la denuncia de un robo sufrido por el magistrado en una casa de citas de Bahía Blanca. 

Según pudo saberse a través de las actas de constatación del Comando de Patrullas que acudió al lugar, el 15 de mayo pasado, Stemphelet llamó a la policía porque le habían robado su billetera con 3000 pesos y una tarjeta de crédito. 

Cuando el móvil llegó al inmueble donde había sido denunciado el hecho, el juez sólo dijo su nombre y apellido y reconoció haber acudido al lugar a participar en una “cita sexual” con una mujer de nacionalidad paraguaya a la que, en ese momento, acusaba de haberle robado la billetera. 

Casi un mes después, trascendió que el hombre que estaba en ese lugar, era el titular del Juzgado de Ejecución Penal N°2, el doctor Onildo Stemphelet, una circunstancia que, según Comte Grand, "no le hace bien al Poder Judicial". Poco después de conocerse el caso, el fiscal de la causa iniciada por “hurto”, el doctor Marcelo Romero Jardín, dijo que él mismo le dio intervención a la Fiscalía Nº 14, de delitos sexuales, "por probable infracción a la ley de profilaxis provincial, que castiga al proxeneta, si es que existe, porque la prostitución individual no es delito", explicó. 


Eduardo Comte Grand. Procurador General


Este último detalle, podría ser clave en el avance de la denuncia a la que aludió el Procurador Comte Grand, "puede haber en estos hechos, eventualmente, algún o algunos delitos. El más grave es el de la existencia de una organización de trata, a la luz de los episodios conocidos. Probablemente en estos casos exista un trasfondo que deba ser investigado que nada que ver tiene con la conducta del magistrado", añadió, antes de coincidir con Romero Jardín en que "en relación al juez, su comportamiento se encuadra en una situación de carácter disciplinario. La prostitución por sí sola no es un delito. Si hubiese un proxeneta que explote a la mujer, algo que no pareciera existir en esta ocasión, se inicia una investigación paralela". 

Y detalló que "la falta de decoro va desde una sanción menor que es una mera recomendación, o bien la situación más extrema es la cesantía o remoción que la decide un Tribunal de Enjuiciamiento tras un proceso. El trámite puede durar hasta un año y medio. Y cuando se abre ese proceso. el juez queda suspendido y una reducción de sus haberes en un 50%". (Fuentes: La Nueva/La Brújula)