Interés General

Análisis del biólogo tresarroyense Juan Piscicelli

¿Qué pasa con los peces?

07|07|19 18:45 hs.

A partir de una pregunta que se plantea el biólogo tresarroyense Juan Piscicelli (foto), el Conicet le aprobó a él y a dos investigadores que lo dirigirán, un proyecto para investigar durante los próximos cinco años las variaciones de las comunidades de peces en el litoral marítimo, a través de un registro de pesca de costa que comenzó a elaborar a partir de los datos de los clubes que organizan concursos sobre los distritos donde se fomenta esa práctica recreativa. 


Su investigación -con la cual hará su doctorado- contempla cubrir las variables de información por especie y hasta de estilos de pesca de costa efectuada entre Mar Chiquita y Marisol. “Nace de la pregunta ‘¿qué está pasando con los peces?’ y por qué a ésta información, que es muy valiosa, no se le estaba dando importancia. A partir de eso con Leonardo Venerus y Luciano Valenzuela elaboramos un proyecto que el Conicet aprobó y nos dio la beca para el doctorado”, afirmó. 

Es así como ya siendo becario del doctorado del Conicet, se encuentra trabajando en el Laboratorio de Ecología Evolutiva Humana que depende de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional del Centro, en Quequén. 

Piscicelli contó a LA VOZ DEL PUEBLO que su tema de estudio trata sobre la pesca recreativa con línea –de costa- en el sudeste de la provincia de Buenos Aires. “Lo hago con la dirección de Leonardo Venerus que es un ictiólogo del Centro Nacional Patagónico de Puerto Madryn, y Luciano Valenzuela (también tresarroyense) que es investigador del Conicet y está en el laboratorio”, apuntó. 

 “En Europa han hecho punta y se está viendo que cada vez hay más pescadores, esto se está comprobando y está cambiando las estructuras de las poblaciones”, dijo Juan Piscicelli  


Los primeros pasos dados para darle cauce a sus estudios sobre qué ha pasado en las últimas décadas con los peces que se encuentran al alcance de los pescadores de costa, lo ha llevado a contactarse con organizadores de eventos pesqueros, de los que, incluso, participa efectuando el control biológico de las piezas. 

“Lo que estamos haciendo es a través de estudios históricos y de las capturas que se puedan tomar registro desde los clubes de pesca para analizar las variaciones de las comunidades de peces a través del tiempo. La idea es ver cómo han cambiado las estructuras de las poblaciones. Como por ejemplo la corvina negra, que ya no se pesca tanto como antes”, expresó.

Constatar y comparar 
Remarcó que apoya su investigación en los clubes de pesca porque requiere de constataciones verificadas y fiscalizadas, datos que en materia investigativa hasta ahora se desconocen. Y añadió que “si bien en Mar del Plata está el Inidep (Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero), queremos constatar la información que tenemos y compararla con la base de datos de barrido de buques a puerto, porque de costa no se sabe nada”. 

Asimismo contextualizó el interés por llevar adelante sus estudios por considerar que es una forma de relevar la información que en otros lugares del mundo ya se está haciendo. “En Europa han hecho punta y se está viendo que cada vez hay más pescadores, esto se está comprobando y está cambiando las estructuras de las poblaciones, porque hasta no hace mucho no se tenía en cuenta y es un efecto negativo sobre la pesca recreativa”. 
 
“Recién arranca” 
El investigador que tendrá en cuenta a los pescadores a la hora de hacer estudios poblacionales, algo que no se hacía hasta ahora, proyecta “monitorear zonas de pesca, ver qué tipo de carnada se usa, en qué zona, a qué pez le tiran, y a qué distancia”, por ejemplo. 

Entre los objetivos que busca determinar están los efectos de la pesca recreativa, “sobre cómo van cambiando las poblaciones, o no. Esto recién arranca. No podemos concluir nada todavía”, manifestó en alusión al inicio del trabajo que le demandará los próximos cinco años.