La Ciudad

Desde la CGT Regional

Denuncian la suspensión de turnos, para la moratoria previsional

05|07|19 10:33 hs.

Con el título de “Cuando la condena a la marginalidad se disfraza de progresismo”, la CGT Regional emitió un comunicado con el cual rechaza fuertemente las reformas previsional y laboral que impulsa el Gobierno Nacional. 


El comunicado que lleva las firmas del secretario general local de la central obrera, Humberto Salaberry, y el secretario de Prensa y Difusión y Derechos Humanos, Adolfo Olivera; exige a la administración del gobierno de Cambiemos –entre otros puntos- que “prorrogue la moratoria previsional vigente” después que se advirtiera que existe la posibilidad de que mujeres con posibilidad de acceder al trámite se vean privadas del turno con el cual poder gestionar el beneficio. Desde la entidad gremial afirman que los mismos fueron “suspendidos”. 

A continuación el comunicado: “Cuando en el inicio de la gestión de Néstor Kichner el desempleo, la exclusión y la marginalidad alcanzaban niveles jamás recordados en nuestra historia, se hacía necesario imponer políticas de Estado que de la mano de la imaginación crearan condiciones económicas que lograran paliar la aguda crisis heredada. 

“Tal fue el caso de la PAD (Prestación Anticipada de Desempleo) que daba cobertura previsional de manera excepcional a aquellos trabajadores que habiendo sido excluidos del mercado laboral, pero contando con un determinado requisito de edad y la mínima de servicios, salieran de esa situación degradante de la condición humana. 

“Aquellas compatriotas que podrían acceder al trámite ven frustrada la posibilidad al no otorgárseles un turno, dado que los mismos han sido suspendidos”, afirma la CGT Regional.


“Asimismo, y como continuidad de una política inclusiva y abarcativa de los sectores más desprotegidos, se fueron dictando una serie de normativas legales tendientes a continuar cobijando a todos aquellos habitantes que de una u otra manera se encontrarán subsistiendo por fuera del sistema económico formal. 

“Las distintas posibilidades de acceder a beneficios previsionales mediante el pago de sumas dinerarias adeudadas por quienes fueron sus patrones, los que por el no cumplimiento oportuno de la legislación habían dejado a la deriva a tantos compatriotas, fue la forma de compensar la desidia general que tuviera como víctima a quienes pretendían acceder a un derecho.

“Estas posibilidades que fueron prorrogándose en el tiempo, nos encuentra hoy ante la realidad de que a menos de un mes del vencimiento de la última, de manera demagógica e insultante de las necesidades ajenas, se extienda su vencimiento sin modificar los períodos a incluir en la misma, lo que deviene “casi” en abstracto la rimbombantemente anunciada medida. 

“Y como para refrendar nuestra postura advirtiendo sobre la ineficacia de la medida tan glamorosamente anunciada, aquellas compatriotas que pudiendo acceder al trámite veían frustrada la posibilidad de hacerlo por falta de aportes en el mercado laboral, observan pasar la modificación de la normativa con un dejo de amargura ya que si hoy con sesenta años no logran acreditar cuatro de servicios con aportes, menos aún podrán demostrar que cotizaron siete con sesenta y tres de edad. 

“Para colmo de males, y como para nuestra basta un botón, denunciamos que ratificando la pretensión electoralista de la nueva medida, aquellas compatriotas que podrían acceder al trámite ven frustrada la posibilidad al no otorgárseles un turno, dado que los mismos han sido suspendidos. 

“Cabe señalar que el rumbo iniciado por la actual administración nacional priva de turnos a las potenciales beneficiarias de una jubilación, pero no a aquellos que desesperados por el vencimiento de los servicios públicos privatizados que no llegan a abonar la liquidación, deben solicitar un crédito a tasas usurarias otorgado por el mismo estado que redujo sus haberes al modificar la fórmula de movilidad. 

 “Es por eso que como entidad madre de los trabajadores exigimos al Gobierno Nacional que prorrogue la moratoria previsional vigente con ampliación de los períodos a incluir; que modifique la política económica y que se abstenga de continuar con la aplicación de políticas de hambre. No a la reforma laboral y previsional”.