La Ciudad

Acto en conmemoración del fallecimiento de Perón

Con “asignaturas pendientes”, el PJ empieza “a caminar en unidad”

02|07|19 09:34 hs.

La Mesa Sindical organizó ayer el acto para recordar los 45 años del fallecimiento del ex presidente, Juan Domingo Perón. El evento se desarrolló frente al busto ubicado en el interior del Palacio Municipal, donde los gremios leyeron un comunicado que reivindicó la figura del líder de un movimiento social que sigue vigente; y que además trazó una mirada medianamente optimista con respecto a la actualidad de la fuerza política que tendrá dos propuestas para las próximas Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). 


El documento leído afirma que: “Hoy es un nuevo aniversario del fallecimiento del entonces presidente de la Nación Juan Domingo Perón. El 1º de julio de 1974 el país se conmocionó con la muerte de una de las máximas figuras de la historia contemporánea nacional, y el único que accedió tres veces a la primera magistratura, despertando amores, fanatismos y odios. 




“Ese lunes lluvioso, moría el hombre, pero no nacía el mito, porque el mito ya había nacido décadas antes. Sí se iniciaba en el país la época del ‘peronismo sin Perón’, del Partido Justicialista sin su creador, de los gobernantes evocándolo e interpretándolo. 

“La noticia de la muerte de Perón, a los 78 años, fue confirmada por su esposa y entonces vicepresidenta, María Estela Martínez, quien quedó a cargo del Poder Ejecutivo hasta el golpe de Estado, que llegaría casi dos años después. 

“‘El presidente de los argentinos ha dado a su patria y al continente latinoamericano la más grande expresión de grandeza y humanismo cristiano. Entregó su vida en holocausto a la libertad pacífica de los pueblos. Hasta sus últimos instantes trabajó por la unidad nacional, continental y universal. Con gran dolor debo transmitir al pueblo el fallecimiento de un verdadero apóstol de la paz y la no violencia’, anunció Isabel Perón, para desconsuelo de quienes lo amaban.

“La última aparición en público del líder, había tenido lugar el 12 de junio del 74, cuando ante miles de simpatizantes que se habían congregado en la Plaza de Mayo, el general lanzó la histórica frase: ‘Mi único heredero es el pueblo’. 

"Me llevo en mis oídos la más maravillosa música que, para mí, es la palabra del pueblo argentino", dijo ese día, con sabor a adiós. 


Diferentes referentes gremiales participaron de la ofrenda floral durante el acto donde además se leyó un documento



“El general también aportó a la historia nacional su figura femenina clave e ícono del siglo XX: su esposa Eva Duarte, aunque ella brilló con luz propia y trascendió al movimiento justicialista. 

“A partir de Perón, la justicia social para los argentinos, hombres y mujeres que vivimos de nuestro propio trabajo, quedó definitivamente incorporada a nuestras vidas. Otorgando al pueblo trabajador, una clara participación ciudadana con fuerte protagonismo político y organización, cimentando los ejes de todas las circunstancias sociales, económicas y políticas, vigentes en el país. 



“Hoy vemos que se entrelazan los caminos de los peronistas y se transitan caminos de la unidad que mejor regalo le podemos hacer al general Perón. Tenemos algunas asignaturas pendientes, pero empezamos a caminar en unidad para reivindicar sus políticas, su historia y su legado. 

“Como sindicalistas a él le debemos nuestro mayor homenaje por su lucha en defensa de los derechos del trabajador argentino, la dignificación de nuestro trabajo y la comprensión solidaria de la comunidad para alcanzar los más altos niveles de justicia social”.