Deportes

Mundial de Básquet para Sordos

Perticarari: “Estoy cumpliendo un sueño”

18|06|19 18:59 hs.

Apasionado, orgulloso, quilmeño y representante nacional, los que lo conocen tendrán más adjetivos para caracterizar a Manuel Perticarari, el alero de Quilmes que desde el 2016 viste la celeste y blanca y está a días de sumar el tercer torneo internacional de su carrera. 


LA VOZ DEL PUEBLO estuvo y dialogó con él en La Plata, en la recta final de la preparación, donde las ilusiones ya se hacen sentir, en esa etapa donde los sueños se transforman en visiones, porque falta todo el torneo, pero el resultado de tanta espera está por develarse. 

Manu no le esquiva a la sinceridad, nos cuenta todo como si se tratara de una charla de mate con alguien de su círculo más íntimo y no duda afirmar: “Estoy cumpliendo un sueño”.

Cuando el proceso preparativo al Mundial inició Manuel tenía una decisión: “No iba a ir al Mundial, mi vida cambió y estoy abocado a otras cuestiones que no me permiten entrenar y prepararme de lleno para esto. Mi familia, amigos y compañeros hicieron que me diera cuenta de lo que significaba este torneo, de lo importante que podía ser para mí y definitivamente fueron los responsables de que yo cambie de opinión”. 

La preparación física es algo que “me está costando” afirmó el 15 de la selección, la previa del torneo está siendo muy exigente: “No llego en las condiciones que llegué al Panamericano o a los Juegos Olímpicos, y esa exigencia se nota mucho. Por suerte la experiencia me está ayudando, el entorno sabe cómo venía mi ritmo de vida y me están ayudando mucho, me siento cómodo, tranquilo y sé que mi lugar es el de aportar lo que esté a mi alcance”. 

Sin dudas un torneo a nivel global trae consigo una gran exigencia, pero Manu habla por él y sus compañeros cuando afirma: “El equipo es distinto a otros años, somos 12 y todos tienen su club, entrenan todos los días, están en ritmo y en un buen momento. En los Juegos Olímpicos éramos sólo 10 jugadores y se sintió mucho, por suerte Guido Trevisi, nuestro kinesiólogo, es un animal y si pudo recuperarnos cuando éramos pocos, ahora que el plantel está completo vamos a estar enteros en cada partido”. 

La pregunta inevitable: ¿Cuánto tienen que ver Quilmes y Tres Arroyos en todo esto?, la respuesta salió sin dudas: “Al club le debo todo, está en mi corazón y es mi familia, Tres Arroyos también lo es, tuve la posibilidad de vivir en varias ciudades del país y no hay como la nuestra. Si tengo que elegir siempre elijo Tres Arroyos y Quilmes. Todos empujan para adelante, esto que vivo es muy lindo y todos están conmigo”. 

Si los resultados deportivos acompañan, la selección estará volviendo al país en la segunda semana de julio una vez finalizado el Mundial. Manuel Perticarari sueña y espera “pisar el país con una medalla en el pecho, con todos festejando, mi familia y amigos esperándome en Tres Arroyos con las ganas de celebrar juntos. Nosotros vamos con un objetivo, con claras intenciones de llegar al podio, pero depende de muchos factores para que ocurra, confiamos en nosotros, somos un equipo largo, fuerte y completo y es una ventaja que no todos tienen”, con el sueño en marcha y los ojos brillosos Manu concluyó la nota, a la espera de cumplir el sueño, sacarse las ganas de estar en el podio, ese que tan cerca estuvo hace dos años, esos escalones que le pueden dar a Los Topos el reconocimiento que merecen a nivel país y el orgullo para la ciudad de tener a un medallista mundial.