La Ciudad

Tras el reciente temporal

Erosión costera: Los enquinchados siguen dando buenas señales

09|07|19 09:26 hs.

Las imágenes de retención de arena que los enquinchados ubicados entre Postra del Faro y avenida 42 generaron durante el último temporal de viento en Claromecó, confirma que el sistema aplicado para contrarrestar los efectos de la erosión costera está dando, de a poco, resultados positivos. 


Así lo entiende Néstor Zoquini, trabajador del área de turismo en el Ente Descentralizado Claromecó Servicios Turísticos.  

Con los desagües 
“Realmente están funcionando muy bien, es la tercera o cuarta vez que la maquina devuelve la arena al mar, están acumulando arena”, afirmó. Y explicó que “se ve claramente que el agua que baja por la avenida costanera, cambió de circulación. La acumulación de arena que generó el enquinchado hizo que el circuito del agua, que en un momento venía directo, empezó a ir hacia el faro como buscando mucho más el desnivel”, resaltó como dato positivo a la hora de valorar el efecto que tuvo en el manejo de desagües que suele dejar profusos socavones sobre la playa.  

Asesorados 
Valoró en este sentido que “un detalle no menor es la información que me dieron el geólogo Federico Islas y su equipo, entre ellos Germán Bertola”, dijo Zoquini en relación a los investigadores que llevan adelante el estudio del impacto de la erosión costera en las playas del distrito y que por el mes de marzo se encontraron con él para asistirlo sobre cómo potenciar los resultados del enquinchado puesto en funcionamiento sobre la costanera claromequense. 

“Hay mucho por mejorar como en cambiar el paradigma totalmente de la construcción sobre el pie de los médanos”, opinó el responsable de la colocación de los enquinchados.


“A raíz de eso claramente lo mejoramos y están funcionando, así que los próximos enquinchados se colocarán de forma perpendicular, tal como nos dijeron los geólogos que siguen haciendo el estudio”, contó en referencia a una de las últimas mediciones efectuadas sobre el sistema de retención de arena. 

Zoquini, quien se capacitó en el CRESta cursando la Diplomatura en Educación para la Conservación del Territorio –perteneciente a la Universidad Nacional del Centro (UNICEN)- contó también que recibe permanentemente asistencia y sugerencias de parte del equipo del Doctor en Geología, Federico Isla. Dijo al respecto que “nos envían material para seguir profesionalizando el sistema, que es muy importante, sobre todo la toma de conciencia social que me interesa empezar y seguir trabajando la conciencia social, que es lo que me interesa también trabajar”. Y agregó que “hay mucho por mejorar como en cambiar el paradigma totalmente de la construcción sobre el pie de los médanos”. 

“Están funcionando, así que los próximos enquinchados se colocarán de forma perpendicular, tal como nos dijeron los geólogos que siguen haciendo el estudio”, contó Zoquini


Más enquinchados 
En lo que es la tercera temporada con el sistema dispuesto sobre la costanera, suman hasta el momento seis enquinchados. Dos fueron colocados en el primer año, cuatro durante el siguiente, y para el actual Zoquini prevé instalar otros en la zona comprendida entre la bajada del Club Náutico y las casas del Bellocq. 

Incluso confió el trabajador del organismo descentralizado que su experiencia fue requerida en destinos turísticos como San Cayetano y Monte Hermoso, ciudades desde donde fue convocado para explicar las técnicas del armado de los enquinchados con los que Claromecó -en la actualidad- lucha para dejar de perder en mayor recurso de la playa. 

Acerca de la capacitación que recibió en el Centro Regional de Estudios Superiores de Tres Arroyos, contó está enfocado hacia “el eco turismo y lo que es amigable con el entorno de un destino turístico. Ese curso si bien fue relacionado a las aves, lo estoy adaptando a la educación ambiental y el eco turismo mundial”, precisó en el cierre de sus expresiones para La Voz del Pueblo. 

Los enquinchados lograron contener una buen cantidad de arena que las máquinas van devolviendo hacia la playa, según Néstor Zoquini