La Ciudad

DíaDelArquitecto

El desafío de la accesibilidad universal

30|06|19 19:48 hs.

Se conmemora mañana un nuevo Día del Arquitecto Argentino y LA VOZ DEL PUEBLO invitó a José Duca y a Horacio Caletti para hablar sobre la actualidad de la profesión. Una de las primeras cuestiones que surgió en la charla fue la accesibilidad universal, el gran desafío que enfrenta hoy el urbanismo. 


“La accesibilidad universal es la nueva temática que se da a nivel mundial en lo que tiene que ver con el urbanismo. El enfoque respecto a la discapacidad ha cambiado, ahora lo que se busca es incluir a todos”, explica Pepe Duca. “Hay ciudades de 2000 años, totalmente intrincadas, inaccesibles, entonces se está estudiando eso. A su vez, ha cambiado también la visión del ser humano, que tiene muchas insuficiencias y hay que atenderlas”, agrega. 

Dentro de esa accesibilidad universal, se está tratando también la accesibilidad cognitiva. “¿De qué se trata? Que cualquiera pueda comprender la ciudad o el espacio urbano en el que esté. Por ejemplo, si estás en Grecia, y no conocés el idioma, que puedas comprender igual la cartelería”, cuenta Pepe. 

Es decir, así como uno hoy se da cuenta la figura o el cartel que indica que en determinado lugar hay un baño, eso poder trasladarlo a otras cuestiones.


Horacio Caletti y José Duca, integrantes de la delegación Tres Arroyos del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires


Grafismo
Justamente, a principios de junio disertó en Olavarría una arquitecta argentina que vive hace 40 años en España y se especializó en accesibilidad cognitiva. “Desde su estudio empezaron a tratar de transformar lugares históricos turísticos para que sean accesibles para personas con discapacidad, y también para cualquier persona sin conocer el idioma, para personas mayores; todo a través de grafismo”, completó Pepe. 

En este sentido, Horacio Caletti, entiende que el rol del arquitecto es fundamental “por la parte física y por la parte cognitiva. Y es una de las cuestiones a las que más apunta nuestra carrera. Porque a pesar de ser una carrera de ciencia o técnica, también es de arte y muy social”. 

Volviendo a la accesibilidad universal, Duca cuenta que el municipio “todas las obras nuevas las está haciendo con accesibilidad universal, me refiero a que tienen rampas, a baños aptos para todos. Sí, en cambio, haría falta más una accesibilidad desde el punto de vista urbanístico, y en las calles”. 

A esto Caletti le suma las obras individuales. “Hoy cualquiera hace lo que quiere, no hay un respeto a la reglamentaciones, por ejemplo se hacen las dársenas que son obstáculos para un ciego, o para una persona mayor, o para cualquiera que camina de noche”. También marca que, por ejemplo, la no poda de las ramas bajas de los árboles, o los macetones ubicados en las veredas dentro de la línea municipal “son cuestiones que entran accesibilidad, y no se trata de aspectos que demanden grandes inversiones”, coinciden los arquitectos. 

Está claro que, al igual que muchas de las profesiones tradicionales, los nuevos tiempos y los nuevos escenarios se presentan como un desafío. “La idea del colegio, que por ahí muchos lo toman como que uno mete palos en la rueda, es tratar de hacer las cosas sustentables. Porque después, lo que hacemos mal lo pagamos nosotros, el Estado”, dice Duca. 

“Las acciones a encarar tienen que ser sustentables, que no te generen problemas en un futuro. Todo lo que vos hacés sin planificar, en un futuro lo vas a estar sufriendo. Siempre lo digo con la arena de Claromecó, que es una improvisación tras otra, porque hoy hacés algo que ves muy lindo, pero dentro de 20 años vas a ver la playa erosionada y te vas a dar cuenta que lo que hiciste no era lo correcto, porque los especialistas te dijeron que no”, advierte Caletti.