Sociales

Hoy tiene continuidad

Ciclo de cine en Claromecó

30|06|19 10:40 hs.

 Por Marina S. Andreasen 


Hoy a las 19 tendrá lugar el segundo encuentro del ciclo de cine organizado en el Espacio de Arte Quelaromecó, propuesto y coordinado por Matías Casal y Renato Fiadoni. 

El ciclo consta de la proyección de una película cada quince días, con la intención de recorrer distintos países a partir de relatos cinematográficos diversos. Los días y horarios de los encuentros irán variando entre viernes, sábados y domingos, de tardecita o noche, según las disponibilidades del lugar y teniendo en cuenta otras actividades que se desarrollen en la localidad. 

Los coordinadores, por su parte, harán una breve contextualización previa, con la intención de aportar información que enriquezca la recepción, referida tanto a cuestiones históricas o culturales a las que refieren las películas, como así también en relación a características propias de la producción y el lenguaje cinematográfico. 

Una vez finalizada la película se dará lugar a la expresión de puntos de vista y sensaciones, a modo de intercambio o debate entre los presentes. En relación a este punto, y haciendo referencia al primer encuentro, Renato expresó que “Se arma una situación muy constructiva de aprendizaje, porque no todos sabemos lo mismo al momento de mirar una película, ni se nos ocurren las mismas cosas después”. 

Proyecciones 
Según expresaron los organizadores, el ciclo puede ser pensado en relación a tres grandes objetivos: darle una sala cinematográfica a Claromecó y la zona, poder funcionar como un recurso educativo, y abrir un canal de arte cinematográfico, que permita el encuentro con otro tipo de cine, no necesariamente comercial ni tan fácilmente accesible por otros medios. 

Una vez que la propuesta esté instalada en la comunidad, la idea es que puedan acercarse también otros actores para trabajar en conjunto. Una idea fuerte, en este sentido, es poder articular actividades con docentes, para que los y las estudiantes de Claromecó puedan ir al ciclo de cine, y luego trabajar contenidos relacionados en las aulas. Otra intención, en ese sentido, es apoyar a los productores de contenidos locales, habilitando el espacio para su difusión. 

Caminos que se encuentran 
Tanto Matías como Renato tienen trayectorias vinculadas al cine y la fotografía, ya sea como estudiantes, con experiencias laborales o como aficionados a estas ramas del arte. 

Autoconsiderado “un cinéfilo, con algunas herramientas teóricas”, Matías Casal estudió en Buenos Aires, en la escuela de cine de Eliseo Subiela, a finales de los años 90, y también estudió fotografía. 

Renato Fiadoni, por su parte, comenzó a estudiar cine en la Facultad de Bellas Artes de La Plata, y luego Dirección de Fotografía en una escuela de Buenos Aires. Su mayor formación, sin embargo, fue en el área de la televisión, ya que durante varios años se desempeñó como editor, y luego como camarógrafo, para el canal QM Noticias, de la ciudad de La Plata. 

Hoy, esos caminos se encuentran y las distintas trayectorias confluyen en un proyecto común. “Queremos estimular la actividad socio cultural de la localidad, que generalmente se concentra en dos o tres meses del año. Cada vez somos más los que vivimos acá y tenemos ganas de encontrarnos en el invierno también” expresó Matias. 

Los organizadores coinciden en que la posibilidad de hacer este ciclo se da gracias a la colaboración de Erika Raab, coordinadora del Espacio de Arte; la Biblioteca Popular Bernardo Houssay, que habilita la pantalla; y a la delegación que les presta el proyector, a quienes manifiestan su agradecimiento. 

Para hoy
“El abrazo de la serpiente. Un sueño amazónico”, es una película colombiana que narra dos historias, ocurridas entre 1909 y 1940, durante la fiebre del caucho, en el Amazonas. Ambas historias son protagonizadas por un chamán, sobreviviente de la tribu, y un viaje que realiza con un científico alemán y otro estadounidense, en busca de una misteriosa planta sagrada. 

La película es apta para mayores de 13 años, y la entrada tendrá un valor de 50 pesos.