Deportes

Análisis

Desde el Escolar

08|07|19 14:52 hs.

La caída de ayer de Colegiales tuvo dos puntos clave, por un lado la deslucida tarde de su arquero Humberto Merlo y por otro la falta de un socio en la ofensiva para José Manuel López, el jugador más desequilibrante del partido. 


La lucha para recuperar el balón y la intensión de jugar estuvieron, pero los factores anteriormente nombrados impidieron que la suerte sea otra. López fue el “distinto” del partido, porque cuando la pelota pasó por sus pies se vio lo mejor del Escolar, y aunque en la mayoría de las ocasiones terminó bien la jugada con algún remate o habilitando un compañero, le faltó quien finalice la jugada con el toque a la red. 

El punto más positivo del conjunto de Amestoy fue haber jugado de igual a igual ante el experimentado (y acostumbrado a jugar finales) equipo de Huracán. Sin dos piezas clave como Alejandro Caro (suspendido y lesionado) en defensa y David Boquín (emigró al fútbol extranjero) en ataque y vital en el juego ofensivo, el planteó siguió siendo el mismo que le dio la chance de quedar empatado en puntos en el primer lugar del Apertura con su rival de ayer, aunque quizás un poco menos lucido que en partidos anteriores. 

Otro factor importante a mejorar, y ya pensando en el futuro, será la parte física ya que los últimos minutos el equipo sintió el desgaste y aunque se adueñó de la pelota no tuvo ideas para inquietar al arquero rival.