Policiales

Alejandro Gabriel Doménico

Condenaron a 14 años de prisión al abusador de Orense

19|06|19 09:30 hs.

Ayer, en el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 1 de Tres Arroyos se dio a conocer la sentencia en el caso de abuso sexual hacia una nena de 12 años, hecho que salió a la luz durante el año pasado en la vecina localidad de Orense. 


Recordamos que, en primera instancia, iba a realizarse un juicio por jurados, algo que finalmente fue cambiado por un juicio abreviado luego de que así lo acordaron la fiscal de la causa, Natalia Ramos, y la defensora oficial, Laura Pereyra. Intervino como juez Verónica Vidal. 

En la lectura del fallo, se indicó que el acusado Alejandro Gabriel Doménico fue sentenciado a 14 años de prisión efectiva tras haber sido encontrado culpable por el delito de violación. El imputado se encontraba detenido con prisión preventiva en el penal de Villa Floresta.

El hecho 
El caso se conoció a mediados de marzo del 2018, cuando una menor de edad le contó a su madre que había sido abusada (hecho que –relató- se extendió por un lapso de cuatro años). 

En ese instante la mujer realizó la denuncia y llevó a la menor al Hospital Pirovano para que fuera revisada por personal médico. Una vez en el nosocomio local, el médico de guardia se negó a revisar a la niña explicando que ese procedimiento debía realizarlo la médica de la policía, por lo que la que pequeña regresó a Orense y la médica de la Policía Científica denunció la irregularidad en el Hospital.

Posteriormente, la niña de 12 años pudo ser atendida. Conocido el caso, se realizaron numerosas marchas tanto en Orense como en Tres Arroyos, en las cuales se solicitó la detención del acusado, un técnico informático ex pareja de la madre de la menor. De acuerdo al testimonio de la víctima, el acusado era el cuidador de la pequeña. 

La detención 
Doménico llegó al Tribunal en diciembre pasado para ser notificado acerca de lo resuelto por Casación, pero se enteró que había sido denegada su eximición de prisión y fue detenido. 

En forma previa, la Cámara de Apelaciones también había denegado su eximición. En ese instante y por razones procesales, al quedar la doble denegación de la eximición de prisión, la detención quedó firme y se ejecutó, por lo que se procedió a trasladar al acusado al penal de Villa Floresta.