Deportes

La palabra del base Lorenzo Marsal

El secreto de Sarmiento

25|06|19 17:49 hs.

“Es una alegría inmensa; cuando arrancamos el torneo teníamos muchas bajas y algunas dudas con otros. Perdimos el primer partido ante Alumni sin mostrar nuestra mejor cara, pero después llegó Martín (Delgado), volvió Maxi (Sterz), nos pusimos a punto y demostramos que una vez más Deportivo es candidato en todos los torneos que juega”, resumió convencido de sus dichos y con una felicidad inmensa en su juvenil rostro, una de las figuras de este Sarmiento campeón: su base Lorenzo Marsal. 


Uno de los secretos en este equipo de Javier Escur está dado, sin dudas, en su ambición por ganar siempre. ¿Pero dónde está esa verdad, cuál es la clave? “Eso era algo que yo también me preguntaba cuando era chico y estaba afuera; veía a estos jugadores salir campeones 2, 3, 4 veces y decía, ‘bueno, ya se van a cansar de viajar, de estar lejos de la familia’, pero nunca pasa eso. Es impresionante y no puedo creer que cada vez que arranca un torneo nos proponemos la misma meta; es una virtud grupal que creo se aprovecha al máximo. Hace muchos años que Javier está a cargo del equipo superior y de las formativas; y se juega igual en todas las categorías, por lo que cuando llegas a Primera no sufrís el cambio y, encima, te recibe un grupo humano tremendo que se mata entrenando”, confesó el base. 


Lorenzo Marsal con la copa de campeón


En la final que el domingo le ganó a Argentino, Sarmiento arrancó siendo arrollador; luego bajó el nivel, perdió la diferencia, pero en el complemento volvió a marcar claras diferencias. “Fue una final complicada, sabíamos que teníamos que marcar muy bien a su jugador determinante como es Danzey. Lo hicimos bien, en un momento nos descuidamos o desconcentramos y se nos vinieron. Pero en el segundo tiempo retomamos nuestro nivel y terminamos ganando bien”, aseguró Marsal. 

Reconoce que Sarmiento es un equipo largo, “hoy estaban en el banco Sterz, Ferraro, Verdecchia que son titulares en cualquier lado. Eso nos da una tranquilidad que por ahí no la vemos pero que realmente la tenemos y cuando la necesitamos nos ayuda”.

El es el más joven del equipo pero se ha ganado un lugar, muchos minutos y ser una importante opción de ataque. “Cuando arrancamos el torneo Escur me dio la responsabilidad de ser base que, en este equipo, realmente no es poco. Trato de mejorar para ayudar al equipo a hacer lo mejor, hoy me tocó anotar muchos puntos a mí, pero todos estamos para aportarle al equipo lo que éste necesita para seguir sumando títulos”, dijo con una sonrisa Marsal y se fue a festejar con su gente. Merecido lo tenía…