El Campo

Finalizaron los trabajos de cosecha

Floja la soja

23|06|19 10:28 hs.

Con la soja, otra vez sopa… Al igual que la campaña pasada, fue flaca la cosecha sojera de la zona, y para una gran parte de los productores, el resultado económico fue negativo. “La cosecha de soja de primera está terminada y el rinde ha sido muy flojo, por debajo del promedio, a excepción de sectores puntuales que recibieron alguna lluvia en febrero”, explicó el ingeniero Darío Tumini, asesor de Nutrien AG Solutions. 


“Algún sector para el lado de Aparicio, una parte de Oriente, a los que le llovió más, y la zona de campos profundos, tuvieron los rindes promedios histórico. Pero en el resto de las zonas se dieron rendimientos de entre 1500 y 1600 kilos”, agregó. 

Según el análisis de Rubén Caro, asesor de la Cooperativa Rural Alfa, “el resultado ha sido flojo. En relación al promedio de cada campo, fue entre un 20 y un 25% inferior. A la cosecha le faltó entre 500 a 800 kilos por hectárea respecto al promedio de los últimos cinco años de cada establecimiento”. 

“Hubo sojas de 1500 / 1700 kilos, con algunos lotes que llegaron a los 2800 / 3000 kilos, pero fueron excepciones”, agregó. “La cosecha ha sido de normal para abajo, pero mejor que la campaña pasada”, indicó el ingeniero Alejandro Poulsen, asesor de la Cooperativa Agraria. “En la zona de la costa estuvo por debajo o en el promedio, los lotes más flojos anduvieron en los 1800 kilos y los mejores en 3300. El promedio rondó los 2300 / 2400 kilos, que no es un gran rinde para esa zona. En Chaves y De la Garma fue una cosecha normal, y hacia el lado de Oriente los resultados fueron más desparejos, hubo lotes de 1500 y de 2500 kilos”, completó. 

El ingeniero Luciano Piloni, asesor de la Regional Tres Arroyos de Aapresid, explicó que “en la parte más somera se dio una cosecha dentro del promedio, y fue más floja en los lotes con mayor potencial, y hacia la costa, donde los rindes fueron menores a la media”. 

Y agregó: “Los rindes estuvieron relacionados con las precipitaciones recibidas. En la zona de San Francisco, campos de suelos profundos, se dieron rindes de 2000 y 2500 kilos, por ejemplo, que no son los mejores resultados. Mientras que en la zona más somera se dieron rindes de 2200 / 2400 kilos, ya más cerca del promedio. Y muy pocos lotes en El Carretero anduvieron entre los 3200 y 3700 kilos”.

Sin agua, con frío 
El transcurrir del ciclo de la soja tuvo dos características marcadas que fueron las que terminaron decretando su suerte: la falta de agua y las noches con muy bajas temperaturas. “La soja cuenta con la ventaja de tener muchas floraciones y un estado reproductivo largo, lo que le permite agarrar alguna lluvia siempre. Pero este año el agua nunca llegó. Y además, es un cultivo que cuando no alcanza a desarrollar una planta grande, tampoco desarrolla la raíz, que quedó en la parte seca del perfil”, indicó Tumini.

“El otro factor que influyó fue el frío. En noviembre, diciembre y en marzo tuvimos heladas, y la soja es un cultivo supersensible. De hecho, en Coronel Pringles, hacia Coronel Suárez, y en toda la zona serrana las heladas hicieron un daño terrible”, agregó.   

Soja de segunda 
En el caso de las sojas tardías, el panorama es aún más dispar que las sojas de primera. “Hay buenos resultados en los lotes hechos sobre cebada, que están alrededor de los 1700 kilos, con algún pico 2500. Mientras que en los lotes hechos sobre trigo pan, el resultado está entre 1000 y 1600 kilos”, contó Piloni. “Hubo mucha diferencia a favor de los cultivos que recibieron precipitaciones”, aclaró. 

Las heladas de marzo, en tanto, fueron lapidarias en los lotes con mucha cobertura, “en esos casos se perdió un 15% de la superficie, que era la parte baja; y el promedio anduvieron en 900 kilos y 1000 kilos”, dijo el asesor de Aapresid. 

El ingeniero Poulsen, relevó sojas de segunda de 1000, 1200 y 1500 kilos, “son mejores resultados que el año pasado”, indicó sobre los cultivos que se pudieron sembrar temprano. “Los lotes que se hicieron tarde son los peores, rondan los 600 kilos”, agregó. 

En el ámbito de la Cooperativa Rural Alfa hubo poca soja de segunda. “Tuvimos rindes de 1100 kilos, pero en los mejores lotes. No fue buena la cosecha tampoco para las sojas tardías”, aseguró Rubén Caro.  

En rojo 
“Este año, el número de la soja sale para atrás. Hoy con el valor que tiene, necesitás entre 2300 y 2600 kilos en la zona promedio -ni en la mejor ni en la peor-, para salir hecho. En campo arrendado y propio también, porque igualmente tenés que poner el costo de oportunidad”, analizó Tumini. 

“Entonces, donde cosechaste 1600, 1800 o 2000 kilos, estás perdiendo más de 100 dólares por hectárea”, agregó. “Las dos últimas campañas la soja estuvo por debajo del rinde de indiferencia. Y con estos precios y los problemas climáticos que hemos tenido, se hace un cultivo inviable”, sentenció el asesor de Nutrien AG Solutions.