La Ciudad

El miércoles por la noche falleció Eugenio Ballester

“Eugenio dejó una huella en esta vida”

05|07|19 12:14 hs.

El miércoles por la noche falleció Eugenio Ballester. El Loco tenía 76 años, una larga y rica trayectoria en el gremialismo agropecuario y su fallecimiento, producto de un ataque cardíaco, conmovió a todo Adolfo Gonzales Chaves y también retumbó en el resto de la provincia. “Era un dirigente muy respectado y muy reconocido, que hizo mucho por el campo”, sintetizó Matías de Velazco, presidente de Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) y sobrino segundo del chavense. 


Durante gran parte de su vida, Ballester fue un gran defensor de los derechos de los productores agropecuarios a través de su gran actividad como gremialista rural. Su participación en las entidades del campo comenzó en lo que la ciudad de Chaves fuera la Sociedad Rural Civil, como también de la FUSAV y la Asociación de Productores del distrito, en la que llegó a ocupar la vicepresidencia. 

Eugenio provenía de una familia muy tradicional de Chaves, el establecimiento donde vivía, denominado El Bagual data del año 1860, antes de que se fundara el pueblo, y fueron sus antepasados prósperos hacendados. 


Eugenio tenía 76 años y una rica trayectoria en el gremialismo rural. De Velazco y Ballester en la ruta, en 2008, durante el conflicto por la 125. Eugenio fue uno de los que más se comprometió con el reclamo


Ballester era muy conocido en toda la provincia por su forma de defender las causas de los productores agropecuarios, fundamentalmente sosteniendo sus argumentaciones con vehemencia, característica que lo distinguía. Tuvo una activa participación en el año 2008 durante el paro del campo por la imposición de la Resolución 125, participando en muchas asambleas realizadas en diferentes puntos de la provincia, a las cuales amablemente trasladó al cronista de LA VOZ DEL PUEBLO. 

“Fue algo inesperado, hasta el martes estaba bien, pero tuvo un problema de corazón. En un principio, la noticia me shoqueó, pero después puse por delante los buenos recuerdos de él. Y lo que puedo decir que fue un tipo que pasó por la vida dejando una huella, haciendo camino”, aseguró De Velazco.

Antes de ponderar sus virtudes como gremialistas, el presidente de Carbap se refirió a Eugenio como persona. “Era un tipo hosco, pero en el fondo era un tierno. Fue un tipo de primera, una buena persona y un hombre con un compromiso muy fuerte con el gremialismo agropecuario”, contó. 

“Eugenio era un dirigente de base, muy frontal y que respetaba la palabra y los códigos. Nunca buscó su interés personal, siempre trabajó por los demás”, agregó De Velazco, para luego recordar que en 2018, El Loco recibió el premio “Pilar” de Carbap, un reconocimiento que la entidad gremial entrega una vez por año y a un solo dirigente. 

“Tenía una tendencia muy marcada hacia lo que es la seguridad, entonces, su ámbito de trabajo era más que nada toda la interacción con la policía, y llegó a ser un referente en la seguridad de la provincia de Buenos Aires”, indicó. 

Por último, además de afirmar que Chaves y Carbap “perdieron a un dirigente valiosísimo”, De Velazco sentenció: “Todo el mundo lo conocía como El Loco Eugenio o El Loco Ballester, pero en realidad él era el más sensato de todos”.